Osasuna 2013: otro año bordeando el precipicio

Acaba un nuevo año y aunque en términos futbolísticos eso no lleve consigo el final de la temporada, sí que es tiempo de hacer valoraciones de lo que este 2013 ha significado para Osasuna. El 2013 pasará a la posteridad como el año donde Osasuna consiguió de nuevo una agónica salvación y donde comenzó la que es la 14ª temporada consecutiva en la máxima categoría. Aunque si hay un nombre que está por encima del resto ese es el de Patxi Puñal que el 17 de Diciembre jugó el partido 500 con la camiseta rojilla.

Vivir siempre al borde del precipicio no es una situación fácil para nadie. Pero siempre hay quien lo lleva mejor. Osasuna es un club que parece convivir temporada tras temporada con ello sin llegar nunca a despeñarse. El 2013 no fue una excepción, comenzó  con derrota en Sevilla (1-0) y en ese momento ocupaba el último lugar de la clasificación. Poco a poco fue sacando la cabeza del pozo gracias sobre todo a importantes victorias en El Sadar frente a rivales directos como Deportivo, Celta o Zaragoza. Aun así nunca logró alejarse lo suficiente de los puestos de descenso. El peligro parece un estímulo para los navarros.

Con estas se llegó a las últimas jornadas. Una dura derrota en Granada (3-0) en mayo dejó al equipo muy tocado. Pero es en esos momentos es cuando se mide como de grande es la fidelidad a un equipo. Y la de Osasuna se echó el equipo a las espaldas en los dos últimos partidos jugados en casa, preparando un ambiente único, frente a Getafe primero y Sevilla después, ya desde la llegada de los jugadores al campo.

En el primer compromiso un gol de Arribas fue suficiente para lograr los 3 puntos y en la penúltima jornada frente al Sevilla un gol de Negredo al principio de la segunda mitad dejaba a Osasuna en una situación límite, sobre todo sabiendo que acaba la Liga en el Bernabeu. Ahí apareció el capitán Patxi Puñal para empatar con un derechazo a la escuadra el partido. Sin duda ese ha sido el momento del 2013 para Osasuna. Poco después una falta directa de Cejudo amarró la permanencia que en Pamplona fue celebrada como si de un título se tratase.

Mendilibar por Javi Gracia

En junio parecía que el crédito de Mendilibar al frente del equipo estaba agotado pero contra pronóstico, Miguel Archanco renovó al entrenador vasco. Hubo cambios en la plantilla, hombres como Kike Sola o Masoud abandonaron las filas navarras y llegaron fichajes importantes como los de Oriol Riera o Loties.

La temporada no arrancó de la mejor manera posible y tras perder las tres primeras jornadas José Luis Mendilibar fue cesado y Javi Gracia se hizo con los mandos del equipo. Osasuna ha ido mejorando su imagen jugando a buen nivel por momentos, pero todavía no ha conseguido despegar. Los empates fente a Barça y Madrid son sin duda una buena prueba de que el equipo tiene capacidad para lograr la savación.

Otro de los momentos del año se produjo con el debut con 16 años de José Garcia frente al Almería en El Sadar. El famoso hincha del programa “El Día Después” cambió la grada por el terreno de juego y ha llenado de ilusión a una afición que disfruta cuando jóvenes de la casa triunfan en sus filas.

El año ha acabado con Osasuna en puntuación de descenso y con la sensación de que para abril habrá que ir preparando de nuevo los desfibriladores.

Javier Frías

Estudiante de 4º curso de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Natural de Fitero (Navarra), apasionado del fútbol y especialmente de Osasuna.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *