Girona FC – CA Osasuna: La temporada en 90 minutos

La distancia recorrida, los goles marcados y los encajados, los golpes, el dolor sufrido, las emociones… todo, absolutamente todo por lo que han pasado Girona y Osasuna esta campaña, les ha traído hasta aquí. Un partido para hacer buena toda una temporada. Esta noche uno de ellos celebrará ser equipo de Primera; el otro tendrá que asimilar que el curso que viene seguirá en la división de plata. Ya no hay más oportunidades para nadie. Los rojillos parten con la ligera ventaja del 2-1 cosechado en la ida, pero cómo es el fútbol que después de diez meses de trabajo un tanto lo puede cambiar todo.

Para los gerundenses es una oportunidad que ya han dejado escapar dos veces en las últimas tres campañas, y no quieren que vuelva a ocurrir. Pablo Machín acertaba a destacar que se trata del «partido de nuestras vidas», y las colas de hasta diez horas en las taquillas de Montilivi parecen indicar que la afición así lo entiende también. Un solo gol puede meter al Girona por primera vez en su historia en la máxima categoría del fútbol español. Un gol como el que metió Caballero hace un año en ese mismo estadio, congelando la ilusión de un equipo y de toda una ciudad en el último suspiro. Hoy quieren que la historia sea distinta.

El tanto de Kiko Olivas en El Sadar puede valer oro. El Girona debe recuperar la solidez defensiva mostrada durante la fase regular y que se ha desvanecido en los momentos iniciales de cada uno de los partidos de play off. En esta línea habló Àlex Granell, para el que la clave del ascenso está en no recibir ningún gol. Para los amantes de la estadística: de los 22 partidos disputados como local esta temporada, el Girona ha dejado su puerta a cero en la mitad de ellos.

En lo meramente deportivo, nada que destacar en el cuadro de Pablo Machín. Llega con todos los jugadores importantes a su disposición por lo que se espera que haya pocas variaciones en el once inicial. La mayor duda es si vuelve a darle el carril derecho al joven Maffeo y si apuesta en punta desde el principio por Rubén Sobrino o, por el contrario, lo usa como revulsivo igual que hizo en el encuentro de vuelta ante el Córdoba.

En frente estará un Osasuna que quiere volver a la Liga BBVA dos campañas después. Los navarros están más acostumbrados que su rival a estas lides y Enrique Martín ha asegurado que el ambiente es «maravilloso, de alegría, de ilusión». Los pamplonicas empezaron la temporada con el susto del curso pasado, en el que un empate en la última jornada en Sabadell les libró de irse a 2ª B.

Pero tras unos meses de sube y baja los de Martín se afianzaron en la zona noble de la tabla y, una vez más, lograron su objetivo en la última fecha. Aunque este año el objetivo era muy diferente, mucho más agradable. Y aquí está Osasuna, doce meses después de rozar el infierno, luchando por estar otra vez entre los más grandes de nuestro fútbol. La afición ya hizo saber al equipo el pasado miércoles que van a estar a todas con los jugadores.

Toda la plantilla está a disposición del técnico para la cita, por lo que tampoco se esperan demasiados cambios respecto a la ida. Será el último partido como rojillo de Mikel Merino, y qué mejor manera de celebrarlo que con el ascenso.

El duelo, esta tarde a las 19h. Solo puede subir uno.

Posibles alineaciones

Girona FC: Becerra; Alcalá, K. Olivas, Lejeune; Maffeo, Granell, P. Pons, Clerc; B. García; C. Herrera y Sobrino

CA Osasuna: Nauzet; Oier, Tano, M. Flaño, D. García, J. Flaño; R. Torres, M. Sánchez, M. Merino; De las Cuevas y K. Kodro

Alejandro Galante

Periodista. Co-fundador de futboldesdefrancia.com y anteriormente encargado de la Ligue1 en masliga.com. Fanático del fútbol a todos los niveles.

También te podría gustar...