SD Huesca 1 – 0 Osasuna: Gallar encuentra un resquicio de «primera»

vía: laliga.es

vía: laliga.es

En un partido intenso, en el que no te puedes relajar ni ante tu sombra, Oier, veterano de estas lindes, cometió el fallo de confiarse en un despeje. Gallar, una pesadilla durante todo el partido para la defensa rojilla, aprovechó este error para regatear al central osasunista y colar el balón en la puerta de Herrera, encontrando un resquicio para que su equipo comience a soñar con su asalto a primera.

El encuentro que se vivió en El Alcoraz fue una auténtica batalla de trincheras en la que ambos equipos sabían de la importancia de cada detalle para que el partido cayera de su lado. Con estas, los dos conjuntos salieron enchufados, corriendo tras el balón como posesos.

El Cucho avisó en los primeros minutos de partido. Su gran remate, tras adelantarse a la defensa, sólo lo pudo sacar Sergio Herrera con una gran estirada. Por su parte, Barja, verticalidad en mano, era el principal puntal del ataque rojillo. Sus desbordes y centros por banda no eran leídos por los delanteros, que perdían su duelo particular con los centrales oscenses.

La jugada decisiva del partido llegó tras el error de Oier, que tardó en despejar un balón. Gallar achicó espacios con el defensa para que el despeje de este le pegara, hacerse con el esférico, encarar al pamplonica y chutar cruzado para batir a un portero rojillo que no pudo hacer nada.

El Huesca aprovechó el impacto de gol para acosar la portería visitante. Melero dispuso de una gran ocasión tras romperle la cadera a Aridane, pero su tiro desde el borde del área se marchó alto.

Tras el descanso, fue Osasuna quien dominó el encuentro. Barja seguía sumando regates a su colección y volviendo loco a Brezancic. En una de estas, Quique leyó el centro a la perfección para adelantarse a una mala salida de Remiro, pero su cabezazo se estrelló en el palo.

Diego Martínez introdujo más mordiente. Entró Torres por un diluido Lasso. El canterano se hizo con un balón rebotado en el borde del área para enganchar un disparo de primeras que se encontró con la madera. Los rojillos lo intentaban, pero no encontraban el premio del gol.

El paso de los minutos mermó a los pamplonicas, la gasolina comenzaba a escasear. Ahí volvió a aparecer el Cucho. Primero para encarar y chutar ante Clerc, pero el defensa desvió a corner. Y luego para rematar un gran centro atrás que Sergio Herrera sacó con el pie en un gran despliegue de reflejos. Un despeje que acabó con un gran tiro cruzado de Sastre, que de nuevo el arquero rojillo repelió.

Osasuna notaba el cansancio y sólo la corta ventaja en el marcador insuflaba aire en los pulmones rojillos. El Huesca, por contra, se volvía a hacer con el manejo del partido gracias a los cambio de Rubí, y aunque los últimos minutos parecía eternos, no veían peligrar su puerta.

El final de la batalla terminó con la expulsión de Clerc. Llegó tarde a un balón y vio la segunda amarilla. Quedaban un par de minutos para los 90 y el añadido, pero el resultado ya estaba decidido.

El Alcoraz recibió los cuatro de añadido en medio de una fiesta. La victoria frente a Osasuna les refuerza y con el empate ayer del Cádiz les da más ventaja en lo alto de la tabla. Los rojillos, por su parte, han visto pasar una gran oportunidad para asentarse en la parte noble y recortar distancias con el «ático».

Ficha Técnica:

Huesca: Remiro; A. González, Pulido, Jair, Brezancic; Aguilera, Melero, Sastre; Gallar (Kilian, min. 73), Chimy Avila (Ferreiro, min. 63); y Cucho Hernández (Rescaldani, min. 85).

Osasuna: Sergio Herrera; Kike Barja (Unai García, min. 82), Lillo, Aridane, Oier (Sebas, min. 76), Clerc;  Torró, Mérida, Lasso (R. Torres, min. 54); Quique y David.

Gol: 1-0, m. 28, Alex Gallar.

Árbitro: Eiriz Mata (Comité Castellano-Leonés). Amonestó a Sastre, Brezancic por parte de los locales;y por parte de los visitantes a Borja Lassso, Torró, Mérida y en dos ocasiones a Clerc, que fue expulsado en el minuto 86.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de la Liga 1/2/3 entre el Huesca, y el Osasuna disputado en el estadio El Alcoraz, ante 4.896 espectadores.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...