Atlético 1 – 1 Sevilla: un punto que sabe a gloria

El Sevilla FC vuelve del Estadio a orillas del Manzanares con un valioso punto que le permite seguir guardando las distancias con el pelotón de equipos que está igualado a puntos a partir del 8º puesto y se mantiene en la lucha europea junto a Villarreal, Real Sociedad y Athletic. Sin embargo, el Atlético pierde una ocasión única para ponerse como líder en solitario y tendrá que seguir una semana más, tras el Barça y con un Real Madrid que le pisa los talones.

El partido comenzó con una alineación por parte de Unai Emery que bien podría parecer demasiado conservadora, con hasta 8 jugadores de condición defensiva. Pero todo ese planteamiento se vino abajo rápidamente cuando en el minuto 18, la pérdida de balón de Carriço ocasiona un córner que es mal despejado por Beto, dejando la pelota franca para el remate desde dentro del área del «Guaje» Villa.

Jarro de agua fría para el Sevilla. El Atlético continuaría dominando toda la primera parte, con llegadas (remates de Costa, Koke y poco más), pero sin remates claros, solo quedarían las respuestas sevillistas a la contra, que quedaban en nada por un poco acertado Victor Machín en la noche de hoy.

Pero comenzaba la segunda parte y reaccionaba el técnico de Hondarribia. Daba entrada a Gameiro y sacaba a un Nico Pareja con tarjeta. El equipo nervionense debía tomar riesgos al ir por debajo en el marcador y lo hacía poniendo en liza a los dos delanteros. Los sevillistas empezaban a tener la pelota, a llegar… y en una jugada aislada, balón de Rakitic a Bacca y este último es agarrado descaradamente por Juanfran. Penalti claro.

Lucha literal por los puntos

Rakitic no erró el penalti ante Courtois y tocaba arrebato por parte atlética. El Sevilla se metía demasiado atrás y a pesar de estar en el terreno de juego Marko Marin y Reyes, los que hoy vestían de amarillo no querían tomar más riesgos y daban por válido el empate. Arreón de los rojiblancos, que fue infructuoso y acabó con el justo empate a puntos en un campo casi inexpugnable.

Mención especial tiene el árbitro. Acertó en el penalti a Bacca, pudo fallar en el agarrón de Alberto Moreno a Juanfran (podría ser penalti también) y erró estrepitosamente en la injusta tarjeta roja a Alberto Moreno (intento de entrada por detrás tras varias faltas previas a los sevillistas, que debió ser solamente amarilla). El arbitraje siempre suele ser permisivo con jugadores como Diego Costa, que a pesar de su actitud chulesca, de provocación, tirándose a la piscina o protestando airadamente, nunca llega a tener tarjeta.

Juan Ignacio Borrallo

Técnico superior en imagen audiovisual. Licenciado en periodismo. Amante del fútbol justo y de un Periodismo de calidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *