Nuevo inquilino en la casa roja

Donald Trump ya es presidente de Estados Unidos, y en Osasuna, Caparrós, está ya sentado en su despacho oval de Tajonar preparando la doble sesión con la que empezará los entrenamientos. Porque en el fútbol, no ha tiempo para lamentarse por el ídolo destituido. Y ahora toca trabajar duro para volver a levantarse y salir de los puestos de descenso.

La destitución de Martín sentó como un jarro de agua fría para todos los aficionados rojillos. Él era el símbolo de Osasuna. Un conjunto rojillo que ha empezado la Liga con malos resultados y un fútbol que no convence. Y por eso, el club ha decidido destituirlo.

Caparrós ha sido el elegido para reconducir la situación del equipo pamplonés. Un entrenador que viene con “las pilas cargadas” a un club que le ilusiona, porque en él “se respira fútbol”. Y ya en su presentación ha expuesto sus principios: trabajo, ilusión, solidaridad, intensidad y cantera. Unos principios que encajan a la perfección con los valores de Osasuna.

Fuera de las valoraciones de si había o no que cambiar de entrenador, si había que hacerlo, este era el momento. Aprovechando el parón por selecciones, en el que el nuevo entrenador pueda transmitir a los jugadores sus ideas, ver si cambia o no de sistema (si sigue con la defensa de 5, si va a jugar con un doble pivote como suele hacer), si va a cambiar de once radicalmente o si lo irá haciendo paulatinamente…

Además, los próximos equipos a los que se enfrentará Osasuna,  son de “su Liga”. Empezará visitando al Leganés, recibirá al Atlético de Madrid, al que ya ganó (por 3-0) en la temporada del descenso, y visitará a Granada y Sporting, antes de acudir “al dentista”, como ya se encargó de bautizar el nuevo entrenador del conjunto rojillo.

Esperan dos semanas intensas en Tajonar. Dos semanas en las que el técnico de Caparrós buscará recuperar el estilo de juego rojillo, un estilo de lucha, entrega e intensidad, con un equipo que salte al campo sin miedo a la derrota y con la ilusión de una nueva victoria. Buscará recuperar el estilo de juego, porque los valores rojillos ya los recuperó Martín, y son sagrados.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...