Sevilla FC 2 – 0 CD Mirandés: Un Sevilla con desidia y fallón coge ventaja

El Sevilla FC pone un pie en las semifinales de la Copa del Rey ante un buen Mirandés, que puso ilusión y ganas, frente a un equipo local que le cogió asco al partido y que pensó que andando podía doblegar fácilmente al contrario, con una afición como testigo que presenciaba entre enfados y pitos la ausencia de intensidad de los jugadores sevillistas.

Salía el equipo de Unai Emery con muchos cambios respecto al once de gala, dando la titularidad al joven David Soria (que parece desplazar a Beto como tercer portero o a la parrilla de salida), la vuelta de Mariano, Reyes, Konoplyanka o la continuidad de Gameiro como delantero en detrimento de un Fernando Llorente que sigue estando más tiempo sentado en el banco que en el césped jugando.

La primera parte transcurrió con un Sevilla con poca intensidad, que no lograba zafarse de la presión y las ganas de un motivado conjunto burgalés que intentaba llegar a las inmediaciones del portero madrileño con más empuje que convicción. Pero a pesar de poner toda la carne en el asador, el equipo entrenado por Carlos Terrazas no logró marcar gol y la calidad de José Antonio Reyes, que fue el único en el cuadro local que quería jugar el partido, decantó las ocasiones de lado hispalense.

De Burgos Bengoetxea debió parar con tarjetas las interrupciones continuas al jugador utrerano por parte de los visitantes, pero acertó concediendo los dos goles que aun en la línea, fueron completamente legales. El primero de ellos fue obra de N’Zonzi, que aprovechó un batiburrillo en el área para batir a Raúl y poner en ventaja a los suyos. Antes del descanso, solo destacar un balón al palo de Sangalli tras buena jugada colectiva del Mirandés.

Tras los primeros cuarenta y cinco minutos, Emery mandaría dos claros mensajes enviando al banquillo a un desafortunado Konoplyanka, que se ha desinflado con el pasar de las jornadas, y manteniendo a Gameiro los noventa minutos y no darle la oportunidad a Llorente. Fue entonces cuando llegó el bajón físico del equipo de Miranda de Ebro, propiciando las ocasiones más claras de los jugadores del técnico vasco bajo la batuta de Éver Banega. Pero una y otra vez se encontraron con el buen partido de Raúl Fernández, evitando que los sevillistas se plantasen en Anduva con los dos pies en la siguiente fase.

Para tranquilidad hispalense y sobre la bocina, Vitolo aprovecharía el rechaze de Krohn-Dehli para encarrilar el partido, que no la eliminatoria, ya que los «jabatos» aún no han dicho su última palabra y venderán su piel muy cara antes de ser cazada. Desde luego que el Sevilla tendrá que esforzarse un poco más si quiere evitar sustos.

Ficha técnica:

Sevilla FC (2): David Soria, Mariano, Carriço, Kolo, Escudero, N’Zonzi, Iborra (Krychowiak, minuto 82), Reyes (Vitolo, minuto 72), Krohn-Dehli, Konoplyanka (Banega, minuto 60) y Gameiro.

CD Mirandés (0): Raúl Fernández, Galán, Gaffoor, Kijera (Eguaras, minuto 52), Carlos Moreno, Rúper, Provencio (Néstor Salinas, minuto 57), Fran Carnicer (Álex García, minuto 65), Javier Cantero, Abdón Prats y Sangalli.

Goles: 1-0, minuto 19: N’Zonzi. 2-0, minuto 93: Vitolo.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Colegio vasco). Amarillas para Kijera, Kolo, Abdón Prats, Escudero y Gaffoor

Juan Ignacio Borrallo

Técnico superior en imagen audiovisual. Licenciado en periodismo. Amante del fútbol justo y de un Periodismo de calidad.

También te podría gustar...