FC Krasnodar 2 – 1 Sevilla FC: Los hispalenses hincan la rodilla en Rusia

El Sevilla se dejó remontar en Krasnodar un partido trampa que puede comprometer la primera plaza del grupo. | Fuente: sevillafc.es

Después de cuatro partidos seguidos instalado en la cresta de la ola, al Sevilla le tocó anoche volver a oler el amargo perfume de la derrota en Krasnodar. Lo que parecía otro capítulo feliz del día a día nervionense, acabó tornándose en un partido trampa que los locales resolvieron con más fortuna que estética. El mensaje llegó claro y contundente al banquillo andaluz: no se puede rotar a medio equipo de la noche al día. Para cuando Machín escarmentó ya era tarde; las entradas del ‘Mudo’, Ben Yedder y André Silva no pudieron voltear un marcador que complica la primera plaza del grupo J pero que en ningún caso compromete la clasificación.

Para el partido, Machín sorprendió con la inclusión de una serie de jugadores que hasta el momento se han destapado más como parche de emergencia que como solución principal. Gnagnon sustituyó en el eje de la zaga a Carriço, mientas que Roque Mesa y Nolito dieron descanso a Sarabia y Franco Vázquez, pilares fundamentales de la buena racha sevillista. Arriba, revolución total. Muriel y Quincy Promes sentaron a la pareja de moda en la ciudad andaluza, Ben Yedder y André Silva, en la culminación de un lavado de cara poco efectivo a posteriori.

Y es que, pese al juego de posesión y el gusto por la iniciativa que viene destilando el conjunto de Pablo Machín, fueron los rusos quienes se mostraron más voraces y autoritarios durante los primeros minutos. Claesson avisó con un disparo desviado en el minuto 3, producto de una presión alta que dificultaba la salida de balón visitante. A punto estuvo también Muriel de abrir el electrónico en el 11′ con un remate acrobático, pero su intentona fue en vano. Una mera acometida en medio del bombardeo ruso que se avecinaba. Vaclik debió de santiguar el travesaño. Fue el palo largo el que escupió los remates de Mamaev, de cabeza a la salida de un córner en el 20′, y de Kaboré, con un disparo desde la frontal en el 24′. El Sevilla suspiraba de alivio en medio de tanta confusión.

Nolito convirtió el único gol sevillista con ayuda de la defensa del Krasnodar. | Fuente: sevillafc.es

Nolito convirtió el único gol sevillista con ayuda de la defensa del Krasnodar. | Fuente: sevillafc.es

Fue entonces cuando los rojiblancos adelantaron líneas para acorralar la furia rusa y atrincherarla en su propia área, desbocada e incontenible como parecía. Allí, los locales no pudieron evitar herirse con sus propias armas. Un disparo raso de Nolito en el 43′ a la salida de un saque de esquina de Banega fue remachado por Kaboré, que introdujo el esférico en su propia portería. Se adelantaba el Sevilla antes del descanso con un tanto de esos que llaman “morales”, ya que ponía por delante a quien menos lo había merecido.

La reanudación, sin embargo, despejó cualquier atisbo de esperanza. El Krasnodar volvía a la carga con los cuchillos más afilados que nunca. Fue Claesson en el 54′ quien volvió a protagonizar la primera ocasión clara, pero su mano a mano se marchó por la línea de fondo. A partir de ahí, el partido se volvió un correcalles en el que los golpes iban y venían. Muriel se fajaba con la defensa rusa buscando ampliar ventaja, pero sus remates fueron estériles. En el 61′ tuvo que dejar el campo por molestias y su hueco lo ocupó André Silva. A su lado, Promes, extremo de nacimiento, no acaba de encontrar su sitio en punta, sin posibilidad de correr al espacio. No tardaría en sustituirlo Ben Yedder en el 76′, cuando el Krasnodar ya había empatado el encuentro por medio de un disparo cruzado de Pereyra, recién ingresado en el césped.

Quincy Promes no acaba de encontrar su sitio en un Sevilla al que el año pasado pasó por encima con el Spartak de Moscú. | Fuente: sevillafc.es

Quincy Promes no acaba de encontrar su sitio en un Sevilla al que el año pasado pasó por encima con el Spartak de Moscú. | Fuente: sevillafc.es

Con las tablas en el marcador, la figura de Franco Vázquez, que entró al campo por Nolito, se agrandó y convirtió en el flotador de un Sevilla directo a la deriva. El Krasnodar había olido la sangre y quería seguir hincando el diente. Pudo volver a poner en ventaja el italo-argentino a los rojiblancos con un remate de cabeza y un disparo lejano que no hallaron tierra firme. Para colmo, el ex del Palermo provocaría la falta que costaría el partido a los sevillistas. Después de un obús de Ramírez que Vaclik acertó a despejar, Okriashvili mandó el balón a gol con una chilena en el corazón del área que desató el éxtasis en un estadio local que festejó los tres puntos como un tesoro.

Al Sevilla le tocará atarse los machos si quiere clasificarse a dieciseisavos de Europa League como primero de grupo. Con esta victoria, el Krasnodar se sitúa tres puntos por delante de los andaluces y el Standard de Lieja, que aún tiene que recibir a los de Machín. Abajo de la clasificación, con 0 puntos, dormita el Akhisarspor, que debería ser, a priori, una fuente de seis puntos para el conjunto de Nervión. Lo que está claro es que, si el Sevilla rompe a jugar como contra Madrid y Éibar, la afición del Sánchez-Pizjuán no tiene nada que temer.

Ficha Técnica:

F.C Krasnodar: Kritsyuk; Petrov, Martynovich, Spajic, Ramírez; Gazinskiy, Kaboré (Pereyra, min.69), Mamev (Suleymanov, min.73); Wanderson (Okriashvili, min.88), Cueva, Claesson.

Sevilla F.C: Vaclik, Navas, Sergi Gómez, Kjaer, Gnagnon, Arana, Roque Mesa, Banega, Nolito (Franco Vázquez (min.76), Promes (Ben Yeder, min.77), Muriel (André Silva, min.61)

Goles: 0-1, min. 43, Nolito. 1-1, min. 72. Pereyra. 2-1, min. 88, Okriashvili.

Árbitro: Martin Strombergsson (Suecia). Sin tarjetas.

También te podría gustar...