CF Rayo Majadahonda 1 – 1 CA Osasuna: Empate justo que no convence

El Rayo Majadahonda venía asentándose en las últimas jornadas en la zona media de la tabla. Con dos victorias y dos derrotas en sus últimos encuentros buscaba equilibrar esa montaña rusa de emociones y dar un triunfo a sus aficionados. Osasuna, por su lado, llegaba a la capital tras cuajar muy buenos encuentros en casa pero no encontrando los puntos lejos de su estadio. Con estas dinámicas, salir a especular y buscar no favorecer los intereses del rival con fallos fatídicos era la tónica de partido que se esperaba.

El encuentro comenzó así, lento. Con los dos rivales estudiándose, mirando sus virtudes que podían potenciar y buscando las debilidades del rival a explotar en su favor. Iriondo y Arrasate miraban a sus pupilos desde los banquillos, como Fischer y Spassky, buscando qué fichar mover para atacar a su rival sin dejar indefensa la portería.

En medio de esta partida de ajedrez, las ocasiones más peligrosas de gol las tuvieron los rojillos. Torres chutaba desde lejos pero sus disparos no encontraban la meta de Basilio. Mientras que Brandon, muy activo en la presión durante todo el encuentro, tuvo en un remate de cabeza la opción más clara para el equipo pamplonés, pero su remate se marchó alto.

Sin embargo, el Rayo Majadahonda no se veía inquietado con estas aproximaciones rojillas, sino que se encontraba cómodo y seguía llevando a término las consignas entrenadas a lo largo de la semana. Pases fáciles y juego directo, buscando rápidamente el centro. Un juego previsible que desarticulaba sin dificultad una bien plantada defensa rojilla.

La segunda parte comenzó con otro ritmo en las piernas rojillas. Cierto que el primero en avisar fue el equipo de la capital, pero el remate de Fede se fue desviado. La réplica rojilla no se hizo esperar y a los pocos minutos Ruben García se quedaba sólo frente a Basilio. La hinchada rojilla esperaba otra genialidad del media punta, pero el arquero achicó bien el espacio haciendo que Rubén rematase desviado.

El gol en este Osasuna tiene un nombre claro, y ese es el de Juan Villar. Hoy jugando en punta y no partiendo desde la banda. Primero avisó, no acertó a rematar un balón dentro del área y después no perdonó. Nacho Vidal salió con velocidad y tras un autopase dejó que fuera Roberto Torres quien buscara el centro, el lateral no acertó a rematar, pero ahí estaba el delantero rojillo, que controló dentro del área y empujó el balón al fondo de la red para adelantar a Osasuna.

Osasuna no se conformaba y seguía buscando la portería rival. Parecía haber aprendido de los errores en anteriores partidos como visitante y quería tener un margen mayor sobre el que defenderse. Arrasate dio entrada a Barja por el goleador, seguramente buscando reservar a Villar para próximos partidos y no forzar a un jugador que se lesiona con facilidad.

Los rojillos olían la sangre y querían sentenciar el partido. Subió la línea de presión y merodeaba el área de Basilio. En una jugada rápida gracias a la presión los navarros robaron la pelota y a punto estuvieron de hacer el segundo gol. Sin embargo, atrapó la pelota el guardameta, que lanzó la contra rápidamente. Iza condujo con verticalidad y ante el desmarque de Aitor filtró un pase que superó a Aridane. Aitor, con el balón camino de sus botas, vio la salida desesperada de Rubén, y con un toque superó a éste para que el balón entrara manso en la portería. 

Osasuna se levantó y Brandon aún dispuso de un par de ocasiones. En una se quedó sólo ante el portero, pero la incomodidad del defensa hizo que el último toque fuera largo y Basilio atrapara con facilidad.

El partido fue muriendo con la naturalidad que se espera de dos equipos que ven que no pueden obtener la victoria. Arrasate quitó a Mérida por Perea en un claro cambio defensivo. Los tres minutos habituales de descuento parecían un añadido sobrante para un encuentro que languidecía. No obstante, sólo el larguero evitó que los tres puntos se fueran «in-extremis» para Pamplona. Unai García entró con potencia para rematar un córner botado desde la izquierda, pero su cabezazo no tuvo la precisión necesaria para romper las tablas.

Sin tiempo para rehacerse, el árbitro señaló el final del encuentro. Empate justo que no seguro no convence a ninguno de las dos aficiones pero dejará satisfecho a los entrenadores. Ya disputado el primer cuarto del campeonato ambos conjuntos van creciendo y acoplando sus piezas. Los rojillos esperan encadenar dos victorias para comenzar a mirar a la zona noble de la clasificación. Mientras que el Rayo Majadahonda se asienta en la mitad de tabla y espera no pasar muchos apuros.

En la próxima jornada buscarán los dos equipos hacer bueno el punto sumado hoy. Osasuna recibiendo al Malaga el sábado a las seis de la tarde; y el Rayo Majadahonda visitando al Alcorcón el domingo también a las seis de la tarde.

Ficha técnica:

Rayo Majadahonda: Basilio; Carcelén (Enzo, min. 83), Rafa, Verdés, Morillas, Varela; Óscar, Fede Varela (Schiappacasse, min. 64), Luso (Verza, min. 60); Aitor García y Ruibal.

Osasuna: Rubén; Nacho Vidal, Unai García, Aridane, Clerc; Rubén García, Oier, Fran Mérida (Luis Perea, min. 84), Torres; Juan Villar (Kike Barja, min. 69) y Brandon (Xisco, min. 89)

Gol: 0-1, min. 59: Juan Villar. 1-1, min. 76: Ruibal

Árbitro: Milla Alvendiz (Comité andaluz). Amonestó a Clerc (min. 10), Luso (min. 23), Rafa (min. 39), Fran Mérida (min. 42), Oier (min. 47), Unai García (min. 55), Nacho Vidal (min. 82).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada once de LaLiga 123 disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 2.549 espectadores.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...