Entre los abonados se cuela Mendilibar

El jueves empezó la nueva campaña de abonos para la temporada 2014-2015 en el Levante. Mientras los más tempraneros renovaban su asiento en el Ciutat, apareció un alta nueva que no ha querido conformarse con un sitio en Gol Alboraya ni en Grada Central, sino que quiere ver el fútbol desde un lugar muy privilegiado: el banquillo. Se trata de José Luis Mendilibar, quien ha aprovechado que el anterior dueño de ese sitio, Joaquín Caparrós, no ha querido repetir experiencia y ha partido a la ciudad de la Alhambra, Granada. El club cierra así el capítulo que se abrió el miércoles con la no renovación del técnico utrerano, y 24 horas después ya tenía atado al relevo.

El Levante ha querido contar con un entrenador ya curtido en muchas batallas en la élite y siempre con el objetivo que coincide con el pretendido por el club, la permanencia. Esa simbiosis de necesidad-experiencia es la que ha hecho al conjunto levantinista optar por el entrenador vizcaíno, quien tendrá su primera experiencia por el Mediterráneo. Mendilibar destacó en el Eibar en la temporada 04-05 y eso le dio la oportunidad en el Athletic. Sin embargo su mayor logró fue el ascenso con el Valladolid, a quien mantuvo dos temporadas en Primera. En Pamplona, su última experiencia, también hizo un buen trabajo, pero malos resultados en esta temporada le penalizaron.

El director deportivo, Manolo Salvador, afirmó en su presentación que no barajaron más posibilidades y nada más hacerse oficial la no continuidad de Caparrós enlazaron el vínculo y Mendilibar aceptó enseguida. También Quico Catalán valoró positívamente lo rápido que el nuevo «Mister» entendió la filosofía del club, pero el técnico de Zaldívar trató de mostrar un punto de ambición en el proyecto, aceptando el objetivo primordial pero sin poner freno al crecimiento deportivo. Algo que debe ilusionar a la afición granota en la campaña de nuevos socios que pretenden realizar. La llegada de Mendilibar ha venido en un momento clave donde se debe vender un proyecto ambicioso pero manteniendo siempre los pies en el suelo.

El club ha lanzado una campaña de abonos con precios accesibles. Elimina el Día del Club (partido donde los abonados deben pasar por taquilla) e incluye toda la Copa del Rey. Las cantidades oscilan entre los 130 y 380 euros (precios más bajos en caso de ser accionista), lo que desmarcan al club con el resto de equipos de la liga BBVA. Además, los niños hasta 15 años reciben un abono gratis por cada pase, algo que enlaza la promoción que el club está haciendo en los colegios de la zona. Ya en la segunda vuelta,  los más pequeños tenían entradas gratis y saltaban al campo para recibir el aplauso de la afición. Se ha sembrado ilusión, ahora toca tejer una plantilla a medida del nuevo entrenador y que la afición granota se involucre en el proyecto Levante 2014-2015.

Dani García

Periodista y amante del futbol alemán, femenino y del Levante UD.

También te podría gustar...