Real Sociedad: Abril tiene un color especial

Abril siempre ha traído alegrías a los realtzales. En este cuarto periodo de año, nuestra querida Real se alzó con las dos ligas de Primera que posee; hace una semana se celebraba el 33 aniversario del famoso gol de Zamora en Gijón. En estos últimos 30 días no se han logrado títulos ni se han conseguido hitos históricos como aquellos, pero han ocurrido dos sucesos que marcarán el futuro cercano del club guipuzcoano. Me refiero al regreso del buen juego del primer equipo, lo que ha acarreado puntos (7 de 12) que han servido para certificar el regreso a Europa la temporada que viene, y la confirmación de la continuidad de una de las piedras angulares de este proyecto, Jagoba Arrasate. Por estos dos motivos, se puede decir que abril tiene un color especial en Donostia.

Y lo tiene, sobre todo, tras la victoria cosechada en Sevilla el último fin de semana. El gol de Vela servía para atar los tres puntos en juego y enlazar dos triunfos seguidos. Esto no lo lograba la Real desde mediados de febrero cuando los de Arrasate ganaron sucesivamente al Málaga y al Barcelona. Este resurgir de resultados de los txuri urdin viene debido a dos motivos claramente identificables: la vuelta al buen juego (la Real quiere el balón y se hace protagonista de los partidos) y a Carlos Vela. El mexicano se ha echado el equipo a su espalda con una garra y lucha por cada balón en los últimos partidos que no se había visto por Anoeta hace tiempo y, claro está, a su indiscutible calidad. Con estos dos conceptos ha logrado dos goles que han servido a su equipo para lograr 6 puntos que le confirma la plaza en competiciones europeas el año que viene. Se puede decir que Carlos Vela ha sido el líder que ha dirigido el resurgir realista en este mes de abril.

Y esta buena dinámica de resultados ha permitido, por fin, que Arrasate firme su continuidad por dos años más como entrenador txuri urdin. Lo que era un secreto a voces desde hace meses en Donostia, nadie dudaba de la ampliación del contrato del vizcaíno, se hizo realidad a mediados de abril. Arrasate continuará dirigiendo, desde el banquillo, la nave realista hasta 2016. Así se coloca otra piedra más en el proyecto que dirige Aperribay de lograr que la Real crezca desde la base de Zubieta. Siguiente parada para la directiva: mantener a los cracks en el futuro mercado de verano.

 

Santiago Elgoibar

Periodista alegre e inquieto, aficionado al deporte y al chocolate. La noticia: cortita y al pie.

También te podría gustar...