Real Zaragoza 1 – 1 CA Osasuna: Empate y a seguir soñando

Duelo fratricida el que se planteaba en La Romareda. Un Osasuna en racha y un Zaragoza que venía de menos a más medían sus aspiraciones en un encuentro que se adivinaba intenso y disputado. Un partido en el que se pensaba que la rivalidad entre ambos conjuntos quedaría manifiesta en el verde. Así fue. Maños y pamploneses nos ofrecieron un partido vibrante, en el que cada centímetro era una emplazamiento clave y cada balón dividido una batalla. El resultado movió sus guarismos, pero no su símbolo quinielístico, un empate que satisfará a ambos entrenadores y que les refuerza en su sueño por volver a Primera.

Osasuna empezó con ganas, ordenado y moviendo el balón, buscando la portería de Álvarez. Este dominio fue desdibujándose con el paso de los minutos fruto del trabajo y esfuerzo del Zaragoza. Zapater fue adueñándose del balón, Febas ponía la verticalidad, Papu la intensidad y Borja la ambición. El descanso comenzaba a asomar, y los dos equipos se ponían a un último esfuerzo para llevarse la ventaja. Esta cayó del lado local, un rebote que cayó en pies de los maños para que Mérida llegase tarde derribando al jugador provocando el penalti. Borja se encargó de chutar y anotar. Un tiro al centro que batió al portero rojillo y dio a los suyos una alegría para saborear en el entretiempo.

Con la segunda parte volvieron las carreras, el esfuerzo y la lucha al césped. Los rojillos querían el empate para empezar, por lo que Diego Martínez movió el banquillo. Xisco y Mateo entraron en un primer momento buscando desborde y pegada, y luego entró Arzura en un cambio forzado tras la lesión de Torró. La suerte no parecía acompañar a los pamplonicas que agotaban los cambios muy pronto.

El Zaragoza seguía manteniendo la ventaja y no parecía inquietarse pese a la entrada de gente de refresco visitante. Las líneas seguían firmes y el rival no encontraba el camino al gol.

Poco a poco, la ambición rojilla iba provocando jugadas de peligro. Mateo no acertaba a terminar con un disparo certero sus pillerías por la banda y ni David ni Xisco conseguían llegar a puerta con peligro. El Zaragoza a base de jugadas aisladas a la contra conseguía inquietar a Sergio Herrera y no sentir la presión visitante.

Las tablas llegaron en una jugada a balón parado. Mérida sacó un corner desde la banda derecha, Oier se adelantó a su marcador y peinó el gran centro al segundo palo para batir a Álvarez. Un empate que dio alas a los rojillos para seguir presionando y buscar un segundo gol para llevarse los tres puntos.

Los últimos minutos llegaron con ambos equipos volcados. Ninguno de los dos se conformaba con el empate. Las ocasiones se sucedían y los «uys» en la grada hacían presagiar lo peor con cada ataque del rival. En una de estas acciones, el Zaragoza pudo volver a ponerse por delante en el marcador. Pombo no acertó en su remate, que golpeó en Borja, y después llega tarde al despeje de Mérida, al que pisa ante la mirada del árbitro que decide expulsarle.

Se entraba así en el tiempo de descuento, en donde los maños dispusieron de una falta peligrosa pero que no fue efectiva. Los rojillos, por su parte, ya no sacaron provecho a su ventaja numérica para llevarse el partido. Finalizó un encuentro en el que destacaron muchos nombres propios pero sobre todo dos equipos muy compensados que no pudieron imponerse a su rival.

Zaragoza y Osasuna suman un punto en un duelo directo para el ascenso que permite a los dos seguir soñando su vuelta a la Primera División. En la cuenta negativa del encuentro para los entrenadores quedan la expulsión de Pombo, que no podrá jugar el próximo partido, y la lesión de Torró, de quien esperamos que se recupere rápido.

Tras este empate, Zaragoza viajará a Sevilla para enfrentarse al filial del equipo hispalense, y Osasuna recibirá al filial del líder de primera buscando hacer bueno el punto logrado hoy.

Ficha técnica:

R. Zaragoza: Cristian Álvarez; Delmás, Mikel González, Verdasca, Alain; Zapater, Eguaras; Papunashvili (Toquero, min.75), Buff (Raúl «Guti», min.68), Febas (Pombo, min.56); y Borja Iglesias.

C.A. Osasuna: Sergio Herrera; Lillo, Unai García, Oier, Clerc; Sebas Coris (Xisco, min.56), Lucas Torró (Arzura, min.59), Fran Mérida, Roberto Torres; David Rodríguez y Quique (Mateo, min.57).

Goles: 1-0. min.43. Borja Iglesias (penalti); 1-1. min.72. Oier.

Árbitro: Díaz de Mera (Colegio Castellano-Manchego) expulsó con roja directa a Pombo y amonestó con amarilla a Mikel González por parte del equipo local; y mostró amarilla a Oier, Mateo y Lillo por parte visitante.

Incidencias: Partido de la décima jornada disputado en La Romareda ante 22.679 espectadores.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...