Osasuna 1 – 1 Real Sociedad: Empate agridulce

Duelo de necesidades en El Sadar. La temporada encara su recta final y cada partido se puede convertir en una final. Osasuna llegó al encuentro en zona de descenso tras la victoria del Valladolid, y la Real disponía de una de sus últimas opciones de subirse al tren de la Champions aprovechando la derrota del Athletic.

Arrasate optó por poner sobre el verde uno de los onces más físicos de la campaña. Por primera vez en lo que va de campaña los txuri urdin salieron de inicio sin Rubén Pardo, Xabi Prieto ni Sergio Canales, a lo que se sumaba la ausencia de Antoine Griezmann. El francés ha sido el hombre al que se le ha visto más desgastado físicamente en los últimos encuentros, y el técnico vasco decidió refrescar el equipo de cara a la recta final con las entradas de Zurutuza, Chori Castro y un Markel Bergara recuperado a tiempo de su contusión en el pie izquierdo.

Centro del campo de lucha para hacer frente a la presupuesta intensidad de un Osasuna acuciado por la necesidad y en el que volvían a la titularidad Marc Bertrán y Armenteros. Le costó entrar en el partido a los rojillos, a los que tal vez les pesó demasiado la mala racha que arrastraba (5 derrotas consecutivas con 1 tanto a favor y 14 en contra). Una Real mejor plantada sobre el césped, liderada por la superioridad en la medular de la pareja formada por Bergara y Elustondo, dominó prácticamente a placer el primer tercio del encuentro.

Loe y Silva se vieron superados y Osasuna no lograba sacar el esférico ante la presión realista. Un error de los centrales locales fue el detonante a los 7 minutos del primer tanto del encuentro. Vela aprovechó un mal balance de la zaga para colarse y ceder el balón al Chori, que batía a Andrés Fernández en el mano a mano. Tras el tanto los de Javi Gracia, que vio el partido desde la grada por sanción, tuvieron unos minutos de dudas, si bien la Real pese a tener la posesión no fue capaz de encontrar el camino del gol por segunda vez.

Poco a poco y a base de crear peligro a balón parado Osasuna se fue haciendo fuerte, llevó el partido a un terreno más físico poniendo a prueba el planteamiento de Arrasate y obligó a los donostiarras a dar un paso atrás. Oriol Riera tuvo hasta tres ocasiones para subir la igualada al luminoso, todas a balón parado, pero ninguno de sus remates encontró puerta. Los navarros empezaron a disponer de más posesión en la recta final del primer tiempo, e incluso logró llegar a las inmediaciones de Bravo con buenas combinaciones. Armenteros recayó de su lesión y tuvo que abandonar el terreno de juego antes del descanso dejando su puesto a De las Cuevas.

Un incomprensible fallo defensivo estuvo a punto de costarle el segundo a Osasuna nada más salir del vestuario. Zurutuza entró completamente solo para conectar con un saque de banda del Chori Castro, pero su disparo, a escasos metros de la portería, se marchó ligeramente desviado. Y apenas un par de minutos después un despeje de Íñigo Martínez se envenenó sorprendiendo a Andrés Fernández y estrellándose en el larguero. Pese a los dos sustos los locales siguieron la buena tónica de la recta final del primer tiempo y se hicieron con el dominio del cuero, ante una Real que sin sus hombres de toque no lograba mantenerlo cuando lo recuperaba para rebajar la intensidad de un Osasuna crecido.

Roberto Torres dispuso de una ocasión clara para empatar tras un error de Carlos Martínez, pero sería Oriol Riera, aprovechando la pasividad de la Real en las jugadas a balón parado, quién haría el 1-1 rematando sin oposición prácticamente en el área pequeña. Tras la igualada el partido enloqueció, Osasuna perdió el orden y dio espacios para respirar a los visitantes. Arrasate dio entrada a Griezmann y Canales en dos cambios ofensivos para intentar aprovechar los huecos que presumiblemente dejarían los rojillos.

Los minutos fueron pasando, las ocasiones no llegaba y el miedo a perder empezó a aparecer. Los locales cedieron nuevamente un terreno que la Real, fundida físicamente, no supo aprovechar para crear peligro. En el descuento Bravo tuvo que intervenir a un remate de Silva para evitar que Osasuna lograse la remontada. Reparto de puntos agridulce para ambos. Los navarros, dada su situación en la tabla, lo valorarán como oro aunque pudieron lograr más, mientras que una Real que acabó sufriendo no aprovechó el tropiezo de su eterno rival.

Ficha técnica

Osasuna: Andrés Fernández; Damià (Oier, 86′), Arribas, Loties, M.Bertrán; Loe, Silva; Armenteros (De las Cuevas, 36′), Torres, Cejudo (Lobato, 73′); y Oriol Riera.

Real Sociedad: Bravo; De la Bella, Íñigo, M.González, C.Martínez (Ansotegi, 88′); Elustondo, Bergara; Vela, Zurutuza (Canales, 79′), Castro (Griezmann, 68′); y Agirretxe.

Goles: 0-1, 7′: Castro. 1-1, 59′: Oriol Riera.

Árbitro: Fernández Borbalán (colegio andaluz). Amonestó a Armenteros, De las Cuevas, Loe, Loties y Arribas por Osasuna y a Vela, Castro, De la Bella y Canales por la Real Sociedad.

Alejandro Galante

Periodista. Co-fundador de futboldesdefrancia.com y anteriormente encargado de la Ligue1 en masliga.com. Fanático del fútbol a todos los niveles.

También te podría gustar...