La Real Sociedad cumple su objetivo de la temporada

Cuando llega al final de temporada y has cumplido los objetivos marcados al principio, se puede considerar un éxito de campaña. Allá por el mes de agosto uno no sabía muy bien que esperar de la Real de Eusebio, un equipo que se había salvado y bien del descenso el año anterior con la llegada del vallisoletano al banquillo pero que se había quedado muy lejos de Europa.

Al equipo se le pedía aspirar a puesto europeos, y al entrenador mejorar lo visto con él en el banquillo. Para ello le dieron dos refuerzos que, haciendo un resumen general, han sido indispensables. Y es que tanto Willian José como Juanmi han sido los dos máximos goleadores del equipo sumando Liga y Copa.

Aún con ellos el equipo comenzó la liga dubitativo, con varias derrotas y con victorias sin brillo. Especialmente débil se mostró el equipo fuera de casa, algo que técnicos y jugadores supieron darle la vuelta acabando el curso 2016/2017 con 9 victorias a domicilio.

Si hubo un punto de inflexión fue el derbi perdido en San Mamés. Era mediados de octubre y desde entonces hasta 2017 los txuriurdin solo perdieron un partido, ganaron seis y empataron con el Barça en Anoeta en, seguramente, uno de los mejores sino el mejor partido que se le recuerda a los donostiarras en las últimas temporadas. Eso les catapultó a unas plazas europeas que ya no abandonarían hasta la jornada 32. Pero lo más importante es que habían encontrado una manera de jugar que permitió gozar a los aficionados como hacía tiempo no hacían.

Sin embargo los de Eusebio no lograron empezar 2017 como acabaron 2016, y si bien ganaron partidos y siguieron jugando bien en muchos momentos, unos malos meses de marzo y abril hizo que perdieran toda la renta que habían logrado frente a sus perseguidores. Europa ya no parecía tan claro y el Athletic y Eibar se convirtieron, junto al Villarreal, en más rivales que nunca. Para los 4 equipos la Champions se antojaba ya imposible, por lo que se debían repartir dos plazas de Europa League. Los de Mendilibar cayeron, pero la pugna entre los otros 3 ha sido preciosa y ha durado hasta el último minuto, siendo castellonenses y donostiarras los afortunados.

Individualmente hablando, son varios jugadores a los que habría que destacar. En defensa Eusebio ha recuperado para la causa a Raúl Navas, lesionado durante todo el año anterior y ha conseguido que Anoeta vea al mejor Yuri. Iñigo ha seguido siendo el líder, y sería injusto no destacar la aparición impactante de Odriozola. El canterano, convocado para el europeo 21, tendrá ficha del primer equipo y a buen seguro será quien ocupe el lateral diestro el curso que viene.

Si pasamos al centro del campo, IllarrA ha vuelto a ser quien era cuando marchó al Real Madrid, y eso son palabras mayores. Zurutuza y un Xabi Prieto que ha vivido una segunda juventud han sido sus acompañantes. Si hay que ponerle un debe a Eusebio es que hombres como Markel, Gaztañaga o Granero no han contado apenas, por no hablar de Pardo, quien se marchó cedido al Betis. Y es que si algo ha exprimido Eusebio hasta el final es sus hombres del medio, siendo Canales prácticamente el único relevo.

En la delantera habría que destacar, como hemos hecho al principio, a Willian José y a Juanmi. El primero ha conseguido triunfar, tras Seferovic, Finnbogason o Jonathas, como 9 de la Real. Su juego ha encantado a la grada. Y Juanmi, que saliendo muchas veces del banquillo no ha dejado nunca de meter goles. Cuando ha jugado con un punta se ha visto un jugador de mucho nivel. No hay que olvidarse de un Oyarzabal que ha tenido un segundo año en la élite más complicado o de un Vela que por el momento ha recordado al de siempre.

Para acabar con la delantera, la cara y la cruz. La cara es Jon Bautista, enésimo canterano salido de Zubieta de muy alto nivel. En pocos ratos ha hecho 3 goles importantísimos. La cruz, Imanol Agirretxe. Ni en las peores pesadillas cabía que estuviese otra temporada entera sin jugar por la terrorífica entrada de Keylor Navas el último día del año 2015. Por desgracia así ha sido, y queda por descubrir en qué estado volverá, si es que vuelve.

En resumidas cuentas, temporada muy positiva para el club guipuzcoano, con muchos aciertos y pocos errores. Ello le ha dado un billete a Europa League, para la que habrá que reforzar al equipo. Ya se habla que llegarán por lo menos un central y un jugador de ataque que ayuden a que la afición de Anoeta siga disfrutando. Eso sí, miles de aficionados lo harán desde otra localidad ya que hace escasos días han comenzado, por fin, las obras para la remodelación del estadio.

También te podría gustar...