El Leganés supera todas las adversidades y consigue una histórica permanencia

Si hablamos de números y de posiciones, bien es cierto que el Club Deportivo Leganés ha conseguido quedarse en Primera con el récord negativo de puntos en una liga donde las victorias suman 3. Los del sur de Madrid han cosechado 35 puntos y acabaron la temporada en decimoséptima posición, la última que te otorga la permanencia. Pero si le damos la vuelta a la tortilla veremos el valor que han tenido los pepineros a lo largo de esta campaña.

No vamos a repetir lo de que hace tres temporadas estaban en Segunda B, que esta era la de su debut en Primera o que entrenador y capitán han pasado por las tres divisiones profesionales del fútbol español. Vamos a hablar de la espectacular temporada que ha hecho un equipo que ha utilizado hasta cinco porteros, que sufrió una plaga de lesiones de sus mejores hombres y que fue el equipo que mejor se reforzó en el mercado de invierno.

Al mando de la nave ha estado un excelso Garitano, que siempre huyó de las excusas y se refugió en un trabajo que se convirtió en realidad. El Leganés no ha estado en puestos de descenso en ninguna de las 38 jornadas de la temporada 2016-17 y eso para un equipo novato y en muchas quinielas para regresar a Segunda es un exitazo. Por lo tanto, una temporada en Primera y todavía no han pisado las tres últimas posiciones.

A pesar de empezar con victoria en Balaídos y empatar en casa ante el Atlético en Butarque, no consiguió brindar una victoria a su afición hasta la jornada 12 ante Osasuna. Butarque se convirtió en un pilar básico para lograr el objetivo de principio de temporada. El campo de mayor asistencia de la Primera División española supuso un punto extra para los pepineros. Especialmente en la segunda vuelta donde estaba todo en juego. Se perdió con un rival directo como el Sporting de Gijón por 0-2, pero tras este varapalo llegaron el 4-0 al Deportivo, 1-0 al Granada, 3-0 a Las Palmas o el 4-0 al Betis.

Dentro de los resultados destacados está la derrota en el último minuto en el Camp Nou, el empate en el Sánchez-Pizjuán, la victoria en Balaídos, empate en Butarque ante el Atlético o los dos empates contra el Athletic de Bilbao.

El técnico vasco ha demostrado que la máxima categoría no le queda grande y que está más que de sobra preparado para comandar la nave pepinera. Ha combinado la defensa de cinco, con el clásico 4-2-3-1 o utilizando dos delanteros.

Muchos jugadores saldrán por contrato, otros han conseguido cartel para optar a equipos con miras más altas pero seguro que consiguen formar un grupo para seguir haciendo historia y conservar el nombre del Leganés entre los elegidos del fútbol español.

Daniel Garrido

Escribir, escribir y volver a escribir

También te podría gustar...