CD Tenerife – Osasuna: a cara de perro

Dos estados de ánimo se miden esta tarde en el Heliodoro. El Tenerife llega con con la autoestima recuperada tras sus últimos resultados, todo lo contrario que Osasuna, sin ganar desde enero y sin que el efecto Mateo surta efecto.

A las 18:00 (hora insular) da comienzo un atractivo encuentro entre equipos que deberían estar luchando por posiciones más altas. Pero las rachas negativas a lo largo de la temporada colocan al Tenerife y a Osasuna en los puestos 16 y 18, respectivamente. Osasuna preveía aún menos esta situación cuando acabó enero a solo cinco puntos del sexto puesto tras sumar 14 puntos de 18. Sin embargo, tras un febrero y marzo con solo uno de 21 sumado y  con la llegada de Mateo en sustitución de Urban, Osasuna se coloca a uno del descenso a Segunda B.

Los de Navarra vienen de perder en Vitoria con la sensación de que no fluye el juego y de que es incapaz de mostrar todo su potencial. Nino, sin marcar desde enero, puede convertirse hoy en el jugador que más minutos ha disputado en la historia de Segunda División. Curiosamente lo puede cumplir en su regreso al Heliodoro tras pasar cuatro años en la entidad blanquiazul. No es, sin embargo, la primera vez que se enfrenta a los isleños. Ya lo hizo en el encuentro de ida, cuando además, anotó el gol del empate a dos en el 3-2 final.

Ambas escuadras cuentan con bajas. En los blanquiazules faltan Arnáez, Ricardo y Guarrotxena, mientras que en Osasuna se ausenta de la lista de convocados por sanción Roberto Torres, que se une al lesionado de larga duración Jordan Loties. Tras cumplir ciclo de amarillas en Vitoria, vuelven a la convocatoria Loé, Nekounam y Vujadinovic. También hay dos regresos destacados, uno por cada equipo. En la parroquia vuelve a la lista el portero Carlos Abad-Hernández tras su lesión de rodilla, mientras que en los visitantes ha sido novedad la inclusión de Oier Sanjurjo, lesionado los últimos siete meses por una rotura del ligamento cruzado anterior en la primera jornada de campeonato.

Si en Osasuna gustaría borrar febrero, en Tenerife fue el mes clave, el que supuso el cambio de rumbo y de  sensaciones. Sin un juego brillante, el nuevo entrenador, Raúl Agné, ha reforzado mentalmente a la plantilla y le ha dotado de más alternativas en ataque. Los jugadores blanquiazules han ganado en autoconfianza venciendo al Valladolid en el Heliodoro y empatando ante la UD Las Palmas como foráneo. Con Agné, el Tenerife solo ha perdido su primer encuentro (ante el Girona) y ha sumado 9 de los últimos 15 puntos, una cifra que permite a los isleños desahogarse y jugar con la soltura que ahora busca Osasuna. 

Hasta en 19 ocasiones se han citado el Tenerife-Osasuna en el Heliodoro. La única victoria rojilla fue hace casi 40 años en un partido de Copa del Rey. De resto, el Tenerife ha ganado en 15 ocasiones, incluida la del último enfrentamiento, disputado en Primer División. Era la temporada 2010/2011 y el Tenerife, con goles de Ricardo y Nino, venció 2-1 a Osasuna.

Las necesidades marcan el partido. Osasuna saltará al césped con la misión de hacer menos vulnerable su defensa y no encajar goles tempraneros. Una derrota le haría depender de otros resultados para evitar el descenso. De estos mismos resultados necesita el Tenerife para conservar su margen de cuatro puntos sobre los puestos de descenso ante una derrota. Un miedo a perder que marcará la dinámica del partido.

También te podría gustar...