El Sevilla Atlético quiere seguir viviendo su sueño

El Sevilla FC vive un momento más que dulce con el periplo del Sevilla Atlético en la categoría de plata del fútbol, en la que es el único filial y, además, el conjunto más joven. Los sevillistas lograron un épico ascenso, y lejos de lo que en un primer momento se podía pensar, se han adaptado más que bien a la nueva categoría. Han convertido la parte alta de la tabla en su casa, y es que actualmente son colíderes con 23 puntos. Pese a que el conjunto nervionense no puede optar al ascenso a Primera división, los puestos de playoff son su hábitat natural, y la ilusión por hacer historia sigue intacta.

En el inicio liguero, los de Diego Martínez se abonaron al empate, ya que cosecharon hasta tres empates en las tres primeras jornadas. La derrota en la cuarta jornada a domicilio ante el Lugo significó el punto de inflexión, ya que una semana después, lograría el primer triunfo de la campaña en casa ante el Huesca. En la sexta jornada, el Levante, líder, doblegó a los rojiblancos en el Ciudad de Levante, lo que abocó al filial a sumar dos empates más en las dos siguientes semanas. Tras esos dos puntos, los nervionenses materializaron ya en resultados las buenas sensaciones dejadas desde el inicio, y tomaron carrerilla para encadenar hasta cuatro victorias consecutivas.

El Sevilla Atlético dio un golpe en la mesa venciendo en el Ramón Sánchez-Pizjuán a todo un Real Zaragoza, para reafirmarse una semana más tarde en el Nuevo Arcángel, donde batió al Córdoba CF. De nuevo lejos de casa, en Los Pajaritos, el Numancia fue su víctima, para culminar la espectacular racha en su feudo, venciendo al Elche. En Pucela, hace dos semanas, sufrirían la tercera derrota de la temporada, a lo que respondió el filial volviendo a dar la cara en su Estadio, pasando por encima de la UD Almería.

El Ramón Sánchez-Pizjuán sigue siendo, catorce jornadas después, un auténtico fortín. La afición sevillista ha respondido con el paso de las jornadas al llamamiento del equipo, llegando a rozar los 12.000 aficionados ante el Elche. Cuatro victorias y tres empates es lo que suman los sevillistas en su feudo; en total, tres derrotas, cinco empates y seis victorias es su balance. Además, el mérito del equipo es mayor, al haber tenido demasiados contratiempos en forma de lesiones de larga duración, como la de Carlos Fernández, otras que han impedido a algunos de sus efectivos estar disponibles en varios partidos, de convocatorias de las selecciones y de llamadas con el primer equipo. El último en llegar al barco, el delantero procedente del Espanyol B, Marc Gual, que aguarda aún su debut. Los sevillistas se han coronado como uno de los equipos revelación de la campaña, y la ilusión de un más que joven equipo, ya se ve, no tiene límites.

También te podría gustar...