No valen las excusas en Leganés

El Leganés sigue construyendo su historia a través de la humildad, del trabajo e intentando hacer las cosas de la mejor manera. Podría considerarse una oda al fútbol si nos detenemos un poco en los datos y en las cifras económicas que rodean a uno de los clubes más humildes de la categoría. No todo son contratos multimillonarios, lujo e intocables estrellas desfilando como en las pasarelas.

Todo esto es una realidad  gracias a uno de los artífices de que este proyecto siga avanzando más rápido de lo que nadie imaginaba. Quién si no, estamos hablando del entrenador, por supuesto. Asier Garitano cogió al equipo en la categoría de bronce del fútbol español y en tres temporadas consiguió el primer ascenso a Primera.

Siempre sin buscar excusas, sin hablar de los árbitros o de la mala suerte. Un hombre que cree en el trabajo bien hecho y en que el esfuerzo siempre da sus frutos. Se le lesionó el portero titular para todo el año, el segundo se le marchó a Italia cabreado, uno de sus mejores jugadores no podrá jugar el resto de temporada y dos de sus jugadores clave estuvieron tres meses en el dique seco. A esto hay que añadir que le costó tres meses vencer en Butarque y no conoce la victoria de visitante desde la jornada 7.

Pero en las dificultades es cuando se crece y trabaja el doble para sacar la situación adelante. La llegada del mercado invernal le trajo muy buenos jugadores y muchas variedades en ataque, aunque el equipo sigue en posiciones peligrosas. No se esconde, no se asusta y no deja que nadie busque escusas. Está viviendo un sueño y solo le restan 11 jornadas para salvar a su Lega y mantener la realidad que están viviendo los pepineros.

El Leganés jugará una nueva final este domingo contra un rival directo como es el Málaga, y volverá a vivir un ambiente especial en un estadio que se volverá a llenar para ver a los suyos.

Mientras tanto, Garitano y sus pupilos siguen en la búsqueda de puntos y de goles. Son el equipo menos goleador de toda la Primera División con 22 goles en 27 jornadas. Suman 6 goles menos que el colista y su máximo goleador hasta la fecha es Szymanoswki con 4 dianas. Pero lo que importa son los puntos y acumulan un total de 25 y el golaverage ganado a su inmediato perseguidor que es el Granada.

Su presupuesto es acorde a su estatus. Es un recién ascendido y tiene uno de los más bajos de Primera, uno de los estadios más humildes, pero siempre lleno para ver a los suyos. El Leganés sigue creciendo, sigue haciendo historia y sigue acumulando el respeto de sus adversarios que ya no lo ven como ese equipo pequeño y fácil de batir. Sin ir más lejos, cosechó un empate en el Sánchez-Pizjuán y a punto estuvo de sacar otro en el Camp Nou.

Daniel Garrido

Escribir, escribir y volver a escribir

También te podría gustar...