Borussia Mönchengladbach 2 – 3 Sevilla FC: El campeón se impone en la bendita locura

El Sevilla FC logró una trabajada victoria en casa del Borussia Mönchengladbach tras imponerse 2-3 en la vuelta de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League, en un encuentro (y una eliminatoria por extensión) marcado por el altísimo nivel mostrado por ambos equipos sobre todo en la primera mitad, con hasta cuatro goles en los primeros treinta minutos de un partido que fue una bendita locura para cualquier aficionado.

El encuentro comenzó a un menor ritmo del que se esperaba inicialmente, con un conjunto local que parecía sin prisas por igualar la eliminatoria y, aunque la posesión era suya, dicha situación no transmitía excesivo peligro para los sevillistas, que encontraban cierta facilidad en el centro del campo. De hecho, la primera contra que trenzaron los visitantes fue mortal para los alemanes.

Así, una galopada por la derecha de Aleix Vidal sirvió para recuperar la pelota y habilitar a Banega, que encontró espacios en mediocampo, tiempo para pensar y devolverla al extremo llegado del Almería, quien la colocó en el corazón del área para que Bacca aprovechara para marcar ante la candidez de Stranzl, que reprochó a un compañero que el delantero colombiano le comiera la tostada.

La alegría duró poco para el vigente campeón de la UEFA, ya que diez minutos después de adelantarse en el marcador veía cómo Xhaka reponía las tablas en el marcador tras una buena combinación dentro del área. Podría decirse, eso sí, que el meta Rico pudo hacer algo
más en el tanto del suizo, que se le cuela bajo las piernas, si bien es cierto hasta tres jugadores le dificultaban la visión.

Sin embargo, escasos minutos después Vitolo pondría de nuevo al Sevilla por delante, al culminar de manera magistral un contragolpe tras el robo en el centro del campo de Vidal. El extremo canario batió con la pierna izquierda al meta local, a quien le traicionaron sus manos endebles, y redoblaba así las esperanzas blanquirrojas.

No obstante, la locura del fútbol estaba presente en el Borussia Park, ya que el 2-2 llegaría cuando se cumplía la media hora de juego. En este caso vino acompañado de cierta fortuna para los intereses teutones, ya que un despeje de ‘Kolo’ golpeaba en la bota de Raffael, habilitando así a Hazard, que fusilaba al joven portero sevillano. Nuevo mazazo para los visitantes, ilusiones renovadas para el ‘Gladbach’, que empezaba a poner cerco al área sevillista, aunque finalmente se llegó al descanso sin que se moviera nuevamente el marcador.

Ya en la segunda mitad, la presión e insistencia del Borussia continuaron en la misma línea, si bien las mejores ocasiones fueron para los hombres de Unai Emery, que gozaron de claras ocasiones primero por medio de Bacca y segundo (sobre todo) con una ocasión de Aleix Vidal, quien demostró no estar acostumbrado a ponerse de gol desperdiciando una muy buena ocasión de marcar un nuevo tanto.

Sin embargo, el ritmo frenético del partido depararía lo que para el Sevilla supuso pasar de la sima a la cima. Cuando peor lo pasaba el conjunto nervionense, acosado por los alemanes, recibiendo disparos en la madera e incluso Carriço cometiendo hasta dos penalties por manos que el árbitro no consideró, la estrella local, Xhaka, recibía la segunda amarilla y consiguiente expulsión por un pisotón sobre Trémoulinas.

Las tornas cambiaron, aunque los locales, un equipazo, seguían mandando en el juego. Pero ahí estaba Iborra para dar el susto y rematar al palo, en lo que sería un aviso de la jugada con la que Vitolo redondeó su noche mágica con un doblete. Kevin Gameiro, que había entrado minutos antes por Bacca, la ponía entre dos defensas para la carrera del canario, que llegaba como un cohete y ajustaba la pelota sutilmente junto al poste.

Ahí acabó el partido, salvo esporádicas acometidas renanas y fugaces contragolpes sevillistas. Un canto al fútbol de contragolpe que sonrió al conjunto de Emery. El campeón continúa con paso firme en su competición fetiche.

Ficha técnica:

Borussia Moenchengladbach: Sommer; Jantschke (Johnson, m. 77), Stranzl, Domínguez (Hrgota, m. 77), Wendt; Herrmann (Traoré, m. 72), Kramer, Xhaka, Hazard; Raffael, Kruse.

Sevilla FC: Sergio Rico; Diogo, Carriço, Kolo, Tremoulinas (Navarro, m. 81); Krychowiak, Iborra; Aleix Vidal, Banega (M’Bia, m.65), Vitolo; Bacca (Gameiro, m. 77).

Goles: 0-1, Carlos Bacca (7′). 1-1, Xhaka (18′). 1-2, Vitolo (25′). 2-2, Hazard (28′). 2-3, Vitolo (78′).

Árbitro: Marijo Strahonja (Croacia). Amonestó a Amarillas a Iborra (29′), Rico (44′), Bacca (46′), Hazard (54′), Vidal (65′), Gameiro (91′), y expulsó por doble amarilla a Xhaka (31′ y 67′).

Luis Vilches

Periodista sevillano, fue al fútbol por primera vez a ver a D10S y la estrella fue Rafa Paz. Vivió en Londres, entrevistó a Gabilondo, jugó en el Tomares, le quiso el Betis y le dijo a un tal Sergio Ramos (de 14 años) que era mejor que él... Ahora en Madrid juntando letras donde le dejan.

También te podría gustar...