Levante UD 1 – 1 Sevilla FC: Un empate a racanería

Sevilla y Levante brindaron anoche un rácano espectáculo que no pasará a los anales de la historia… o sí, para enseñar a los pequeños que se quieran dedicar a esto cómo no se debe jugar un partido si quieres marcar un gol y esas cosas importantes de este deporte que tanto nos apasiona.

El conjunto hispalense llegaba al Ciudad de Valencia con la defensa en cuadro, ya que sus tres centrales titulares, Rami, Carriço y Pareja, causaban baja por sendas lesiones. En su lugar, se estrenaba Kolo (tras recuperarse de la salmonelosis) y Andreolli, que llegó el último día de mercado desde el Inter de Milán.

Comenzó el partido y pronto se estrenaría el marcador. Tras una salida en oleada, Llorente descarga un balón al centro que controla NZonzi y sin oposición, bate al meta Rubén. Golazo y nada más del exjugador del Stoke City. Poco después, Kakuta, que también se estrenaba en la titularidad, se acercaba a la banda y lo que parecía un cambio de botas, se trataba, según Emery, que el jugador le comunicaba que no podía seguir (y no por lesión). Otra cosa rara que se une al caótico comienzo de temporada de los sevillistas.

Es el momento en el que se mete en el partido el equipo de Lucas Alcaráz. El renovado Levante, con Verza y Camarasa en la labor de hacer olvidar a Diop, empezó a tirar con más corazón que acierto. Pocas cosas más que reseñar en esta primera mitad, solo una pared entre Gameiro y Vitolo que por poco acaba con gol del canario.

La segunda parte continuó con el despropósito, edulcorado con el gol de Camarasa, que aprovecha que se le doblan las manos a Beto con el fuerte tiro de Jose Mari y que Kolo se queda dormido mirando el balón dar en el palo y quedarse muerto en la línea de gol. Empate a uno, empate a nada. Hasta el final, un cúmulo de despropósitos en el Sevilla, con imprecisiones, ausencia de peligro y el empuje de un Levante que se empeñaba en tirar desde donde fuera vista la inseguridad que proporciona Beto, una cabezonería de Emery la de insistir con el portugués cuando es uno de los peores porteros de la Primera División española.

Caso aparte de mención, la desafortunada actuación del gallego Iglesias Villanueva y sus asistentes, que se ganaron el adjetivo de caseros a la hora de repartir las amarillas y que se comieron un clamoroso penalti por manos al actuar Juanfran de portero y evitar que un disparo de cabeza del italiano Immobile conectara con la portería de Rubén. Era penalti y expulsión.

Siguen sin ganar en este inicio de Liga ni Levante ni Sevilla, que tendrán que enmendar errores en el campeonato liguero ante el Barcelona (en el caso de los valencianos) y ante el Borussia en Champions el martes (en el caso sevillista). Al menos, más que preocupante inicio.

Ficha técnica:

Levante UD (1): Rubén, Trujillo, Feddal, Juanfran, Morales (Iván López, minuto 69), Toño García, José Mari, Verza, Camarasa, Deyverson (Víctor Casadesús, minuto 69) y Ghilas (Roger, minuto 85).

Sevilla FC (1): Beto, Coke, Andreolli, Kolo, Tremoulinas, Krychowiak, N’Zonzi, Vitolo, Kakuta (Konoplyanka, minuto 30), Gameiro (Krohn-Dehli, minuto 76) y Llorente (Immobile, minuto 68).

Goles: 0-1, minuto 12: N’Zonzi. 1-1, minuto 58: Camarasa.

Árbitro: Iglesias Villanueva, gallego. Amarillas para Kakuta, Konoplyanka, Morales, Tremoulinas, Juanfran y Ghilas.

Juan Ignacio Borrallo

Técnico superior en imagen audiovisual. Licenciado en periodismo. Amante del fútbol justo y de un Periodismo de calidad.

También te podría gustar...