El nuevo Anoeta, un campo para un euroequipo

Ayer al mediodía, Jokin Aperribay, presidente de la Real, presentó en público el pre-proyecto para remodelar Anoeta. Y éste no es aún un plan definitivo ya que el Ayuntamiento de Donostia no ha sacado a concurso la renovación del vetusto estadio, cita que aún no tiene fecha aunque los txuri urdin lo esperan como agua de mayo. Cuando el Consistorio donostiarra lo haga, y en el caso que la Real consigue imponerse en la disputa (aunque no se espera competencia) la presentación de ayer será el primer paso para que la Real vuelva a tener, por fin, un campo de fútbol.

Aunque, a decir verdad, la renovación de Anoeta sólo influirá a un 35% del actual campo, toda la tribuna inferior y los fondos. El pre-proyecto de la Real asciende a más de 43 millones de euros y, una vez realizada las obras, la capacidad del campo de Anoeta ascenderá a 43.200 espectadores. Un estadio a la altura de este euroequipo.

Aperribay, que quiso ser cauto durante toda la presentación al recalcar varias veces que aún deben salir vencedores del concurso público del Ayuntamiento, presentó paso a paso todos los detalles del pre-proyecto. Éste tendrá una duración de 2 años y medio divido en cuatro fases. La más importante, y más complicada, es la que se realizará sobre el mismo césped (que durará cuatro meses) y que deberá efectuarse durante los meses de verano para no distorsionar la Liga. A pesar de eso, la Real tendrá que disputar un par de partidos de esta competición en un campo alejado de Donosti, aunque juegue como local.

Antes de esta fase, la remodelación comenzará con una extensión de la cubierta para que llegue a tapar los nuevos asientos que se pretenden instalar. Además de esto, los obreros trabajarán en ampliar la tribuna baja para acercarla a tan solo 8 metros de la línea de cal. Tras la fase sobre el verde (por la cual se hundirá el terreno de juego 2,40 cm) tocará destruir todo la parte inferior de un fondo (incluido las entreplantas) para construir una tribuna donde se juntarán las dos zonas antes independiente y que se situará sobre la actual pista de atletismo.

Este proceso traerá un posible problema para los aficionados ya que los que se sitúen en las primeras filas no estarán protegidos de la lluvia por la cubierta. Tras realizar esta obra en uno de los fondos, Anoeta dispondrá de una capacidad de 38.900, casi 700 espectadores más que los que entrar actualmente. Esta tarea se repetirá en el otro fondo llegando a los definitivos 43.200 asientos. El tiempo que se presupone que tardarán estas dos operaciones será de 10 meses. Así acabarán las remodelaciones dentro del campo, lo que se verá desde la televisión. El último pasó será renovar las escaleras actuales que suben hasta las puertas altas y mejorar los diferentes accesos al estadio. Para estos últimos se crearán imágenes de jugadores o de momentos importantes de la historia de la Real en las diferentes puertas.

Al final de este escrito disponen de un vídeo donde podrán observar estos cambios más claramente pero, para que se hagan una idea, el nuevo Anoeta se parecerá bastante al estadio de Cornellá-El Prat, un campo de cinco estrellas. En el caso que el Ayuntamiento anuncie el concurso en unos meses, previsión que manejan desde las oficinas realistas, las obras darán comienzo en la próxima primavera. Si se dan estos plazos, los aficionados txuri urdin podrán disfrutar de su nuevo campo en mayo de 2017.

El total de este pre-proyecto, cabe recordar que el club que lidera Aperribay deberá salir vencedor del concurso público para que se haga realidad, ascenderá a 40 millones de Euros de los cuales la mitad serán depositados por la Real. El resto provendrá del Gobierno Vasco, que aportará 1o kilos, y de Kutxabank, que ingresará otra decena de millones al club guipuzcoano a cambio de publicidad en las zamarras blanquiazules. A pesar de que la Real se encarga de la mitad de la remodelación del campo, el dueño del mismo seguirá siendo el Consistorio donostiarra. Aperribay aclaró durante la rueda de prensa que, en el caso que salgan vencedores, su equipo también se ocupará de remodelar el mini-estadio y la zona de alrededor. Aunque el equipo donostiarra haga un desembolso tan grande, el presidente ha confirmado que «no es necesario vender a ningún jugador». En lo referente al ámbito de los traspasos, el presidente comentó que «este proyecto es el mejor fichaje que puede realizar la Real».

Aperribay también quiso contestar a las críticas que ha recibido su ante-proyecto desde diferentes flancos. Así a Gorka Maneiro, portavoz de UPyD en el Parlamento Vasco, el máximo mandatario le quiso recordar que el plan que consistía de cuatro esquinas no tenía la intención de autofinanciar toda la obra. Y es que, si hay algo de lo que se haya hablado mucho en Donosti en estos últimos días es d la sentencia del Tribuna de Justicia del País Vasco que expresaba como no necesario el uso de terreno terciario para la remodelación de Anoeta.

Sobre esta sentencia, Aperribay quiso dejar claro que ellos disponían del mismo proyecto con y sin esquinas y que no es un revés para su fin la decisión judicial. A pesar de eso, el presidente explicó paso a paso en qué se iban a ocupar ese terreno: dos para un hotel, una con el fin de crear una Oficina Europea para Deportes minoritarios junto a la Comisión Europea (relación que la Real aun no ha cerrado), y para la restante indicó que estaban en conversaciones con diferentes instituciones.

Para acabar con todos los comentarios que han surgido con la sentencia, Aperribay comentó que las diferentes Instituciones implicadas en el proyecto (Diputación, Ayuntamiento y Gobierno Vasco) se encontraban al tanto de todos los pasos dados por la Real. Desde el club se quiso aclarar que las decisiones que han tomado respecto a las ya famosas esquinas «era lo mejor para todos los guipuzcoanos». A pesar de no salir adelante el plan con las cuatro esquinas, Aperribay declaró que «el proyecto final es tal y como la Real quiere que sea». Ya solo queda esperar que salga el concurso y que éste lo gane el club txuri urdin para, como comentó el presidente, «la Real tenga, por fin, un estadio como se merece». Un estadio para un eurooequipo.

 

 

Santiago Elgoibar

Periodista alegre e inquieto, aficionado al deporte y al chocolate. La noticia: cortita y al pie.

También te podría gustar...