Amavi, un cohete para Berizzo

El Sevilla anunció ayer a través de su página web la contratación del hasta ahora lateral izquierdo del Aston Villa, Jordan Amavi, que se convierte en la segunda alta del mercado estival tras el regreso de Éver Banega. El joven francés de 23 años desembarca en Nervión para las próximas cinco temporadas a cambio de 8 millones de euros más variables en función de objetivos.

Con la llegada de Amavi, el Sevilla refuerza una posición que la temporada pasada se vio monopolizada por Sergio Escudero, amo y señor de un costado izquierdo huérfano de competencia. La lesión de Trémoulinas, que estuvo todo el año en el dique seco, hizo que el ex del Getafe acumulara una cantidad de minutos desorbitada y que Sampaoli tuviera que improvisar parches a la hora de las rotaciones. El argentino solventó la papeleta con jugadores comodín como Sarabia o Vitolo o, incluso, cambiando el dibujo táctico para jugar con carrileros, pero no siempre fueron las soluciones más eficaces.

Con esta voluntad de asegurarse competencia y motivación en el puesto, el club del Sánchez-Pizjuán se hace con los servicios de un lateral de gran profundidad y proyección ofensiva. Sus grandes ‘valedores’ son su facilidad para romper líneas rivales y, sobre todo, su velocidad, que le permite retroceder y no descuidar las tareas defensivas. El futbolista encaja perfectamente con la política de fichajes ‘Made in Sevilla’ que prefiguró Monchi y que ahora recoge en herencia Óscar Arias: comprar barato, sacar todo el rendimiento al jugador y venderlo.

Con todo, el trabajo en las oficinas de Nervión no se detiene. Se presume un verano ‘movidito’ que dejará un importante lavado de cara en la escuadra andaluza. Aún falta por resolverse el futuro de pesos pesados como N’Zonzi o Vitolo, de cuyas ventas depende el capital con que acuda el club al mercado, donde la atención pasa por nombres como el de Muriel, Pablo Hernández o Jovetic.

 

 

 

 

También te podría gustar...