Pepe Bordalás, nuevo candidato para el banquillo rojillo

Osasuna lleva semanas barajando diferentes nombres de posibles candidatos para ocupar el puesto que dejó Javi Gracia. Muchos nombres pero ninguno seguro.

La Junta Gestora, dirigida por Javier Zabaleta, se reunió el viernes en El Sadar con esperanzas de cerrar el asunto del nuevo míster. Tras tres horas de reunión, no llegaron a ningún acuerdo y por lo tanto, el puesto de entrenador sigue libre.

En estos momentos parece que el alicantino Pepe Bordalás tiene todas las papeletas para hacerse con el puesto. El siguiente paso es alcanzar un acuerdo y hacerlo oficial el lunes. Pero, por si no es posible llegar a un acuerdo, la Junta Gestora no descarta los nombres de Jan Urban y, en menor medida, el de Enrique Martín Monreal.

Un futbolista con mala suerte

La carrera futbolística de Pepe Bordalás se resume en dos palabras: mala suerte. Perteneciente al Hércules, las cesiones marcaron su trayectoria. Su primera cesión llegó siendo un juvenil. Ya como senior nunca tuvo la oportunidad de debutar con el Hércules y estuvo cedido durante 7 temporadas. A los 28 años, tras haber jugado únicamente en Tercera División y en Regional Preferente, abandonó el fútbol debido a las lesiones.

Bordalás entrenador

Como entrenador, después de militar en diferentes equipos regionales, de Tercera División y de Segunda B, en la temporada 2009-2010 llegó al Elche, que entonces estaba en Segunda División.

Sus dos primeras temporadas en Elche fueron brillantes. No consiguió ascender al equipo pero sí consiguió una buena posición en la tabla. En su primera temporada quedaron en 6ª posición y en la 2010-2011 terminaron en 4ª posición y llegaron a la final de los play-off. Tras los resultados obtenidos los dos últimos años, firmó por dos temporadas más pero en abril de 2012 fue destituido por acumular cinco partidos consecutivos sin ganar.

Tras los años en Elche, el Alcorcón lo quiso en su banquillo para la temporada 2012-2013. Así pues, por primera vez en su carrera como entrenador, salió de la Comunidad Valenciana. Bordalás consiguió un quinto puesto para el equipo madrileño. Volvió al Alcorcón antes de lo que pensaba. En enero de 2014 regresó al equipo amarillo y consiguió la permanencia en la categoría de plata.

Cuando todo parecía estar solucionado y decantarse por Jan Urban, la Junta Gestora ha dado una vuelta más. Un nombre más para la lista que siembra la incertidumbre entre los rojillos que veían con muy buenos ojos la opción de Urban para el banquillo. ¿Qué será mejor, un entrenador que sabe lo que era, es y será Osasuna o alguien que conoce la Segunda División y estará pendiente de lo que «será» la entidad rojilla?

Verónica Satrustegi

Navarra y rojilla, ¿qué más se puede pedir?

También te podría gustar...