Sevilla FC 0 – 0 Atlético de Madrid: Estancados en la pizarra

No hubo despliegue de fútbol en el Pizjuán, pero sí de estrategia. En un encuentro tremendamente táctico, Sevilla y Atlético de Madrid se dejan los goles en la caseta a pesar de firmar un encuentro muy serio. En el cómputo global fueron mejores los de Emery, pero la falta de ocasiones penalizó en el resultado. La no victoria deja a ambos conjuntos muy lejos de sus aspiraciones.

Los primeros minutos fueron de tanteo. Simeone decidió sacrificar un delantero, Mandzukic, para poblar el centro del campo, sapiente de que allí tendría lugar la batalla. El Sevilla, desplegando una intensa presión, pronto se hizo con los mandos en la medular y el Atleti quedó relegado al contraataque. Pero ni unos ni otros, con sus armas, consiguieron crear excesivo peligro en los primeros compases. Bacca fue uno de los pocos que intentaron sorprender desde lejos ante la falta de espacios: su disparo desde la frontal en el 13′ lo atajó en dos tiempos Moyá, quien de nuevo respondió muy seguro en el 16′ ante un chut desde la frontal del ‘9’ sevillista. El doble aviso del colombiano espoleó a los locales. Sólo un minuto después, una cabalgada de Aleix Vidal a punto estuvo de acabar en las redes de rebote, pero de nuevo el cancerbero atlético lo impidió.  Tal era el bloqueo inicial de los de Simeone que el primer disparo de los suyos llegó en el minuto 20 y de una falta directa que, por cierto, mandó al limbo Griezmann. Sin embargo, el arreón local fue un isla dentro de un océano.

Con el paso de los minutos la táctica fue madurando. Efectivamente, el espectáculo se quedó en la pizarra. El respeto mutuo resultó excesivo y el repliegue del Atlético desvaneció cualquier atisbo de choque eléctrico. Con todo ello, el Sevilla tuvo sus oportunidades. La mejor del primer tiempo, la que tuvo Iborra en el 26′: el mediocentro se anticipó a Miranda en un centro de Banega y su remate ante Moyá se estrelló en el palo. Pocos minutos después, otra vez Bacca asomaba en el área rival para rematar en semifallo tras deshacerse de su marcador, pero su chut se marchó alto. El campeón, peor plantado sobre el verde andaluz que el Sevilla, se limitó a defender y encomendarse a su velocidad a la contra. Así hasta el descanso. No hubo más sobresaltos en un primer tiempo menos eléctrico de lo esperado, pero medido al milímetro por Emery y Simeone. Las hostilidades nunca llegarían.

Sin cambios. Tampoco hubo concesiones de ningún tipo en ambos bandos en el arranque de la reanudación. Sí la hubo por parte de Clos Gómez, que perdonó la expulsión a Griezmann por una entrada con los tacos a la altura de la rodilla de Aleix Vidal. Al margen de polémicas, algo tan efectivo en Atlético y Sevilla como son las jugadas de estrategia cayeron también en el ostracismo. Los primeros minutos del segundo tiempo se vieron copados por el balón parado, aunque sin mayor trascendencia.  A ello colaboró Moyá, que en el 55′ detuvo sobre la línea un remate de Iborra a la salida de una falta. No debió gustarle a Simeone lo que vio, porque muy pronto decidió darle entrada a Torres al terreno de juego, en busca de estirar a su equipo sobre el verde del Pizjuán. Y pudo acertar en el primer balón que tocó ‘El Niño’: una galopada del ’19’ rojiblanco no acabó en gol porque Griezmann no acertó a rematar el pase de la muerte que le sirvió Torres.

Con la entrada de Koke, el Atlético confirmó su paso adelante. La dupla hispano-francesa conformada en el segundo tiempo por Simeone conectó pronto para crear peligro. En el 69′, se asociaban para inquietar a Rico: Griezmann encontró espacio para la carrera y le sirvió un caramelo a Torres, cuyo disparo desde la frontal no fue del todo bueno. Emery respondió rápido metiendo a Reyes, que tuvo en el 73′ su primera oportunidad con un chut desde la frontal ajustado al palo de Moyá. Y en esa tesitura se movieron ambos conjuntos en el tramo final. Un cuarto de hora final en el que se asumieron ciertos riesgos en ambos bandos y se desataron las idas y venidas. Muy cerca estuvo Torres en pleno éxtasis de romper las tablas a falta de algo más de cinco minutos, cuando se fue de su marcador para sacarse un disparo ligeramente cruzado desde dentro del área. En el 89′ y casi a la desesperada, fue Mario Suárez el que se topó con Rico. Al final, ningún futbolista fue capaz de romper la enmarañada tela que sujetó el fútbol en la capital andaluza.

Con este empate, el Sevilla se descuelga a siete puntos de los puestos Champions. Uno menos necesita el Atleti para dar caza al liderato, que parece ahora el más difícil todavía. En el choque más prometedor de la jornada, Sevilla y Atlético de Madrid se quedaron estancados en la pizarra.

 

Ficha Técnica

Sevilla FC: Sergio Rico; Coke (Reyes min. 69), Arribas (Mbia min. 69), Kolo, F. Navarro; Iborra, Krychowiak; A. Vidal, Banega, Vitolo; Bacca (Gameiro min. 78).

Atlético de Madrid:  Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Gámez; Mario, Gabi (Koke min. 63), Tiago, Arda (Torres min. 58); Griezmann (Mandzukic min. 74), R.García. 

 

Árbitro: Clos Gómez (Comité Aragonés). Por parte del Sevilla, amonestó con tarjeta amarilla a Arribas (19′), Krychowiak (49′), Mbia (81′) y Banega (90+1′). En el Atlético, amonestó con tarjeta amarilla a Arda Turán (37′), Gabi (43′), Gámez (51′), Griezmann (52′), Mario Suárez (54′), Tiago (64′) y Miranda (87′).

Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán.

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...