FC Barcelona – CA Osasuna: Morir matando

Osasuna se planta en las últimas 5 jornadas de la Liga sin objetivos. Con el descenso a falta de confirmación matemática, las pocas esperanzas del conjunto rojillo se concentran en descender de la manera más digna posible y dar unas últimas alegrías a sus desesperanzados aficionados.

En esta delicada situación, el equipo pamplonés viaja a la ciudad condal para enfrentarse al líder de la Liga. Un partido desigual entre los extremos de la clasificación, donde el equipo catalán tras el partido por el que tiene sentido el fútbol español quiere asegurar su posición en la tabla. Un partido del que se está hablando muy poco debido a la resaca no de la última e intensa jornada, sino sólo de uno de sus partidos, el que más interesa a los directivos. Sin embargo, Osasuna, se enfrentará al líder sin nada que perder, con innumerables bajas y con la ambición de llevarse a cuantos más equipos por delante en lo que resta de competición.

Así, con esta hambre de victoria, con esta hambre de redimir a sus aficionados, viaja el conjunto de Vasiljevic. Es un campo en el que históricamente a Osasuna no se le ha dado bien, y con el nivel fubtolístico de esta temporada, los augurios no son nada buenos. No obstante, hay motivos para la esperanza, ya que el equipo local, a lo largo de la Liga ha dejado escapar en su feudo numerosos puntos. Además, está la motivación; Osasuna pletórico ante un equipo plagado de estrellas con la mente en conseguir tres puntos para su afición y por el otro lado, el equipo catalán, con los deberes echos tras ganar el pasado domingo y con la obligación de enfrentarse a una equipo «menor», al que supuestamente deberían ganar e incluso golear.

Vasiljevic no recupera a ningún jugador para este partido, las bajas no han podido recuperarse, incluso Berenguer, que parecía que podía llegar, en el entrenamiento del lunes no se entrenó. Y a estas, hay que sumar la de Vujadinovic, que se lesionó durante el encuentro contra el Sporting y que no viajará a Barcelona. Numerosas bajas, sobre todo en defensa (la línea más débil de Osasuna), y encima contra el rival más goleador. Mala señal.

Las estadísticas y lo habitual nos inclinan a pensar en una derrota visitante. Una derrota por mucho a cero, que sonrojaría a la afición y haría felices a los que manejan la Liga a su antojo. Que una vez más, demuestran estar dominados por las televisiones y el dinero. Y digo una vez más, porque para el partido de este miércoles, Osasuna se ha visto obligado a diseñar una nueva camiseta, de color naranja, ya que según han alegado, los colores de la primera equipación (roja, esta es evidente) y la segunda (verde) no se diferenciarían por televisión, por lo menos curioso. Esta película de humor en la que se está convirtiendo esta competición da un giro en su guión por el fútbol moderno para favorecer a unos pocos, esperemos que en el tapete verde, los rojillos, sean los encargados de volver a girar este guión, y devolver la esencia a este deporte.

Osasuna saltará al campo a ganar, consciente de que puede descender esta misma jornada si pierde y el Leganés gana. La permanencia comienza a ser un sueño muy lejano, pero lo que sí es tangible es que como portará en su camiseta, en la que cambia el color pero no el escudo, Osasuna nunca se rinde.

 Posibles alineaciones:

CA Osasuna: Sirigu; Buñuel, Oier, Márquez, Fuentes, Clerc; Fausto, Causic, Torres; Kodro, Sergio León.

FC: Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Umtiti, Piqué, Alba; Busquets, Rakitic, André Gomez; Arda, Suárez, Messi.

Árbitro: Munuera Montero (colegio andaluz).

Estadio: El Sadar (miércoles 26 de abril, 19:30).

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...