Real Sociedad 3 – 1 Barcelona: una victoria de Champions

Desde esta noche, Gipuzkoa entera ve posible que su Real vuelva a clasificarse para la Champions. No es que antes los guipuzcoanos no pudieran fantasear con ese hito pero sí es verdad que el juego donostiarra, a veces demasiado irregular, diluía un poco ese pensamiento. Pero, la gran victoria de esta noche, que permite seguir con la hazaña de ser el único equipo al que no ha derrotado el Barça en los últimos años en su campo, permite a los aficionados txuri urdin mirar con objetividad al cuarto puesto. Es posible, y sobre todo realizando partidos tan serios como el jugado hoy. La Real se ha comportado como un bloque; juntos y solidarios en la faceta defensiva (Bravo ha tenido que parar solo un par de chuts) y rápidos y con gol en la parte de adelante. Si a esto se le añade el control del partido que ha realizado y la buena toma de decisiones en diferentes fases del partido, el resultado que te queda es de 3 – 1 para los donostiarras. Totalmente confirmado, la Real puede, perfectamente, colocarse otra vez entre los 32 mejores clubs de Europa la próxima temporada. Está en la batalla por la Champions.

Y es un claro candidato a jugar la máxima competición porque es un equipo con mayúsculas; tanto todos los miembros de la plantilla como su entrenador. Un Arrasate que ha puesto la primera piedra para ganar el encuentro de hoy. El de Berriatúa ha decidido dar una vuelta de tuerca a su esquema habitual para salir a Anoeta con un novedoso 4-3-1-2. Con este formato colocaba arriba a dos delanteros rápidos,Vela y Griezmann, con el fin de presionar la salida de balón blaugrana y reforzaba el mediocampo con dos jugadores físicos, Markel y Elustondo, y con una pareja de jugones, Zurutuza y Canales, (el cántabro tenía más libertad para ir al ataque que el de Rochefort). Con estos cambios, Arrasate dejaba en fuera de juego al Tata y daba el primer paso para lograr los tres puntos. Aunque esta gran victoria de la Real es debida, sobre todo, a los jugadores realistas, que se han dejado el alma en recuperar rápido el esférico, en tocarlo con precisión y en estar acertados cara a la portería rival.

Con estas novedades tácticas, Arrasate lograba algo no visto anteriormente: quitar el balón a los culés. Y con el esférico en los pies txuri urdin, comenzaron a llegar pronto las ocasiones. Las dos primeras en las botas de Vela, una tras un gran centro por la izquierda y otra tras un robo en el borde del área visitante. Desgraciadamente, las dos se fueron altas. Pero ese hecho permitió el primer cambio de estilo en el rival, Valdés empezaba a sacar en largo, permitiendo una rápida recuperación realista. En el siguiente aviso, la Real no ha perdonado. Córner que saca en corto Canales para Vela, el mexicano se la devuelve al rubio y éste centra al área donde aparece solo Elustondo para rematar a placer. 1 – 0. Un gol fabricado en la pizarra de Arrasate. La alegría desbordaba Anoeta, que contaba con 30.485 aficionados que veían como su Real plantaba cara a uno de los Seres Superiores de la liga. Nada ni nadie podía estropear este momento tan mágico. Bueno sí, Leo Messi. El pequeño jugador argentino, desaparecido durante todo el encuentro, se sacaba de su chistera un disparo duro y colocado al palo largo ante el que nada podía hacer Bravo. A pesar del jarro de agua fría, los jugadores txuri urdin y su afición continuaban con ganas de dar guerra. En el descanso, el recuerdo del buen juego ofrecido por los suyos permitía a la parroquia local soñar con otra noche inolvidable.

Y así ha sido. Nada más empezar la segunda parte, Bravo lanza una balón al cielo de Donosti que cae perfectamente en las botas de Vela, ya dentro del área rival. El mexicano, en una acción de compañerismo, observa cómo su compañeros de travesuras Griezmann entra sol y le pasa el balón para que el francés marque a placer su decimosexto gol de la temporada. La arriesgada táctica de Arrasate de situar a dos jugadores en la punta de la lanza había dado sus frutos. Con el marcador a favor, la Real ha demostrado lo que le había faltado en otros encuentros de esta Liga: personalidad. No se ha metido atrás a defender su ventaja, sino que ha juntado a sus jugones para ir a por el tercero. Y lo ha conseguido pocos minutos después. Jugada de toque en campo rival entre Vela y Griezmann que acaba con éste último centrando para la llegada desde el medio del campo de Zurutuza, que sorprende a todos superando a Valdés. 3 – 1 y partido finiquitado. Los cambios tardíos del Barca no han logrado inquietar a una cómoda Real sobre el campo. Es más, los txuri urdin han podido marcar más goles si el poste no rechaza un disparo de Vela o si hubieran tenido algo más de puntería en esos últimos minutos. Al final, victoria muy trabajada de los de Arrasate que han demostrado ser un equipo de fútbol en el campo, no como su rival.

