Maribor – Sevilla: la Europa League como resurrección

Cambiamos de tercio. El Sevilla aparca por momentos su discreta temporada en la Liga española para volver a embarcarse en el sueño europeo. Para pasar este a priori sencillo envite (al equipo de Emery no se le da muy bien este tipo de encuentro, si no que pregunten por Santander), los hispalenses han tenido que viajar a orillas del río Drava, cerca de la frontera con Austria, la ciudad eslovena de Maribor.

Los de Unai Emery llegan con la obligación de pasar esta eliminatoria si no quieren dilapidar en los primeros compases una de las mayores ilusiones de su hinchada, conseguir su tercer trofeo de la extinta Copa de la UEFA.  El equipo de Nervión no pasa por su mejor momento tras varios partidos sin ganar y este puede ser el bálsamo para afrontar el último tramo de las dos competiciones en las que sigue vivo. También necesita la victoria el técnico vasco, que quiere espantar los fantasmas que llegan con el nombre de Joaquín Caparrós de cara a la próxima temporada.  Recupera a Marko Marin, que parece superar sus eternas molestias y puede que hasta sea de la partida de titular. También regresa el canterano Carlos Fernández a las convocatorias. Se esperan pocas novedades en el once, no quiere el Sevilla sorpresas, aunque tiene que tener mil ojos, ya que como dice el capitán del Maribor, el defensa Viler, «no llegamos a estos partidos con la bandera blanca». Pues eso, mucho cuidado.

El NK Maribor a fondo

Maribor es la segunda ciudad más grande de Eslovenia tras Liubliana. Tiene casi 150.000 habitantes y destaca por sus industrias, por ser un gran nudo ferroviario y de carreteras y por sus vinos. También tiene una estación de esquí muy conocida, Pohorje. El estadio en el que se desarrollan sus encuentros es el Stadion Ljudski vrt con capacidad para 13.000 espectadores. Curiosamente comparte década de construcción con el Ramón Sanchez Pizjuán, los años 50 del pasado siglo XX. En este partido de dieciseisavos ante el Sevilla tendrá un lleno absoluto, se ha colgado el «no hay billetes».

El equipo local, el NK Maribor, lleva sin jugar desde diciembre. Nunca ha descendido de categoría y han ganado once ligas, ocho copas eslovenas y tres supercopas. Los morados (tal como se les conoce en Eslovenia) juegan con dos brasileños, un croata, un bosnio y un macedonio, el resto son jugadores locales. Tienen como director deportivo un viejo conocido de la afición valencianista, Zlatko Zahovic. Fue eliminado por el Viktoria Plzen en los play offs previos a la Liga de Campeones, pasando a Europa League dónde se encuadraron con huesos duros de roer llamados Wigan, Rubin Kazan (el rival del Betis) o el Zulte Waregem. Hay que tener cuidado con el delantero Marco Tavares, con nueve tantos antes del parón (volverá la Liga en marzo) o el centrocampista Dejan Mezga, con 3 goles en la fase de grupos europea.

Esperemos que el Sevilla regrese de tierras eslovenas con una buena ventaja, que no eche de menos haber perdido banquillo durante el mercado invernal (Rusescu, Perotti, Rabello…) y así poder evitar sustos en el partido de vuelta.

Posibles alineaciones:

Sevilla FC: Varas; Diogo, Fazio, Carriço, Fernando Navarro; Cristóforo, Iborra; Cheryshev, Rakitic, Vitolo; Bacca.

NK Maribor: Handanovic; Miles, Rajcevic, Soares, Viler; Filipovic, Mertelj, Mezga, Bohar; Fajic, Tavares.

Árbitro: Istvan Vad (Húngaro)

Estadio Ljudski vtr (Maribor, Eslovenia):  21:05 horas, Gol TV Stadium

 

 

Juan Ignacio Borrallo

Técnico superior en imagen audiovisual. Licenciado en periodismo. Amante del fútbol justo y de un Periodismo de calidad.

También te podría gustar...