Rayo Vallecano 1 – 0 CD Lugo: Un barrio de Primera

Foto vía rayovallecano.es

Vallecas tiene el extraño don de reconciliarte con el fútbol en los peores momentos. Su atmósfera es única y recuerda a cada aficionado los motivos por los que en su día se enganchó al llamado deporte rey. La próxima temporada, el humilde estadio del Rayo volverá a albergar partidos de Primera después de una campaña marcada por el juego ofensivo y alegre. Solo el Valladolid ha sido capaz de igualar sus 67 goles a favor.

No fue distinto en el día decisivo. En un campo a rebosar y con miles de gargantas afinando desde mucho antes del primer minuto, el goleador Raúl de Tomás no tardó en dar trabajo a Roberto. El veterano portero del Lugo, que cumplía en Vallecas 400 duelos como profesional, se lo puso difícil al cuadro entrenado por Míchel. El cabezazo del delantero rayista se encontró con una reacción rápida y felina.

Embarba y Trejo amenazaron también en un primer tiempo que se inició con una espectacular tormenta de ocasiones del Rayo Vallecano. El Lugo resistió y dio algún que otro susto antes del descanso. El primero, en un cabezazo de Kravets que tuvo que sacar Alberto de la misma escuadra. No sería la única opción visitante. Francisco y los suyos se negaron a ser meros invitados a una fiesta.

Los lucenses empezaban a encontrarse cómodos en la noche madrileña, sueltos y buscando la velocidad de sus atacantes al contragolpe. Cuando más nervioso parecía estar el Rayo, su lateral zurdo asestó un golpe que sería definitivo. Los de Míchel sacaron de banda, con la defensa del Lugo en plena protesta, y Álex Moreno se adentró en el área. Con su pie izquierdo trazó un golpeo poderoso que durmió en la escuadra de la portería de Roberto y subió los decibelios de un estadio que ya saboreaba el regreso a la élite.

Incluso el empate servía al Rayo para pegar matemáticamente el salto de categoría. Pudo llegar cercano el descanso, cuando Jaime Romero lanzó al palo una falta en la frontal del área. El gol del Lugo no habría aguado la fiesta, pero sí contribuiría a aumentar una incertidumbre nada recomendable a estas alturas de curso. Los albivermellos, que acabarán la Liga sin ganar fuera de casa desde el 13 de enero y que solo llevan cinco triunfos en lo que va de segunda vuelta, se han propuesto el objetivo de alcanzar los 57 puntos para superar su propio récord en la categoría de plata. Tampoco fue en Vallecas.

El segundo tiempo fue bajando en intensidad según avanzaban los minutos. Roberto evitó el 2-0 nada más empezar al salvar un mano a mano con Trejo, que recibió una gran asistencia de Embarba. El tanto de la tranquilidad nunca llegó, pero el Rayo tampoco pasó apuros. Francisco hizo ingresar al partido a Cristian Herrera y a Adrià Carmona, víctima constante de las lesiones, pero el Lugo fue incapaz de inquietar a Alberto. Su récord tendrá que esperar, no así el ascenso del Rayo, que vivirá la jornada final con una sonrisa de oreja a oreja por el regreso de su humilde barrio a la élite.

Ficha técnica:

Rayo Vallecano: Alberto; Baiano, Dorado, Abdoulaye Ba, Álex Moreno; Unai López, Fran Beltrán; Embarba, Trejo (Manucho, m.90), Bebé (Elustondo, m.87); y Raúl de Tomás (Armenteros, m.64).

CD Lugo: Roberto; Álvaro Lemos, Pita, José Carlos, Kravets; Seoane, Sergio Gil; Iriome, Campillo (Carmona, m.75), Jaime Romero (Fede Vico, m.70); y Escriche (Cristian Herrera, m.64).

Goles: 1-0, m.40: Álex Moreno.

Árbitro: Figueroa Vázquez (Andalucía). Amonestó al local Unai López y a los visitantes José Carlos, Sergio Gil, Roberto, Pita, Kravets y Álvaro Lemos.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...