Albacete Balompié 4 – 2 RCD Mallorca: Heroica remontada, ansiada permanencia

No podía ser de otra manera. Todo aficionado manchego esperaba un desenlace similar. No había mejor fórmula para sellar la permanencia de forma matemática que la ejecutada ayer: heróica, luchada y agónica aunque gratificante, exitosa y delirante. La grada del Belmonte pasó de cero a cien en un escaso minuto, de los pitidos a los vítores, de las dudas a los aplausos, del tener que aplazar la salvación una jornada más al permanecer -de forma más que merecida- en una Segunda División que no ha dejado de brindarnos espectáculos semejantes en todo el curso.

Los locales saltaron al terreno de juego entre dormidos y desaparecidos; relajados, confiados y permisivos. Tanta permisividad provocó tanto el temprano 0-2 que ocupaba el marcador como algún tímido pito y reproche. El canterano Brandon Thomas y Fofó fueron los encargados de materializar ambos tantos, desesperando al cuadro rival -y a su meta, Diego Rivas, poco habitual en el once y cuestionado por un pequeño sector tras el segundo tanto- y creando un falso colchón de tranquilidad que en escasos sesenta segundos se vio desaparecido.

En tan solo quince minutos, el encuentro parecía más que sentenciado. Aun con la pesada carga que suponían los dos tantos en contra, el cuadro albaceteño mostró una de sus mejores versiones, haciendo gala de su casi impoluto trato de balón y de la efectividad -intermitente- de sus puntales. Tanto César como Keko y Samu fueron un constante quebradero de cabeza. El segundo de ellos, el madrileño Keko, realizó uno de sus partidos más sobresalientes del curso, desatando cada vez que el balón pasaba por sus pies las innumerables ovaciones y cánticos que pedían a gritos, igual que pedimos desde aquí, la renovación de la que deberá ser la piedra angular del próximo proyecto blanco.

La insistencia tuvo su fruto y, tras un eslalon interminable del lateral Carlos Moreno -también notable- interrumpido por el Bustos, el arbitro señaló un penalti que supondría el 1-2. Samu, protagonista en la segunda mitad de campaña, lo transformó y devolvió la esperanza a todo un Belmonte que terminó de entregarse a los suyos con el segundo tanto de la tarde, obra del ya nombrado Keko, en el 35′.

El primer acto terminó con una estrategia de acoso y derribo ejecutada por los manchegos, quienes gozaron de más ocasiones para remontar el encuentro y revertirlo definitivamente. El Mallorca, en cambio, se hundió con este segundo tanto -producido por una serie de graves errores en la salida de balón- y desapareció, no mostrando oposición debido a la lejanía de sus puntas -Joselu y Fofó-.

Los segundos cuarenta y cinco minutos se mostraron algo más tranquilos en su comienzo. El ritmo del choque disminuyó y los manchegos gozaron de menos ocasiones de gol, pero la acertada decisión de Luis César Sampedro de introducir a Chumbi y Moutinho en el terreno terminó siendo decisiva. Ambos fueron protagonistas en más de una oportunidad, aportando profundidad, imaginación y velocidad en banda y nuevas situaciones de peligro de cara a la meta de Miño.

Tras más de un cuarto de hora de perseverancia desde la entrada de ambos, llegó el tercero de los goles albaceteños, el primero en la cuenta del murciano Chumbi, el que terminó de levantar a una hinchada que, después de todo lo sufrido, veía salvada la temporada. Entre «olas» y «olés» recibió el aficionado el cuarto de los tantos, casi en el tiempo de añadido, obra un revulsivo Moutinho que reclama cada vez que entra en el campo más minutos con sus actuaciones impolutas.

El trencilla pitó y la alegría se desató. Afición y plantilla fueron solo uno y, juntos, celebraron una permanencia que, fruto del trabajo bien hecho, se ha consumado tres fechas antes del final de temporada de forma inesperada, como el propio Sampedro afirmó más tarde en rueda de prensa. En la otra cara de la moneda, el Mallorca abandonó el estadio blanco cabizbajo, insatisfecho y algo cabreado tras ver como se esfumaron tres puntos que parecían bajo control, con ganas de sellar una temporada para el olvido.

Ficha técnica:

Albacete Balompié: Rivas, Carlos, Samu (Moutinho – min. 63), Mario Ortiz, César Díaz (Cidoncha – min. 71), Keko, Portu, Noguerol, Paredes, Edu Ramos y Gonzalo (Chumbi – min. 63).

RCD Mallorca: Miño, Gulan, Agus, Truyols, Cifre, Bustos (Javi Ros – min. 61), Yuste, Cendrós, Brandon (Pereira – min. 46), Joselu y Fofo (Cedric – min. 71).

Goles: 0-1 – Brandon (min. 7); 0-2 – Fofo (min. 17); 1-2 – Samu (penalti – min. 35); 2-2 – Keko (min. 36); 3-2 – Chumbi (min. 80); 4-2 – Moutinho (min. 89)

Árbitro: El colegiado José Luis Munuera Montero amonestó a Paredes (min. 66) y Noguerol (min. 76) del Albacete; y a Bustos (min. 34) y Cifre (min. 67) del Mallorca.

También te podría gustar...