Sevilla FC 1-2 FC Barcelona: Messi es demasiado

El Sevilla FC cayó (1-2) ante el FC Barcelona en un partido que empezó de cara merced al gol de Vitolo, un tanto que daba ventaja a los sevillistas en una primera parte para enmarcar. Sin embargo Messi, desapercibido hasta poco antes del descanso, pero que es tremendamente bueno, apareció para culminar un contragolpe del Barça y ponérsela imposible a Sergio Rico. Ahí acabó el gran Sevilla, pues la segunda mitad fue otra historia y el conjunto culé apabulló al nervionense, superioridad materializada en el gol de Luis Suárez, al que pudieron seguir algunos más.

El partido prometía por lo que venían ofreciendo ambos conjuntos. Un choque de cine, y al que se había apuntado incluso la pléyade de estrellas de Juego de Tronos, presente en Sevilla rodando la próxima temporada. Khalessi, Tyrion y Jaime ‘el Matarreyes’ Lannister, los Greyjoy y hasta la Montaña presenciaban un encuentro en el que los caminantes blancos eran los buenos (obviamente, visto desde el prisma de este diario deportivo antiduopolio).

No obstante, y por desgracia para los salvajes de más allá del muro (de Despeñaperros, al sur, en este caso), Leo Messi es un «white walker» de los libros de George R.R. Martin. Es muy bueno, tremendamente bueno, y sólo su pierna derecha le humaniza y nos evita la conclusión de que viene de otra galaxia futbolística. El teñido 10 barcelonista acudió al rescate de su equipo ante el ímpetu sevillista. Se vació, se multiplicó, se vistió de Xavi, de Iniesta y de sí mismo para aparecer por todos lados y partir en dos al conjunto local, al que pasó factura el desgaste físico de la primera mitad. Eso sí… qué primera mitad.

Los sevillistas salieron con todo, presionando e imprimiendo un ritmo de juego y una presión asfixiante que cortocircuitaban al equipo culé. El partido no se detenía, las jugadas, los ataques, contragolpes y réplicas se sucedían, dos equipos de poder a poder se disputaban los puntos y durante muchos minutos parecía que podían quedarse en Sevilla. Vitolo puso la ventaja, y minutos después Vietto habilitaba a Sarabia y éste, completamente solo, despejaba inexplicablemente de espuela al vacío para abortar una clara ocasión de gol.

No obstante, y utilizando el símil boxístico, no se puede pelear a los puntos por golpes ante un rival que en su delantera tiene posiblemente a los tres mejores delanteros del mundo del momento… Y entre ellos está un jugador extraordinario, un «white walker» no blanco, sino azulgrana, pero al que parece que sólo se puede superar cuando esté dormido. El futbolista rosarino inició un contragolpe y culminó la jugada sin apenas carrera con un disparo ajustado a la base del poste. Imposible para Sergio Rico, que ni siquiera protestó el posible fuera de juego posicional de su ex compañero Ivan Rakitic.

Tras el descanso, el vendaval visitante. Los barcelonistas jugaban literalmente a otra velocidad, pues los locales sólo podían seguir la sinfonía ofensiva con la mirada. El sacrificio dio paso al peso en las piernas, y ahí Jorge Sampaoli, cuyos planteamientos y sistemas han hecho que su equipo incluso haya sonado como candidato a todo este año, se equivocó al no oxigenar a tiempo a su equipo, y de hacerlo mal para cuando se decidió a hacer algún cambio. Ya por detrás en el marcador, su ¿solución? para oponer resistencia y buscar al menos el empate fue Ganso, un jugador de clase incomensurable pero una forma física alejada de la de un futbolista profesional.

A pesar de todo, hasta el último minuto tuvo vida el Sevilla, que protestó en la última jugada un posible agarrón de Umtiti a Correa dentro del área. Una quimera esperar de ahí un penalti, por mucho que el árbitro se enfrentara a Messi (hasta en eso es un monstruo) por su evidente pérdida de tiempo. Una actitud saldada con tarjeta, pero que de haber significado también más tiempo de descuento habría hecho al colegiado Jaime Latre merecedor de la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. Hay cosas que no cambian.

Ficha técnica:

Sevilla FC (1): Sergio Rico, Mariano, Dani Carriço, Rami, Escudero, NZonzi, Nasri (Iborra, minuto 78), Vitolo, Sarabia (Correa, minuto 84), ‘Mudo’ Vázquez (Ganso, minuto 67) y Vietto.

FC Barcelona (2): Ter Stegen, Digne, Umtiti, Mascherano, Sergi Roberto, Rakitic (Andre Gomes, minuto 72), Busquets, Denis Suárez (Rafinha, minuto 85), Neymar, Leo Messi y Luis Suárez.

Goles: 1-0, minuto 15: Vitolo. 1-1, minuto 42: Leo Messi. 1-2, minuto 60: Luis Suárez.

Árbitro: Jaime Latre, aragonés. Cartulinas amarillas para Neymar, Rami, Sergi Roberto, Mariano, Digne, NZonzi, Leo Messi, Dani Carriço, Luis Suárez y Mascherano.

Luis Vilches

Periodista sevillano, fue al fútbol por primera vez a ver a D10S y la estrella fue Rafa Paz. Vivió en Londres, entrevistó a Gabilondo, jugó en el Tomares, le quiso el Betis y le dijo a un tal Sergio Ramos (de 14 años) que era mejor que él... Ahora en Madrid juntando letras donde le dejan.

También te podría gustar...