Sevilla 4 – 1 Valladolid: Vuelta a la realidad

El partido devolvió a cada equipo a su lugar. El Sevilla, tocado tras el derbi europeo, despejó todo tipo de dudas y goleó a su rival. Los de Emery se impregnan de moral para el enfrentamiento ante el Betis. La otra cara de la moneda fue el Pucela. Naufragó a manos de los hispalenses y no mostró ni rastro del juego y la entrega que sí tuvo ante el Barça.

Pronto se vio el color que iba a tomar el choque. Los de Nervión, heridos en el orgullo tras su última batalla, imprimieron una velocidad más que los de Juan Ignacio. Gran despliegue de Rakitic, Gameiro, Marin y Reyes, es decir, sus hombres de ataque. Emery revolucionó el once, y dio descanso a Bacca. En el Pucela no funcionó el sistema que el míster blanquivioleta había empleado ante el Barcelona. El Valladolid notó en exceso las ausencias de Peña y Rubio. Para mayor desgracia, Fausto Rossi se tuvo que retirar antes del descanso por un dolor abdominal. Entró Óscar, al que se le espera pero parece que nunca llega.

Antes de ésto, el Sevilla ya se había puesto 2 – 0. Primero Rakitic, tras un penalti absurdo de Sastre. Después, Gameiro. Ni rastro del conjunto visitante en la primera mitad.

Más de lo mismo

La fiesta continuó en el Pizjuán. Tras la reanudación, nuevo penalti, muy dudoso y protestado, ya que Mitrovic tocó el balón con el pecho y Velasco Carballo interpretó mano del serbio. Gameiro transformó la pena máxima y el duelo estaba más que decidido. Carrusel de cambios en ambas escuadras con posterior participación de Diogo en dicha jarana: un gol del lateral puso el 3 – 0. Javi Guerra también quiso participar y puso la guinda visitante: 4 – 1. Décimo tercera diana del delantero pucelano, con permiso del portero Mariño, el jugador del Valladolid más destacado en esta aciaga temporada.

El último cuarto de hora no tuvo historia. En resumen, inyección de moral para el Sevilla, que se mete en plena lucha por los puestos europeos. Los de Emery cogen confianza de cara al próximo jueves. Deben remontar un 2 – 0 en casa del eterno rival, el Betis. Además, los 30.000 aficionados vibraron y arengaron a su equipo a dar la vuelta al marcador y pasar a la siguiente fase de Europa League. El Valladolid se queda tocado en posición de descenso, a 2 puntos de la salvación. Vital será el enfrentamiento de la próxima jornada ante el Rayo. No estará el lateral derecho, Rukavina, que vio su quinta tarjeta, por lo que JIM deberá recomponer su defensa ya que no tiene más futbolistas para dicho puesto.

Samuel Rodríguez

Plumilla pucelano, concretamente de la noble villa de Olmedo. Director de losotros18.com

También te podría gustar...