Sevilla FC 1 – 3 Manchester City: Repaso ‘citizen’

El Sevilla FC cayó (1-3) ante el Manchester City en partido de Champions League, competición en la que continuar se ha puesto muy cuesta arriba y todo pasa por vencer los dos encuentros que restan por disputarse y que la Juventus no venza ninguno de ellos. Los locales, en grandes fases, no comparecieron ante un rival que está varios escalones por encima en cuanto a calidad técnica y físico, y por momento dio todo un repaso al Sevilla, por lo que con esos ingredientes el resultado no puede calificarse de otra cosa más que de justo e incluso corto.

Arrancó el Sevilla con fuerza, espoleado por la impresionante atmósfera reinante por parte de la hinchada sevillista, que desde todo el día había arengado a su equipo en redes sociales, conminando a los correligionarios a que acudieran al Ramón Sánchez-Pizjuán con la bandera carmesí del centenario al que cantaba El Arrebato.

Sin embargo, enfrente no dejaba de estar el Manchester City, que en dos zarpazos en los primeros diez minutos se puso 0-2 en el marcador. Los jugadores del conjunto ‘citizen’ parecían imprimir una marcha más a su fútbol, lo que unido a las facilidades en defensa era sinónimo de desastre.

Para empezar, Coke dejaba una autopista a su espalda para que Sterling, libre de marca, marcara al primer toque sin necesitar que Sergio Rico se estirara. Apenas un minuto después, Coke recibía de nuevo la pelota perseguido por Sterling, caía ante su presión sin que el árbitro señalara falta y volvía a dejar a su equipo al borde del precipicio. Bony remataba en semifallo y aun así ponía en apuros al meta sevillista, cuyo despeje a un lado encontraba rematador en Fernandinho, que ponía casi imposible el encuentro.

El Sevilla estaba fuera del partido, la grada se enfadaba y los ingleses no hicieron más sangre porque Dios no quiso. Touré Yaya, Bony y hasta Jesús Navas estuvieron cerca de hacer el tercero mientras el Sevilla se recuperaba y volvía a cogerle el aire al partido… algo que le vendría en buena medida gracias a Coke, el más señalado de la noche. El ex del Rayo Vallecano se asociaba con Vitolo, el más inspirado (o el menos gris) de la noche, para llegar hasta la línea de fondo, salvar la salida de Joe Hart y colgarla al segundo poste, donde Trémoulinas lograba reducir distancias.

El gol hacía recuperar esperanzas entre los locales, pero todo quedó en nada cuando el duende de Los Palacios encaraba a su par como tantas veces hizo, pero esta vez como visitante. En esta ocasión a quien encontró fue a Bony, quien se postulaba para el remate solo en el punto de penalti con su marcador cubriéndole a unos dos metros. Con ese tipo de errores de poco sirve lamentar que el árbitro no señalara hasta dos posibles penalties, uno de ellos tras clara mano en el área de Touré Yaya con el árbitro en posición inmejorable para verla.

Tras el descanso el City seguía gobernando el centro del campo y atacaba cual martillo pilón. Primero Fernandinho partía la pelota al centro de la portería para que Sergio Rico lograra despejarla, y acto seguido Sterling habilitaba a Bony, pero su disparo se marchaba junto a la base del poste por poco. Por su parte, los sevillistas trataban de ganar presencia ofensiva y rondar el área, pero sus intentos no se traducían en ningún tiro a puerta.

En ese momento, Emery decidió mover el banquillo para efectuar su tradicional cambio de cromos sin variar el sistema de juego. Entraron Krohn-Deli, Mariano y hasta Immobile, que apenas rasca bola con el técnico vasco, pero fue para suplir a compañeros que desempeñaban la misma función, con lo que la táctica era la misma. Ni siquiera el perder en casa dos goles abajo movió a que el entrenador sevillista se estirara y dispusiera dos delanteros, al menos para que un mediocentro ‘citizen’ diera un paso atrás y aliviara la presión en el centro del campo y que así Banega dispusiera de metros para pensar. Unai Emery morirá con sus principios tácticos, los mismos que en el pasado le dieron resultado, pero las circunstancias (y la suerte) parecen no estar de su parte.

El encuentro carecía de historia para la hinchada local, la misma que se mostraba tan animosa en los prolegómenos y al inicio del partido, y que llegó a jalear a los ingleses cuando movían la pelota para escarnio de sus propios jugadores. Lo único que quedaba era el cambio de Navas para la cerrada ovación de la que siempre será su casa, pero ésta no se produjo, cerrándose así un encuentro que prácticamente entierra las opciones del Sevilla de seguir vivo en Champions.

Ficha técnica:

Sevilla FC: Sergio Rico; Coke (Mariano, m 54), Rami, Kolodziejczak, Trémoulinas; Krychowiak, Iborra (Krohn, Dehli, m, 46); Konoplyanka, Banega, Vitolo; Llorente (Immobile, m. 64).

Manchester City: Hart; Sagna, Otamendi, Kompany, Kolarov; Fernando, Fernandinho (Demichelis, m. 90), Touré, Navas; Sterling (De Bruyne, m. 72), Bony (Delph, m. 84).

Goles: 0-1, m. 29: Sterling. 0-2, m. 11: Fernandinho. 1-2, m. 24: Tremoulinas. 1-3, m. 36: Bony.

Árbitro: Oddvar Moen (Noruego). Tarjeta amarilla a Krychowiak (43′)

Luis Vilches

Periodista sevillano, fue al fútbol por primera vez a ver a D10S y la estrella fue Rafa Paz. Vivió en Londres, entrevistó a Gabilondo, jugó en el Tomares, le quiso el Betis y le dijo a un tal Sergio Ramos (de 14 años) que era mejor que él... Ahora en Madrid juntando letras donde le dejan.

También te podría gustar...