El Sadar celebra sus bodas de oro

Este sábado 2 de septiembre, el Huesca será el invitado de honor a la fiesta de Osasuna, ya que los rojos están de celebración. Su estadio, El Sadar, cumple 50 años. El feudo rojillo llega al medio siglo, y lo hace siendo uno de los estadios más míticos del fútbol español, conocido por su espectacular ambiente, que recuerda a los campos clásicos de la Premier, con una de las hinchadas más fieles del panorama. Un estadio que ha visto correr por la banda a Enrique Martín con 20 años y con 60, a Cristiano Ronaldo desesperado en el suelo, al «Pelusa» desesperarse por no poder zafarse de Javier Castañeda y a una hinchada apasionada por su equipo.

La historia de El Sadar arrancó en 1967, año en el que recogía el testigo del campo de San Juan. El nuevo estadio pamplonica se inauguró el 2 de septiembre con un triangular entre el CA Osasuna, el Real Zaragoza y el Vitoria de Setúbal portugués. Los rojillos vencieron por 3 a 1 a los lusos, mientras que cayeron por un contundente 3 a 0 ante los maños. En el partido restante del torneo, los portugueses vencieron a los aragoneses por 1 tanto a 0. La competición oficial no llegó a El Sadar hasta dos semanas después, cuando el cuadro local no pasó del empate a uno ante el Sporting de Gijón, temporada en la que ambos militaron en Segunda.

foto vía diariodenavarra.es

Inauguración del Sadar. Foto vía diariodenavarra.es

En su larga existencia, ha albergado cantidad de partidos y ha visto pisar por su césped múltiples categorías y competiciones: Primera División, Segunda División, Tercera División, Copa de la UEFA (la actual Europa League), Champions League,… Un estadio que han visitado desde históricos de Europa como el Bayer Leverkusen o el Rangers, hasta equipos que antaño compartieron con Osasuna categorías humildes como la Tercera.

Durante la temporada 2006/2007, El Sadar vivió probablemente varios de los partidos más importantes de la historia del club navarro. El 22 de agosto de 2006, Osasuna caía eliminado de la última fase previa de la Champions League, empatando a 1 ante el Hamburgo y cayendo ante el club germano en el global de la eliminatoria, por el valor doble de los goles fuera de casa (1-1). Todavía parece que se pueden escuchar por las paredes del templo osasunista los lamentos al gol de Nigel de Jong en el minuto 75, o el ‘uy’ que 20.000 personas y Navarra entera gritaron al cabezazo de Pierre Webó en el tiempo de descuento. Aquella campaña, Osasuna viviría otras noches europeas mágicas, como el gol de Javad Nekounam el en el 119 al Girondins de Bordeaux que clasificaba a los pamplonicas a octavos de la UEFA, o la eliminatoria de semis ante el Sevilla FC, en la que la victoria rojilla por 1 a 0 en Pamplona fue contrarrestada por la victoria hispalense en el Pizjuán por 2 goles a 0. Osasuna se quedó a un gol de disputar una final europea. Ver para creer.

Hay que recordar que El Sadar también acogió el estreno de los rojillos en Europa en los años 80. La primera vez europea se daría en 1985, cuando los rojillos eliminaron al Rangers, perdiendo por 1 a 0 en Ibrox Park y ganando en casa por 2 a 0. Osasuna caería en la siguiente ronda ante el Zulte-Waregem belga, a pesar de ganar por 2 a 1 en El Sadar. Europa no volvería a Pamplona hasta 1991, cuando Osasuna superó en diferentes eliminatorias al Slavia de Sofía búlgaro y al Stuttgart alemán. La segunda aventura europea finalizó ante todo un histórico de Europa: el Ajax de Ámsterdam. En aquella ocasión, los rojillos cayeron en casa y en tierras holandesas.

Foto del once inicial del primer partido del Sadar en Europa, ante el Glasgow Rangers

Once inicial del primer partido de Europa en el Sadar, ante el Glasgow Rangers. Foto vía navarrasport.com

Además de las noches europeas de los 80 y los 2000, Osasuna ha vivido otros partidos históricos en casa, como el partido (con remontada incluida) ante el Recreativo de Huelva (2-1), que devolvía a Osasuna a Primera en la temporada 1999/2000, la victoria ante el Atlético de Madrid en la ida de semis de la Copa del rey 2004/2005, cuyo resultado permitiría a los rojillos jugar su única final hasta la fecha. A estos hitos hay que sumar goles como los zambombazos de Juanfran Torres y Patxi Puñal, que encaminaron salvaciones en Primera en las campañas 2008/2009 y 2012/2013, respectivamente, o remontadas como aquel increíble 3 a 2 al Sevilla FC en la 2010/2011, que certificó una nueva salvación.

foto vía vavel.com

Ascenso a Primera del 2000. Foto vía vavel.com

Debido a este histórico aniversario, el club y varias plataformas de aficionados han organizado diferentes actos. Osasuna ha informado que habrá diferentes eventos, evidentemente, este sábado, y a lo largo del año. La mañana del sábado tendrá un toque familiar, al haber en el espacio entre Graderío Sur y el Navarra Arena desde las 9:00 hasta las 14:00 diferentes actividades pensadas para el disfrute de los rojillos más pequeños: hinchables, pinta caras, celebración de las finales de Fútbol Plaza, chistorrada,etc. Por la tarde,el plato fuerte será el partido. Antes del comienzo, el himno del club será interpretado por la Asociación Gayarre Amigos de la Ópera, momento en el que más de 2.000 globos serán lanzados al cielo pamplonés. Por último, el saque de honor de tan destacada fecha lo hará el capitán del primer partido en el Sadar: Javier Ederra.

Además, el club ha organizado más eventos conmemorativos, como la entrada libre al estadio para socios y simpatizantes del 11 al 15 de septiembre, la disputa el 10 de septiembre del primer partido de fútbol femenino en El Sadar (Osasuna Femenino – Pradejón), apoyo al Día del Osasunista (iniciativa propulsada por el colectivo de aficionados Sadar Bizirik), obsequio del club a socios y simpatizantes del cartel que anunciaba la inauguración del feudo rojillo (entrega que se efectuará en las tiendas oficiales del club a partir del 4 de septiembre),…

A todas estas iniciativas, hay que sumar la que ha propuesto Indar Gorri, que ha organizado un homenaje con sorpresa a las puertas de Graderío Sur este viernes 1, a partir de las 20:00.

Lo que está claro es que El Sadar seguirá formando parte de la historia rojilla por bastante tiempo. Prueba de ello son las mejoras que están programadas para hacer en el estadio al término de la siguiente campaña, con incremento de aforo, eliminación de columnas que imposibilitan la correcta visión del juego en diversas localidades, cambio de cubiertas, modificaciones en la iluminación del estadio,etc.

El Sadar seguirá siendo la casa de los rojillos, el hogar donde se reúne la Navarra plurilingüe y multicultural en la que vivimos, una Navarra en la que habitan múltiples ideologías, modos de entender una tierra, una institución, una sociedad, todas con sus diferencias, muchas veces irreconciliables, que solo se convergen cuando hay un objetivo: animar a Osasuna como posesos/as en El Sadar. En resumen, felicidades estadio, cuídate, que ya tienes edad para ello.

Jon Larratxea

Estudiante de Periodismo en la UPV/EHU. Contando las horas para volver al quiosco de la Plaza del Castillo. IG: @jon99larratxea

También te podría gustar...