Real Sociedad 5 – 0 RC Deportivo: La Real hurga en la herida coruñesa

Foto vía: www.laliga.es

Cuanto más importante es un partido, menos errores tratan de cometer los contendientes. Así ha sido el juego de hoy en Anoeta, o por lo menos su primera mitad. Real y Dépor llegaban a este lance en situaciones tan parecidas y tan distintas: ambos cuestionados por su afición, pero en puestos muy distintos dentro de la clasificación, y con especial presión para sus entrenadores, con Eusebio y Parralo al límite de sus márgenes de error.

Llovía sobre el estadio guipuzkoano, embarrando un terreno de juego que intentaba drenar el agua caída aunque propiciando un césped muy pesado. De este modo comenzaba una primera mitad conservadora, con el factor miedo dejándose sentir en las piernas de los 22 protagonistas, y en el que la Real parecía querer dar pinceladas de fútbol ante un equipo como el Dépor, con un once para mimar y tener el esférico, pero que por el contrario defendía bien plantado, obligando a los txuri-urdines a jugar por bandas, desde las cuales bombardeaban con centros que cómodamente despejaba una zaga coruñesa formada por Schar y Albentosa.

No estaba para tirar cohetes la Real, que sólo encontraba peligro sobre el área de Rubén por la banda de Odriozola. Tampoco su hermano de colores, el Dépor, que estrenó fichajes con la titularidad de Eneko Bóveda y un Krohn Dehli que sigue sin ser lo que necesita el conjunto de Parralo. Una primera parte sin ocasiones, sin apenas fútbol, donde Xabi Prieto y Oyarzábal-Odriozola llevaban el peso del juego local en un ala diestra por la que llegó el primer tanto del partido, obra de Willian José a pase de Juanmi. Se había despistado el Dépor, que hasta ese momento y a lo largo de toda la primera parte dependía excesivamente de las arrancadas de Lucas y de un Cartabia que volvía tras 2 meses de lesión.

La segunda parte sólo cambia de protagonista en el ataque por bandas, pues De La Bella es quien se incorpora con peligro en detrimento de Odriozola. Mismo guión, mismas sensaciones, con una Real dominante y un Dépor en su campo, muy domesticado al juego de los de San Sebastián. Y como el guión era el mismo, las ocasiones corrían a cargo del mismo equipo, llegando así el 2 a 0 a cargo de Illarra, quién botaba una falta directa desde 31 metros que se comía Rubén, pésimamente colocado. Era esperable que el Dépor tirase de orgullo herido, pero este equipo huele a Segunda División a kilómetros, siendo un juguete, una aspirina al igual que lo había sido en Chamartín, que sólo sirve para solucionar problemas ajenos. Lo confirmó el tercero de Canales, con un Willian José con gol y asistencia, actualmente medio equipo de la Real, ante una defensa que no ha tenido recursos para parar las embestidas de los txuri urdin. El cuarto gol de Elustondo y el quinto, de nuevo de Illarra, fueron la guinda a un partido cómodo para la Real, la puntilla a un equipo muerto, y la resurrección para unos locales que necesitaban esta victoria.

Tres puntos para la Real y doble alegría tras la vuelta de Agirretxe, quien levantó grande ovación a su estadio y cargó de moral a la parroquia local de cara a su encuentro de la semana venidera ante el Real Madrid. Enfrente, un Dépor totalmente desahuciado, que necesita un milagro si quiere seguir luciendo el logo de la Primera División el año próximo.

Ficha técnica:

Real Sociedad: Rulli; Odriozola, Elustondo, Navas, De La Bella, Illarra, Zubeldia, Xabi Prieto (Guridi 84’), Juanmi (Canales 70’) Oyarzábal, Willian José (Agirretxe 85’)

R.C. Deportivo: Rubén; Bóveda, Albentosa, Schar, Luisinho; Guilherme, Krohn Dehli (Valverde 80’); Carles Gil (Çolak 51’), Adrián, Cartabia (Bakkali 75’); Lucas

Árbitro: Undiano Mallenco. Amarilla a: Schär (27’)

Estadio: Anoeta, 16.000 epsectadores. (apróx)

Damián Pérez

Lateral, historiador y deportivista, no siempre en ese orden.

También te podría gustar...