RCD Mallorca: un desastre centenario

Una decepción de proporciones mayúsculas. El Mallorca comenzó la temporada con el objetivo de regresar a Primera división y acabó el año descendiendo. Los bermellones se han mostrado todo el año con falta de claridad en ataque y una evidente falta de gol. Ninguno de los tres entrenadores ha sacado la mejor cara de este equipo. Ni Fernando Vázquez, ni Olaizola ni Sergi Barjuan han sido capaces de conseguir la mejor versión de una plantilla con jugadores de gran calidad que no han brillado esta temporada.  Una temporada donde muchos partidos que ha merecido ganar el conjunto bermellón, los ha acabado empatando; y muchos encuentros que estaban igualados, los acaba perdiendo. Una temporada donde las cosas no han funcionado.

El Mallorca sufrió mucho la pasada campaña y parecía que había aprendido la lección, pero no fue así. El conjunto insular empezó la campaña con una mala dinámica que no abandonó en toda la temporada. La primera victoria llegó con un gol en propia frente al Girona en la quinta jornada. Se evidenciaba que no había un goleador en el equipo. Los bermellones no eran competitivos y acusaban no tener un buen estado físico.

Los chispazos de calidad de algunos de sus jugadores limpiaban la mala situación. Brandon, sobre todo, fue el hombre que maquillo en el primer tramo de temporada. El jugador de Cala d’Or anotó ocho goles en ocho partidos. La situación no era buena pero la racha del mallorquín sirvió como parche temporal. El club se cansó de Vázquez tras una derrota abultada frente al Valladolid. El gallego que empezó la campaña hablando de ascenso y abandonó el equipo la jornada 17 con el equipo al borde del descenso. Una plantilla confeccionada por él con jugadores de su confianza.

Foto vía lfp.es.

Foto vía lfp.es.

El club apostó por Olaizola, que estaba entrenando al filial. Querían que impusiera su carácter a los jugadores. La apuesta no funciono. El nuevo técnico no fue capaz de transmitir su mensaje. El equipo entró en descenso con él a los mandos y ya no salió más de ahí.  El vasco no cambió demasiado la apuesta de Vázquez. Hubo muchos encuentros que se escaparon por la mínima.

Ante los malos resultados, el club decidió destituir a Olaizola e intentar la heroica con Sergi Barjuan. El catalán encontró un once de confianza, con cambios respecto a los esquemas de Olaizola y Vázquez. El nuevo técnico apostó por Pleguezuelo en el centro de la zaga, Álex Vallejo en el medio campo y Moutinho con libertad de movimientos en la mediapunta. La suerte estuvo más del lado de Barjuan que mejoró los números del equipo. El Mallorca llegaba a las últimas jornadas con esperanzas de lograr la permanencia. Los bermellones necesitaban ganar en Anduva ante un Mirandés ya descendido. El equipo fue incapaz de ganar, se empató y se desató el desastre. El Mallorca desciende a 2ºB 36 años después. Tiempo atrás queda el Mallorca de los éxitos que ganó una Copa del Rey y competía en la Champions League. Se espera que el descenso sirva para hacer limpieza y el club pueda volver pronto al fútbol profesional. Aunque ya se ha confirmado la continuidad de Maheta Molango como máximo responsable del club.

También te podría gustar...