Sevilla 0 – 0 Valencia: oportunidad perdida

Duelo de grandes de la Liga de los otros 18. Dos cocos, que llevan tiempo dormidos y que querían despertarse, se enfrentaban empatados a puntos y con la idea de escalar posiciones para jugar en Europa la temporada que viene. Y es que el partido comenzaba a sabiendas, para ambos, de que tanto Athletic como Villarreal, habían pinchado, lo que le daba mucho más morbo. Con ritmos pausados de juego en los dos bandos se hicieron largos los primeros minutos. Ninguno de los dos se llevó el protagonismo en la primera mitad. Quizás un poco más el Sevilla, con más acercamientos sobre la puerta de Diego Alves pero que apenas llevaron peligro. Mucho ruido y pocas nueces.

Bacca y Alcácer tuvieron las más claras pero en el campo destacó uno sobre todos y ese fue Sofiane Feghouli. El argelino provocó las jugadas de más peligro en el cuadro che, tanto que el «8» valencianista fue derribado por Iborra dentro del área y el árbitro dejó seguir la jugada ya que Fede llegaba en segunda jugada. Iborra la cortó tirándose al suelo y quedándose con el balón entre sus brazos. Otro penalti que podría haber señalado Álvarez Izquierdo.

En el Sevilla el que más destacó fue su capitán Rakitic, activo en todo momento, y el que le dio sentido al poco juego mostrado por su equipo. La segunda parte empezó con más ritmo, menos mal. El Sevilla metió una marcha más y fue el que se llevó la posesión y con ella el protagonismo del partido. También en parte gracias a la expulsión de Ricardo Costa, que en los primeros minutos vio la segunda amarilla por una dudosa mano dentro del área.

A partir de ahí solo se vio a un equipo y ese fue el Sevilla. Con constantes jugadas dentro del área, puso en aprietos al conjunto blanquinegro, que solo hizo que esperar atrincherado en su campo una posible contra para adelantarse en el marcador.

Pizzi movió el banquillo para tapar el hueco que habia dejado Ricardo Costa con la entrada de Senderos por el joven canterano Fede Cartabia. Todo hacía prever una segunda parte cargada de emoción y sufrimiento. Y es que en el minuto 62 de partido, penalti a favor del Sevilla por una obstrucción de Bernat dentro del área al recién entrado Cheryshev, que luego sería expulsado por piscinazo. Diego Alves especialista nato y con un don que pocos cancerberos tienen en penas máximas, detuvo con la pierna izquierda al adivinar la intención a Rakitic. Y ya van 14 detenciones de penaltis en su exitosa carrera desde los once metros.

Después del penalti el Sevilla no bajó la guardia y siguió amenazando a un Valencia que se hacía pequeño por momentos y se volvía vulnerable al ataque de los sevillistas. Dos jugadas claras, un cabezazo de Iborra que paró el portero brasileño, y un disparo que Bacca no supo ajustar y salió cruzado.

Mucho ruido para un partido del que esperábamos algo más que un empate a cero, dadas las aspiraciones de los dos equipos. Sevilla y Valencia siguen empatados con 32 puntos y pierden una gran oportunidad de acercarse ese sueño europeo que cada vez parece más difícil.

Ficha técnica:
Sevilla: Beto, Coke, Fazio, Pareja (Gameiro) , Moreno, Carriço, Iborra (Cristóforo) , Reyes (Cheryshev) , Rakitic, Vitolo y Bacca
Valencia: Diego Alves, Barragán, Ricardo Costa, Mathieu, Bernat, Parejo (Joao Pereira) , Javi Fuego, Feghouli, Vargas, Fede Cartabia (Senderos) y Alcácer (Keita) .
Árbitro: Álvarez Izquierdo (colegio catalán) amonestó a Coke y Cheryshev por partida doble por parte del Sevilla y a Senderos, Parejo, Bernat, Vargas, Diego Alves y Ricardo Costa por partida doble por parte del Valencia.
Incidencias: Estadio Ramón Sánchez-Pizjuan, 35.000 espectadores y sin incidencias.

Raúl Molina

Periodista catalán de nacimiento pero valenciano de sangre y corazón. Su pasión, el fútbol y su gran amor, el Valencia.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Juan Ignacio Borrallo dice:

    Compañero, un breve comentario desde la perspectiva sevillista. Aquí están muy cabreados con Álvarez Izquierdo y con razón, de hecho se sigue sin entender las palabras en la rueda de prensa posterior de Pizzi quejándose de los árbitros o la portada de periódicos como SuperDeporte.
    Hubo 4 penaltis a favor del Sevilla (muy claros) que no se pitaron. Uno en el que derriba Senderos a Fazio dando una gran patada por detrás, que hubiera sido también segunda amarilla, el agarrón de Joao Pereira a Alberto Moreno que fue muy parecido al pitado en el Calderón a Bacca, la mano de Ricardo Costa que es dentro del área y el de Cheryshev (no hay piscinazo de Cheryshev, Mathieu le da una patada, por lo tanto penalti y expulsión injusta). También permitió las continuas pérdidas de tiempo de Diego Alves y de los propios jugadores chés.
    En mi parecer, el de Feghouli pudo ser penalti pero eso fue lo único de lo que se puede quejar el Valencia del árbitro, porque en el resto claramente lo benefició con los 4 penaltis no pitados.
    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *