La Real Sociedad superó las adversidades y cayó con las botas puestas

La Real Sociedad finalizó este onceavo año en Primera División entre dificultades que consiguieron superarse. La falta de regularidad durante la primera parte de la campaña pareció hundir a las donostiarras que, pese a la mala situación que atravesaba el equipo, supieron reponerse para finalizar el curso con grandes sensaciones.

La temporada arrancó con bastantes complicaciones. La primera victoria no llegaría hasta la quinta jornada cuando la Real Sociedad consiguió derrotar al Rayo 2-0. Pese a esta victoria el equipo de Igor no consiguió levantar el vuelo, y tardaría 4 fechas más en conseguir su segunda victoria. La primera vuelta terminaría con un solo triunfo más ante el Oiartzun por 4-0, cerrando la primera parte del campeonato liguero con un balance de 3 victorias, 5 empates y 7 derrotas.

Por entonces la distancia con los puestos de Copa era de tan solo 5 puntos, pero las sensaciones que arrastraba el equipo no invitaban a pensar en una remontada como la que firmaron las txuri-urdin en la segunda vuelta.

El cambio de mentalidad se notó desde el principio, ya que las guipuzcoanas lograron dos victorias consecutivas ante Levante y Granadilla, poniéndose a solo dos puntos del octavo puesto. Dos derrotas consecutivas ante Barcelona y Santa Teresa frenarían la racha de las donostiarras, pero solo temporalmente. Tras la derrota en Badajoz, 6 triunfos consecutivos lanzarían definitivamente al combinado realista a los puestos de Copa, de los que no volverían a bajarse.

Lo que restaba de temporada finalizó con anormalidad, cayendo derrotada por el Betis, pero llevándose el derbi vasco ante el Athletic por 2-0. Esta victoria sería la última de la temporada y la que sellaría de forma casi precisa la participación de la Real Sociedad en la Copa de la Reina.

Finalmente, el conjunto txuri-urdin cerraría la temporada liguera viendo como el Atlético de Madrid se imponía por 2-1, saliendo las rojiblancas campeonas de liga.

Tras dos semanas de preparación para la competición copera, las de Igor se enfrentaron en San Sebastián de los Reyes al Barcelona en octavos de final. El partido transcurrió con una notable superioridad culé, pero pese a ello las de Zubieta lograron forzar la prórroga, aunque un gol de Barbara Latorre en el minuto 101 acabo con el sueño realista.

Pese a las dificultades la Real Sociedad supo rehacerse y acceder a la Copa de la Reina donde dio la cara y murió con las botas puestas. Tras decir a jugadoras como Aintzane Encinas, Maialen Zelaia, María Díaz y Nuria Sánchez, y rehacerse bajo los mandos de un nuevo entrenador, Juanjo Arregi, que buscará dar una mayor estabilidad al proyecto txuri-urdin.

Foto vía: Real Sociedad

Foto vía: Real Sociedad

Miki Camino

Estudiante de periodismo enamorado del fútbol en todas sus formas @MikiCamino98

También te podría gustar...