Real Madrid 5 – 2 CA Osasuna: En El Sadar les ganamos

El fin de semana empezaba y los aficionados rojillos veían con ilusión la posibilidad de empezar a ganar en su regreso a Primera. Pero esta ilusión iba a desaparecer rápidamente, y es que nada más llegar a los cinco minutos del partido, el 1-0 se instalaba en el marcador. Una mala salida de la defensa pamplonesa fue aprovechada por Bale para invadir el espacio y asistir a Cristiano que marcaba a placer.

El partido se ponía muy cuesta arriba, pero los rojos no perdieron la cara al encuentro, que entró en una fase de tranquilidad, en la que Osasuna se encontraba cómodo y el rival no podía marcar y sentenciar el partido por la vía rápida.

Pero cuando el descanso se empezaba a notar en las piernas de los jugadores, un gran centro de Oier y un potente remate de cabeza de Unai García hacía temblar el larguero. Tras esto, pareció despertar el equipo local, que en la jugada siguiente y tras un barullo en el área, el balón llegaba a Danilo, que marcó ante una defensa rojilla fuera de sitio. Aunque este gol mermaba las opciones de Osasuna de puntuar, el tanto de Ramos a la salida de un córner prácticamente mataba al conjunto pamplonés antes del descanso.

El paso por vestuarios hizo que Osasuna se volviera a organizar tras el golpe psicológico recibido. Entró Jaime en el minuto 52 en lugar de un voluntarioso aunque poco acertado Kenan Kodro. Pero el conjunto rojillo volvió a fallar en un saque de esquina, y Pepe hizo el cuarto gol tras un cabezazo que Nauzet tocó, pero no consiguió despejar. La entrada de Riera por Riviere, que dejó buenas sensaciones en sus primeros minutos oficiales como osasunista, no evitó la oleada de los locales que marcaron el quinto gracias a un gran disparo de Modric desde el borde del área, justo antes de ser sustituido por Asensio.

Con ese quinto gol, Osasuna volvió a organizarse, a tocar el balón y disputó sus mejores minutos del partido. Liberado de toda presión y sin la dictadura de Modric sobre el balón, los rojillos marcaron dos golazos de cabeza por medio de Riera y David García, y fallaron un penalti. Una jugada del penalti que de no ser por la precipitación del árbitro por pitarlo, y pensar que hacía un favor a Osasuna, hubiera acabado en gol de Oier, ya que el balón, tras ser conducido por Jaime, y ser objeto de penalti, había caído manso en las botas del líder rojillo para que fusilara a la red. Pero el árbitro pitó el penalti antes de ver dónde iba el balón y Roberto Torres marró el penalti.

Estos minutos de dominio rojillo se acabarón después del segundo gol, cuando Tano, en una jugada fortuita, hace falta a Nacho y ve la segunda amarilla, dejando a Osasuna con diez. De ahí en adelante, los locales volvieron a hacerse con el partido, y de no ser por su falta de puntería y los palos, hubiesen ampliado la diferencia en el marcador.

Los aficionados rojillos tienen que estar tranquilos; Osasuna no se descompuso pese a la diferencia en el marcador y siempre dio la cara en el campo. Correoso y luchador, con mayor firmeza en defensa el resultado podría haber sido distinto. Pero seguro, que en todas las cabezas de los aficionados rojillos, queda una promesa: ¡en el «reyno» les ganamos!

Ficha técnica

Madrid (5): Casilla; Danilo, Pepe, Ramos, Pepe, Nacho; Kross, Kovacic, Modric (Asensio min. 62); Bale (Lucas Vázquez min. 73), Morata, Cristiano (Benzema min. 65).

Osasuna (2): Nauzet: Tano, D. García, M. García, U. García, Fuentes; Fausto Tienza, Oier, De las Cuevas (R. Torres min 70); Kodro (Jaime min. 52), Riviere (Riera min. 60).

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz). Amonestó con amarilla a Danilo y Ramos por parte del Madrid. Y por parte del Osasuna amonestó con doble amarilla a Tano, y con amarilla a Miguel Flaño y Unai García.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...