En el apartado individual, es complicado solo alabar el trabajo de un solo jugador realista, por ello, cada uno de los 13 que han saltado a Anoeta se merecen una reflexión. El guardameta Bravo no ha tenido mucho trabajo, solo un par de acciones de peligro en la segunda parte, pero ha estado a la altura cuando se le ha necesitado demostrando que es un cumplidor. Y el que ya no solo cumple es Zaldua, que se ha marcado un partidazo frenando a la nueva estrella culé Neymar, Lo mismo han hecho con el otro astro blaugrana Iñigo Martinez y Mikel González. El de Mondragón, que no suele ser titular, ha demostrado durante los 90 minutos que sigue siendo el jefe de la defensa txuri urdin. Una retaguardia que cuenta con José Ángel en la banda izquierda, un jugador que, en el partido ante los culés, no se ha arriesgado a elaborar uno de sus habituales pases de riesgo que complican tanto la vida a sus compañeros. Unos colegas de vestuario donde han destacado por encima del resto dos hombres: Markel y Elustondo. El primero ya ha sido catalogado varias veces como el mejor realista en algún partido pero sorprende mucho el enorme encuentro realizado por el de Beasain. Tras una última aparición por Anoeta que se dejó muchos comentarios y disputas, por los pitos que recibió de parte de la afición, Elustondo ha realizado un encuentro de diez; presionando al rival, ayudando a sus compañeros y corriendo como un jabato por todo el césped. A la vez que Zurutuza que no ha dejado de galopar y que además se ha encontrado con el premio de marcar su primer gol en la temporada.

Y uno que llegó a mitad de campaña, Canales, ha demostrado por qué Aperribay insistió tanto en su contratación. El cántabro, titular por segunda vez consecutiva, ha participado en casi todas las acciones de peligro de la Real. Jugadas que, como es normal, han sido finalizadas por los dos cracks que tiene este equipo: Griezmann y Vela. El francés, un poco ausente durante todo el partido, ha aparecido para marcar su gol y romper así una racha de tres encuentros ligueros sin ver puerta. Su compinche mexicano sí ha entrado mucho más en juego pero no ha tenido tanta suerte cara al marco rival teniendo que conformarse con dejar una asistencia. Eso sí, los dos se han dejado el alma en presionar la salida del rival y en provocar cortocircuitos en la defensa culé. Y es que los Piqué y compañía también han tenido que sufrir la presencia de Xabi Prieto, muy activo en las jugadas aéreos donde el capitán donostiarra ha logrado llevarse algún balón. En el otro área, este tipo de acciones estaban totalmente controladas por la defensa realista, más si cabe después de la salida de Ansotegi, que ha vuelto a demostrar el buen nivel de forma en el que se encuentra. Y uno que últimamente no está contando mucho para Arrasate es Pardo, que también ha podido disfrutar de minutos en esta noche inolvidable. Un día que quedará guardo en la memoria txuri urdin como esperemos que pase con el próximo martes 26 cuando el juvenil realista se enfrente en Anoeta a partir de las 19.00 al Schalke 04 en los octavos de final de la Youth League, la Champions de la categoría.

Un resultado que sirve para alargar más la mala racha barcelonista en Anoeta, donde no gana desde el 2006 y donde ha cosechado tres derrotas en sus últimas cinco visitas. El dato sirve para demostrar que, con el balón, también se le puede ganar al Barça. Siguiente parada; Sevilla, mirando ya a la próxima Champions donde, si los txuri urdin juegan como hoy, estará la Real.

Ficha técnica:

Real Sociedad: Bravo; Zaldua,Mikel González, Iñigo Martinez, José Ángel; Markel, Elustondo (Pardo 91′), Zurutuza; Canales (Ansotegi 83′); Vela y Griezmann (Xabi Prieto 72′)

Barcelona: Valdés; Montoya (Alexis 72′), Piqué, Bartra, Adriano; Song (Cesc 60′), Busquets, Iniesta; Neymar, Messi y Pedro.

Árbitro: Fernández Borbalán (Colegio andaluz). Amonestó al local José Ángel y Canales y a los visitantes Busquets, Bartra y Piqué.

Estadio: Anoeta. 30.485 personas. La Real ha donado 30.485 Euros a los afectados por el incendio de navidad de Trintxerpe.

 

 

Santiago Elgoibar

Periodista alegre e inquieto, aficionado al deporte y al chocolate. La noticia: cortita y al pie.

También te podría gustar...