Unai Bustinza jugará las tres próximas campañas en el CD Leganés

Unai Bustinza jugará las tres próximas campañas en las filas del CD Leganés. El conjunto pepinero ha anunciado el fichaje del defensor vasco, que ya la pasada temporada militó en el equipo en calidad de cedido, por el Athletic Club. Un club que ahora ha traspasado al zaguero a la entidad madrileña, si bien se reserva una opción de compra que podría ejercer a finales del curso 2016-2017 en caso de querer repescar al futbolista. Se trata del cuarto fichaje que realiza el cuadro blanquiazul de cara a la temporada de su debut en Primera División, tras los de Gabriel Pires, Miguel Ángel Guerrero y Pablo Insua.

A través de un comunicado de prensa, el CD Leganés informó de la adquisición de Bustinza, afirmando que “tras actuar como cedido en el equipo pepinero la pasada temporada, firma ya en propiedad con el club blanquiazul para las próximas tres campañas”. “Futbolista de raza y potencia, puede actuar indistintamente como lateral derecho o defensa central, como ya demostró en su primer año en Butarque. Lucirá el dorsal ‘3’ y se incorporará de inmediato a los entrenamientos a las órdenes de Asier Garitano”, apostilló la entidad madrileña sobre su nuevo jugador.

Bustinza se formó en los escalafones inferiores del Athletic Club, llegando a formar parte de la cantera de Lezama desde alevines. Fue progresando año a año, hasta alcanzar el filial rojiblanco en la temporada 2011-2012, con apenas 19 años. Fue José Ángel Ziganda quien le dio la posibilidad de jugar aquella campaña en el Bilbao Athletic, en el Grupo II de Segunda B. Su estreno se produjo ante la SD Eibar, en la primera jornada de competición.

En su primer año en la categoría de bronce del fútbol español, Bustinza acumuló 20 partidos en el Bilbao Athletic, siendo titular en 15 ocasiones. En total, el zaguero acumuló 1329 minutos con el filial rojiblanco, en los que vio seis tarjetas amarillas y sufrió dos expulsiones. Estas se produjeron ante Lemona y UD Salamanca, en la tercera y quinta jornada, respectivamente. Además, anotó un gol en la visita a la Gimnástica de Torrelavega, en la vigésimo séptima jornada de competición.

También fue un jugador clave en los esquemas del equipo en la temporada 2012-2013, en la que el Bilbao Athletic consiguió disputar el play-off de ascenso. En la postemporada en la categoría de bronce, los vascos llegaron hasta la segunda eliminatoria, donde perdieron con el Huracán Valencia en la tanda de penaltis. Bustinza disputó 28 partidos, acumulando 2377 minutos de competición. En ese tiempo, vio siete tarjetas amarillas y logró cinco goles: ante Noja, Amorebieta, Izarra y en la eliminatoria de ascenso ante el Levante “B”, en dos ocasiones. Su última temporada en Segunda B fue la 2013-2014, en la que participó en 32 partidos con el Bilbao Athletic. Fundamental para Ziganda, acabó acumulando 2781 minutos de competición. Vio 10 cartulinas amarillas, logrando anotar un gol ante Las Palmas Atlético.

El buen hacer de Bustinza en el filial no pasó inadvertido para Ernesto Valverde, quien le dio la oportunidad de formar parte de la primera plantilla bilbaína en la temporada 2014-2015. El zaguero debutó en la máxima categoría del fútbol español en la novena jornada, ante la UD Almería en los Juegos del Mediterráneo. En el tramo final de competición fue alineado en otro duelo: la visita al Atlético de Madrid, en la que fue expulsado por doble amarilla en el minuto 88. Pese a ello, Bustinza fue titular en la final de Copa del Rey, que el Athletic afrontó ante el FC Barcelona en el Camp Nou.

La pasada campaña recaló en el CD Leganés, cedido por el conjunto bilbaíno. Fue una temporada agridulce para Bustinza, que no pudo mostrar todas sus cualidades debido a una serie de lesiones que lastraron su rendimiento. Pese a ello, colaboró activamente a la consecución del ascenso pepinero a Primera División, tras acabar en segunda posición en la categoría de plata del fútbol español. En total, fue alineado en 15 encuentros ligueros por Asier Garitano, siendo titular en 10 ocasiones: incluido el encuentro decisivo ante el CD Mirandés, en Anduva, que marcó el ascenso del equipo. Acumuló 954 minutos de competición, viendo cinco cartulinas amarillas y una roja.

Diego Belmonte

Periodista. Redactor del CD Leganés en Los Otros 18. También me puedes leer en Cadistasfinos y Proyecto Premier.

También te podría gustar...