Rijeka 2 – 2 Sevilla: M’Bia rescata del agujero al campeón

El Sevilla salvó los muebles en la segunda jornada de la UEFA Europa League ante el Rijeka, en un partido en el que empezó ganando y jugando a placer, pero que se complicó. Un penalti de ‘Kolo’, que le valió la expulsión, obligó al conjunto rojiblanco a ir a remolque el resto del encuentro, hasta el último suspiro, en el que M’Bia, el héroe de Mestalla, colocó las tablas en el marcador cuando se mascaba la tragedia. Un empate que sabe a gloria a tenor de lo visto, pero que no debe ocultar la mala imagen ofrecida por los sevillistas.

Los de Unai Emery tuvieron una puesta en escena acorde a lo que a priori se esperaba. El vigente campeón de la competición se mostraba muy superior a su rival croata, que le recibía en un agujero húmedo por estadio, excavado en plena roca y muy próximo al mar Adriático.

En una de sus llegadas, Iago Aspas se estrenó como goleador en partido oficial con el Sevilla. El gallego se zafó de su par al bajar un balón aéreo y cambiársela de pierna en un rápido amague, previo a un zurdazo raso imparable. Golazo tras el que se llegó al descanso en lo que parecía el preludio de un paseo militar.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. ‘Kolo’, lateral izquierdo francés reconvertido a central y de apellido impronunciable, arrollaba dentro del área a un atacante croata cuando encaraba a Beto. Penalti, expulsión, empate de Kramaric e inicio de otra historia bien distinta. Sobre todo cuando los croatas se ponían por delante con algo de fortuna después de que el remate inicial de Kvrzic fuera desviado de su trayectoria.

Iago Aspas (en la imagen perseguido por un jugador del Rijeka) fue el autor del primer gol sevillista Foto vía: estadiodeportivo.com

Iago Aspas (en la imagen perseguido por un jugador del Rijeka) fue el autor del primer gol sevillista
Foto vía: estadiodeportivo.com

El Sevilla andaba perdido, desnortado y sin rumbo, y por momentos parecía más cercana la puntilla por parte local que el empate visitante, al que la inferioridad numérica lastraba de forma considerable. Sin embargo, hay equipos formados por jugadores de raza que, cuando nadie espera nada, responden. La suerte de los campeones que le llaman, o simplemente no perderle la cara al partido hasta el pitido final. Así se llegó a un balón colgado al área a la desesperada para que M’Bia repitiera lo logrado en Valencia el mes de mayo pasado. Un gol que vale un empate, no el pase a una final, por lo que debe valorarse en su justa medida el punto logrado ante un equipo, a priori, muy inferior.

Ficha técnica:

Rijeka: Vargic, Tomecak, Mitrovic, Leskovic, Leovac, Jajalo, Cvijanovic, Jugovic, Moisés (Vesovic, minuto 88), Kvrzic (Zlomislic, minuto 74) y Kramaric (Krstanovic, minuto 83).

Sevilla: Beto; Coke, Dani Carriço, Kolodziejczak, Fernando Navarro; Krychowiak, Iborra; Reyes (M’Bia, minuto 57), Éver Banega (Trémoulinas, minuto 57),  Aleix Vidal; e Iago Aspas (Carlos Bacca, minuto 72).

Goles: 0-1, minuto 25: Iago Aspas. 1-1, minuto 53: Kramaric, de penalti. 2-1, minuto 67: Kvrzic. 2-2, minuto 91: Mbia.

Árbitro: Kenn Hansen, danés. Roja directa para Kolodziejczak. Amarillas para Cvijanovic, Kvrzic y Fernando Navarro.

Luis Vilches

Periodista sevillano, fue al fútbol por primera vez a ver a D10S y la estrella fue Rafa Paz. Vivió en Londres, entrevistó a Gabilondo, jugó en el Tomares, le quiso el Betis y le dijo a un tal Sergio Ramos (de 14 años) que era mejor que él... Ahora en Madrid juntando letras donde le dejan.

También te podría gustar...