La radiografía de David Moyes: Así dirige el nuevo técnico de la Real

Realizado en colaboración con Iván Herrero (@ihfregeneda)

Nuevo entrenador, nuevos sistemas, nuevas ilusiones. David Moyes aterriza en Donosti con la difícil tarea de sacar a la Real del pozo en el que está metida. El técnico escocés llega con el mal sabor de boca que le dejó su etapa en el Manchester United y por la que es, en muchos casos, injustamente valorado.

Moyes se marchó Old Trafford antes de finalizar su primera temporada, dejando a los Red Devils muy  lejos de sus aspiraciones. Pero es justo recordar que cogió a un United en caída libre y que los directivos no le consintieron ni uno de los fichajes que pidió -cosa que esperemos sí haga la directiva txuriurdin-.

Su etapa anterior es mucho más positiva y, al mismo tiempo, sirve para hacer un paralelismo más cercano a lo que se va a encontrar en Anoeta. El Everton fue su primera experiencia en la Premier League y lo cogió en horas bajas, coqueteando con el descenso demasiado frecuentemente. Pese a que el primer año no fue fácil y estuvo a punto de caer en la relegación, con el tiempo fue afianzando el bloque y haciendo que los toffees viviesen cada vez en una zona más cómoda de la tabla.

Pese a que no logró ningún título, dotó al Everton de solidez y le dio una regularidad que no había tenido hasta el momento. Sus armas son las siguientes:

Adaptarse a lo que tiene

Una de sus principales características es que no le define una forma concreta de jugar por lo que, a no ser que la plantilla de la que dispone sea un desastre, como era el caso del United, es capaz de formar un once competitivo y compacto.

Trabajo y disciplina

A Moyes le gustan los jugadores sacrificados, tanto dentro de campo como fuera. Alguien que no esté dispuesto a dar el cien por cien en cada minuto no tiene sitio en la plantilla. “Soy duro, me gusta trabajar duro. Mi forma de entrenar y mi metodología son mis puntos fuertes. Haré cambios en Zubieta”. Para empezar la Real ha trabajado en doble sesión el lunes y el martes. La doble sesión del martes no estaba prevista, pero David Moyes dijo que no se iba a ceñir a un plan estricto y así quedó demostrado. Los entrenamientos están siendo muy intensos.

Algunos de sus jugadores hablan de él como un técnico dialogante y al que le gusta el buen rollo en el vestuario. En sus otros equipos organizaba noches de karaoke con los futbolistas, está por ver que hace en San Sebastián para motivar a los suyos, pero queda claro que el nuevo entrenador es un buen motivador. No destaca por su manera de expresarse, ni en el área técnica ni en la sala de prensa, haciendo siempre gala de una elegancia muy británica.

Sus tácticas preferidas

No es un mánager que se cierre a jugar de una manera concreta; de hecho, una de sus mejores bazas es la gran capacidad analítica que tiene para conocer a los rivales y adaptar su juego las necesidades del partido. Sin embargo, su formación más utilizada es la 4-2-3-1, que utilizó en el Everton colocando a Fellaini y Arteta en el doble pivote con Cahill por delante. En la Real, estos tres hombres podrían ser Markel, Granero y Xabi Prieto. La otra variante más utilizada es el 4-3-3, si necesita lanzarse al ataque, o el 4-5-1, si busca contención.

1

Las palabras del canterano Markel Bergara definen perfectamente es estilo del escocés: “Los entrenamientos están siendo muy intensos, bonitos y cortos. Lo que nos está inculcando es mucha intensidad, mucha presencia encima del jugador y meter mucho la pierna. Ha venido con la ilusión y las ideas claras, sabe lo que busca de nosotros, nos conoce muy bien y está trabajando un estilo de juego muy definido que busca mucha intensidad y la está plasmando en los entrenamientos. Los entrenos están siendo cortos, en espacios reducidos, quiere estar encima del rival. Busca un equipo compacto y a partir de ahí hacerse fuerte”.

Características de juego

Sea cual sea la formación, Moyes se distingue por dos cosas básicas: la creación de juego desde la banda y la utilización de un delantero centro puro. En lo que se refiere a la primera, al escocés le gusta volcar el juego a un costado para obligar al rival a cerrar espacios, y a partir de ahí originar peligro con balones diagonales. Su hombre clave para esto fue Leighton Baines, al que posicionaba en muchas ocasiones como interior. Este estilo de ataque puede beneficiar notablemente a Carlos Vela, pero seguramente Moyes pida algún otro jugador de ese corte para ocupar con solvencia ambas bandas. Por lo pronto, el trabajo de los laterales será esencial para ampliar al máximo el terreno de juego.

La utilización de un delantero centro puro responde a la necesidad de tener un rematar a los continuos centros generados desde ambas bandas, así como un jugador capaz de mantener el cuero y habilitar a los que llegan de segunda línea. En lo que se refiere a la parcela defensiva, es cuando más flexible es el británico, adaptándose a lo que plantee el rival. Lo que seguro que veremos es que pedirá sacrificio a todos los jugadores a la hora de recuperar, así como unas transiciones rápidas cuando roba.

Cambios extradeportivos: una Real más internacional

La contratación de este prestigioso técnico también supone una internacionalización, y eso que no se está jugando competición europea esta temporada. Más de cien periodistas acudieron a la presentación del ex entrenador del Manchester United y el canal inglés Sky Sports dio en directo la primera comparecencia pública y este sábado dará también el partido contra el Deportivo de la Coruña en directo. La contratación de un míster de este calado ha supuesto un revuelo mediático importante. La Real ahora es más conocida en Gran Bretaña.

Alejandro Galante

Periodista. Co-fundador de futboldesdefrancia.com y anteriormente encargado de la Ligue1 en masliga.com. Fanático del fútbol a todos los niveles.

También te podría gustar...