Liverpool FC, un histórico que quiere volver a reinar en Europa

La final de la Europa League deparará un duelo entre dos de los conjuntos más laureados de la Europa League. El Sevilla persigue su quinto entorchado, que sería el tercero consecutivo, mientras que el Liverpool quiere sumar su cuarto. Los ingleses son uno de los clubes con más solera en el panorama europeo y sus 5 Copas de Europa lo confirman. Un histórico venido a menos en los últimos tiempos, pero al que Klopp ha insuflado un soplo de aire fresco.

Los «Reds» afrontarán la cita de mañana con la necesidad de lograr la victoria para jugar competición europea la próxima campaña. El equipo ha rendido por debajo de lo esperado y finalizó la temporada regular en 8º lugar, lejos de los puestos que dan acceso a Europa. Cabe recordar que el campeón de la Europa League, disputa al año siguiente la Champions, con lo que la repercusión deportiva y económica aumenta notoriamente. Subcampeones de la Capital One, esta final se presenta como una gran opción para salvar una discreta temporada.

Pese a los números en competiciones domésticas, los ingleses serán un duro hueso de roer y así lo han demostrado a lo largo de la competición. Los de Anfield no han perdido ni un solo partido en lo que va de torneo y han dejado por el camino a equipos como el Augsburg, Manchester United, Borussia Dortmund y Villarreal. Alemanes, ingleses y españoles sucumbieron ante los pupilos de Jürgen Klopp.

El técnico teutón ha insuflado su filosofía de fútbol agresivo, rápido y de creación y cuenta con varias piezas clave para lograr sus objetivos. Coutinho es el motor del equipo, el jugador más creativo y de más calidad, por el que pasa el juego del conjunto inglés. El brasileño tiene su complemento en Lallana, otro de los hombres objetivo del cuadro de Anfield. Roberto Firmino será otro de los futbolistas a tener en cuenta, ya que el brasileño es la gran revelación del los «Reds» esta temporada y nutre de asistencias a un Sturridge, que aun en horas bajas, se muestra como un delantero temido y de desborde.

La carencias del Liverpool llegan en su zaga, que se ve desbordada con facilidad y concede demasiadas ocasiones a los futbolistas con desborde del rival. Emery, sin lugar a dudas, habrá tomado buena nota de como hacer daño a su zaga. Lovren y Touré no pasa por ser una zaga impenetrable, aunque son la referencia como eje. Alberto Moreno, una de las perlas salidas de Nervión, es su mejor hombre, aunque un lateral que destaca más por sus labores ofensivas que defensivas. Mignolet defiende la meta, aunque no acaba de convertirse en un portero de garantías dada su irregularidad.

El conjunto de Merseyside, al igual que el Sevilla, ha ganado todas las finales de Europa League que ha disputado. Los británicos se impusieron al Alavés en 2001 por un apretado 5-4, en un partido en el que los de Mendizorroza pelearon hasta el final, siendo la gran sorpresa de la competición. Sus otros dos títulos datan de los años 70, cuando superaron a Brujas y Borussia Mönchengladbach en eliminatoria a doble partido. A estos tres títulos hay que sumarles las 5 Copas de Europa y las 3 Supercopas de Europa, que alzan al Liverpool como uno de los grandes referentes del fútbol inglés en Europa.

Frente al conjunto de Nervión, disputarán el que será el primer partido de la historia entre ambos conjuntos, que no habían coincidido hasta ahora. La última final europea de los «Reds» data de 2007, cuando cayeron en la final de la Champions frente al Milán por 2-1. Han ganado 8 delas 11 finales europeas que han disputado, lo que les da un 73% de victorias en finales. Los ingleses son un conjunto venido a menos, que lleva 10 años sin ganar ningún título, algo que también tratará de aprovechar el Sevilla en su favor, no obstante son los actuales campeones.

También te podría gustar...