Bilbao Athletic 3 – 1 RCD Mallorca: Tres zarpazos, tres puntos

El domingo empezaba con el encuentro entre Bilbao Athletic y Mallorca en San Mamés. Los cachorros con Remiro, Lekue, Gil, Yeray, Iriondo, Undabarrena, Vesga, Iturraspe, Unai López, Seguín y Santamaría. El Chapi Ferrer presentaba el siguiente once: Oriol, Pereira, Javi Ros, Bianchi, Cabrero, Arana, Campabadal, H. Yuste, Abeldaño, Adams y Brandon.

El encuentro empezó con un Bilbao Athletic que quería dominar, pero que en el minuto 4 de partido tras un «error de infantiles» por falta de comunicación en la defensa local, Bianchi se aprovechaba y adelantaba al Mallorca. El equipo local reaccionó a ese tempranero gol con la idea de fútbol que tienen, es decir, posesión y calma para llegar al área rival; pero el árbitro y la falta de precisión han hecho que los visitantes se encuentren cómodos sobre el terreno y puedan incluso formar alguna contra que otra. Según transcurría la primera parte, los rojiblancos acariciaban con más facilidad la zona de tres cuartos y mientras el conjunto mallorquín se cargaba a tarjetas. En el rechazo de una falta votada por Unai López, el «9» bilbaíno Gorka Santamaria empataba el encuentro a puerta vacía en el minuto 28. Se llegaba al descanso igual que en el comienzo del partido, con un Mallorca presionando arriba y con más ocasiones y peligro que los locales. 1-1 al descanso y con un partido bastante interrumpido por el colegiado.

La segunda parte comenzó con los dos equipos realizando una presión alta y dejando el partido más abierto que en la primera. Sin un dominador claro y con mucha llegada por banda, ambos conjuntos el encuentro ha sido mucho más atractivo para el espectador neutro en el inicio de la segunda mitad. El ritmo del choque fue disminuyendo a medida que los minutos iban pasando y los canteranos de ambos clubes como Damiá y Villalibre entraron en el terreno. Este último, tras una buena carrera al espacio dejó el balón atrás y Seguín anotaba el segundo para el Bilbao Athletic a falta de un cuarto de hora para el final. Tras el gol era el Mallorca quien buscaba el gol más a la desesperada y los locales quienes aguantaban más su oportunidad.

En el minuto 85, Bianchi llega tarde haciendo una entrada muy dura sobre Undabarrena y el colegiado le mostró la segunda tarjeta amarrila, de esta manera el «9» mallorquín marcó y fue expulsado en su debut. La última jugada del encuentro, tras un choque del árbitro con Abeldaño, el Bilbao Athletic se quedaba en un tres contra uno y fue el joven juvenil Asier Villalibre quien certificó la primera victoria rojiblanca.

El Bilbao Athletic se hace así con sus primeros tres puntos de la Liga ante los 9.000 espectadores que se acercaron a la Catedral del fútbol. Sufren los «cachorros» como leones y así adelantan a su rival de hoy el Mallorca.

También te podría gustar...