Presentación del CA Osasuna: los rojillos han vuelto

Sí. Osasuna ha vuelto. Dos años por el infierno de Segunda División y ya, con esto nos vale han debido pensar los jugadores y seguidores rojillos. Dos años llenos de sufrimiento en los cuales el club rojillo ha estado envuelto en más problemas que los deportivos. Problemas institucionales y económicos que a menudo dejaban el ámbito deportivo para un segundo plano. Pero con el ascenso, estos parecen quedar atrás, y con una plantilla basada en la cantera y la ilusión de volver a la máxima categoría nacional, los rojillos parecen ver la luz al final del túnel, claro, que si no hubiese luz, no sería un túnel.

Renovación en la plantilla

Poco queda en Osasuna de la última temporada en Primera; solo cinco jugadores siguen. Roberto Torres es el que más peso ha ganado en el equipo, llegando a ser el líder, con el permiso de Oier, que con su carácter y pasión, por sus “huevos” hablando claro, tiene ganado un puesto en el 11 de Martín, luego ya veremos en qué posición juega. Miguel Flaño es el tercer jugador que sigue desde el descenso, con un peso más importante en el equipo, ya veterano dentro del grupo y líder de una defensa joven pero robusta. De las Cuevas, tras un breve paso por el fútbol italiano regresó en el mercado de invierno  del año pasado para dar fuerza a las opciones de volver a Primera de los rojillos, y tras una participación irregular en la Liga, se hizo imprescindible en los playoff.

El caso de Nino es peculiar, ya que apenas contaba con minutos en la última temporada en la máxima categoría por la calidad de sus competidores y por las continuas lesiones que arrastraba, pero con el descenso de categoría y la fuga de muchos jugadores, se hizo imprescindible, primero para salvar al equipo pamplonés del descenso y luego para devolverlo al lugar que corresponde.

El descenso hizo que muchos de los jugadores decidieran irse buscando minutos en equipos de Primera. Además, la mala situación económica, impulsó a otros a irse también, o bien que el club tuviera que liberarlos para poder bajar la ficha salarial. Así, y tras un primer año con dificultades, Osasuna renovó la plantilla casi por completo, basándose en la cantera. De esta forma, han surgido numerosos jugadores que ya han demostrado su calidad, sobre todo en la última temporada, e incluso les ha valido para que clubes importantes se fijaran en ellos.

Un Osasuna de cantera, que a base de cesiones se hizo fuerte para conseguir el ascenso. Esto es mérito de Martín, un técnico de casa que siempre confió en la cantera, incluso en los últimos partidos de hace dos temporadas cuando el Club rojillo se jugaba el futuro de la entidad. Y es este modelo el que debe seguir Osasuna, apostando por la cantera, que siempre ha demostrado su calidad y ambición, y apoyarse en fichajes de jugadores determinados para dar el salto de calidad a la plantilla y asegurar la permanencia del equipo una vez que se ha conseguido lo más difícil, llegar hasta aquí.

Nuevas incorporaciones

El nuevo proyecto de Osasuna se basará en el equipo del año pasado, manteniendo las piezas clave y con la cantera como principal valor. Pero también se buscará en el mercado de fichajes reforzar las posiciones más débiles, como el medio y la delantera.

El conjunto rojillo ha conseguido mantener la columna vertebral del año pasado, salvo la marcha de Merino al Borussia Dortmund. Y las vueltas de cesión de Pucko, que fue de más a menos, y de Manuel, con un importante papel en los playoff.

Con estas salidas en el medio, era necesario reforzar esta zona. Así, el club pamplonés ha fichado a Jaime Romero, Goran Causic y Fausto Tienza sin pagar un euro por ellos, y en torno al medio millón por Fran Mérida, buscando dar equilibrio, calidad y fuerza al medio campo del equipo, una de las claves a lo largo de la temporada.

El lateral izquierdo fue uno de los puntos débiles del año pasado, con numerosos jugadores ocupando esa posición, y el que más la ocupó fue Javier Flaño (lateral izquierdo), lo que nos recordaba a los seguidores rojillos, esa época en la que el único lateral zurdo del equipo era Izquierdo (que era diestro). Y para reforzar esa zona ha cerrado estas últimas horas la incorporación del lateral izquierdo procedente del Espanyol, pero con la carta de libertad, Fuentes. Un lateral izquierdo con experiencia en Primera y que aportará seguridad a esa banda. También del Espanyol ha llegado el zaguero Carlos Clerc, que el año pasado fue rival de Osasuna en las filas del Girona.

Por último, y siguiendo el estilo de juego de Osasuna en el que primero se busca mantener la puerta a cero y luego el gol, los rojillos consiguieron hace unos días la cesión de Oriol Riera, un viejo conocido en El Sadar. Delantero titular el año del descenso que llegó a marcar 13 goles en esa temporada, un atacante que conoce la casa y que se adapta a las características del juego de Osasuna, por lo que parece un fichaje ideal para los rojillos. Además de Riera, Osasuna buscará cerrar la incorporación de Sergio León, máximo goleador el año pasado de Segunda, y de Mariano, el delantero procedente de la cantera del Real Madrid.

Osasuna tiene la plantilla prácticamente cerrada. El curso arranca tras una pretemporada con malos resultados que no han alterado el ánimo de los seguidores rojillos, que esperan sufrir mucho esta temporada, pero conseguir los objetivos. Ilusión que se nota en las colas que se ven todos los días en el Reino de Navarra para hacerse con el carnet de socio, y que a pocos días del cierre de la campaña, parece que se llegará al límite de los 15.000 socios. Unos socios que llenarán un estadio que mete miedo a los más grandes, donde se suelen dejar puntos con los que se “pierden ligas”, y socios que están ansiosos de cantar un gol en Primera, cantar un gol, parafraseando a Jorge Valdano “como si la manada hubiese cazado un mamut tras una semana persiguiéndolo”.

Osasuna está de vuelta, y ha vuelto para quedarse, para seguir dando tardes de emoción a sus aficionados y para demostrar que no todo son millones y fichajes desorbitados en el mundo del fútbol y que “no se puede jugar sólo con técnica a algo tan pasional como el fútbol”.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...