CA Osasuna: nueve escalones para el ático o la nada

Osasuna tras salvarse en Sabadell. Vía: laliga.es

El club pamplonica empezó la temporada dubitativo, acoplando las piezas y asimilando los conceptos del nuevo míster. Rápidamente pareció encajar todo y tras una gran racha los rojillos consiguieron asentarse en lo alto de la clasificación durante gran parte de la primera vuelta. Por desgracia para sus aficionados, el equipo se ha ido deshinchando.

En esa ascensión al ático, como bien comparó el brujo de campanas, Osasuna comenzó subiendo los escalones asegurando cada pisada y comprobando que las articulaciones no sufrían mucho impacto; después aceleró el ritmo y sprintó para llegar cuanto antes a los pisos superiores y saber dosificar sus esfuerzos y distancia con el resto de rivales. Ahora, el equipo parece subir un peldaño para bajar dos.

Con un equipo en un punto de inflexión, al borde del precipicio tanto en sus aspiraciones de ascenso como en su conexión con la grada, los nueve partidos que restan resultan vitales para la salud del equipo y club.

Granada, Córdoba, Alcorcón, Lugo, Nastic, Oviedo, Numancia, Lorca y Valladolid son los rivales que separan a los rojillos de su objetivo. Unos contrincantes variados en los que dos están en zona de descenso y tres por delante de Osasuna en la clasificación, y el conjunto asturiano, aunque por detrás, empatado a puntos.

Cinco de esos encuentros serán fuera de casa, donde los rojillos están asentando su opciones de ascenso, aunque estos son los que a priori presentarán mayor dificultad para los pupilos de Diego Martínez. Mientras que los cuatro partidos como local, pese a ser la deuda pendiente esta temporada, son ante los rivales con peores guarismos.

Sirviéndonos de los resultados de la ida, Osasuna sumaría 14 puntos, llegando a los 64 puntos e igualando la marca que le sirvió hace dos temporadas para ascender vía «play-off», un dato que ilusionará a sus aficionados (aunque no querrán esperar hasta el último minuto, como en esa ocasión, para certificar las eliminatorias por primera). Puntuaje que en las últimas 4 temporadas les colocarían entre los seis primeros.

No obstante, al inicio de temporada ningún aficionado se hubiera mostrado satisfecho con entrar entre los seis primeros, sino que con el esfuerzo económico en una política en la que priorizaba los fichajes y los resultados a la identidad del club, esperaba que el equipo clasificara en los puestos de ascenso directo. Para ello, el conjunto pamplonica deberá sumar de tres en tres en la mayoría de encuentros y aguardar a que sus rivales no lo hagan.

Ahí queda un tema pendiente para la directiva: la cantera o los fichajes, los resultados o la identidad, la victoria o el orgullo. Sobre ello han hablado las tertulias rojillas en los últimos días, si el fin justifica los medios. Y es que durante esta campaña el equipo no ha sabido transmitir a la grada la garra y lucha de antaño. De estos partidos, en los que Osasuna fue un equipo aguerrido y bravo, destaca la derrota contra el Zaragoza en casa, que pese a perder, fue el encuentro que más enganchó a los aficionados y el día que más orgullosos se fueron de El Sadar de sus jugadores.

Con este y otros asuntos pendientes, la plantilla pamplonica afronta las nueve finales con la calificación pendiente del resultado final, apostando todo al ascenso sin tener otra opción por si esta no es la vencedora.

Los rojillos casi arriba de la escalera, pueden verse aislados de su afición y viendo que esa escalera de emergencia que han usado para colarse lo más rápido posible de nuevo en el ático daba a un techo a dos aguas que les vuelve a dejar en una situación como la de hace tres años: con un equipo desestructurado y sin una política o filosofía de club clara. Osasuna espera que estos nueve escalones les lleven a su objetivo y que la tranquilidad de primera lleven a la reconexión grada-equipo y club-afición.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...