Tito acaba con una sequía goleadora de un mes

Foto vía LaLiga

Foto vía LaLiga

Con su gol a la salida de una falta lateral, Tito puso punto final a una racha de un mes sin ver puerta del CD Leganés. La ventaja mínima cosechada en el encuentro de vuelta de dieciseisavos de la Copa del Rey frente al Valladolid (1-0) el pasado martes sirvió además para maquillar un mes de noviembre para olvidar en las arcas blanquiazules, con pleno de derrotas a excepción del último duelo copero.

Tras cumplirse exactamente 31 días desde la derrota leganense por 2-1 ante el Sevilla FC, el club madrileño volvió a festejar un gol, válido para imponerse en casa y acceder a los octavos de final de una Copa que ha salvado un mes ‘horribilis’. El encargado de terminar con este pobre bagaje fue uno de los menos habituales, el defensor Tito, que aprovechó a la perfección su oportunidad en el torneo del KO nacional para reivindicarse.

La pena máxima que anotaría Alexander Szymanowski en el Ramón Sánchez-Pizjuán el pasado 28 de octubre sería el inicio del mal fario entre los goleadores del Lega. Desde entonces, Valencia, Barcelona, Celta y Valladolid pusieron a prueba a unos pupilos de Asier Garitano que, pese a las ocasiones, no atinaron entre palos durante unas largas semanas para la parroquia pepinera hasta la visita de los pucelanos.

En este periodo se han encadenado tres rivales de altura que han favorecido la consecución de cuatro derrotas y la consiguiente caída en la tabla de los puestos europeos hasta una más discreta undécima posición. Sin embargo, las sensaciones no fueron las peores, notándose un bajón progresivo en el rendimiento del equipo con el último parón de selecciones del 2017 entre medias.

Una primera hora ilusionante en el estadio del segundo clasificado no dejó mal sabor de boca. Un seguido fiasco a manos del invicto Barça resultó en cierta medida comprensible. Y una vuelta a casa desde Vigo sin premio después de haber dejado entrever las mayores debilidades del Leganés ha sido la cronología de un mes en la sombra que vio la luz de forma discreta, aunque aliviadora. Ante los blanquivioletas, el marcador fue la mejor noticia de un choque poco vistoso, resultadista.

Este pequeño respiro permite afrontar con otros ojos el siguiente compromiso, el recibimiento al Villarreal en Butarque. Para este domingo, el equipo blanquiazul recupera también al ausente Beauvue en la anterior jornada debido a la ‘cláusula del miedo’, concediéndole mayores posibilidades al cuerpo técnico en lo que a artillería se refiere.

Dani Plaza

Como fui incapaz de dominar la pelota, me puse a escribir sobre ella. Intento de periodista, canterano de la URJC.

También te podría gustar...