Bendita pareja pepinera: Garitano y Mantovani

Leganés

Foto vía laliga.es

El fútbol ha servido para unir, para esforzarse en alcanzar infinidad de sueños, para superarse día y a día y para conquistar cotas jamás alcanzadas. En el deporte rey podríamos recordar miles de parejas futbolísticas que han hecho historia, aunque mucho más excepcional es rememorar una pareja entre un jugador y un entrenador. Algo todavía más inverosímil sucedió en Leganés, donde se sucedieron dos ascensos en tres años, hasta colocarse en la élite del fútbol español. Gracias a un argentino y a un vasco, que no lo han tenido nada nada fácil, se han roto muchos estereotipos, han logrado convertir en realidad sus expectativas más altas y las de una pequeña ciudad de Madrid.

La temporada 2013-14 marcó un antes y un después para un equipo del sur de la capital que venía de disputar diez consecutivas en la Segunda División B. El destino unió a un entrenador sin mucho caché -y sin apenas éxitos- con un central canterano del Atlético de Madrid.

Las grandes historias siempre cuentan con bonitos comienzos y la de esta extraña pareja no iba a ser menos. La primera campaña en la que coincidieron y el primer ascenso del Leganés, que devolvía al club al panorama futbolístico español. Como vienen haciendo los dirigentes pepineros; lo que funciona no se toca, y Asier Garitano siguió contando con los servicios del férreo central argentino.

La campaña 2014-15 confirmó la valía del técnico vasco como entrenador de élite y la veteranía de Martín Mantovani como su mano derecha en la cancha. Un décimo puesto que supo a gloria y que plantó las bases de un año crucial. Nadie contaba para las primeras plazas con el Leganés, pero en la temporada 2015-16 solo le logró superar el Alavés. La segunda posición supuso el ascenso por primera vez a la categoría reina.

Lejos de volverse locos, la cordura reinó una vez más en el sur de Madrid y tanto entrenador como capitán renovaron, mientras la mayoría de sus compañeros eran reemplazados. El capitán del barco y el del vestuario siguieron al frente de los blanquiazules para completar la primera temporada en Primera División. Con altibajos y mucho esfuerzo se logró la salvación a falta de una jornada y Mantovani debutó con 32 años en la élite como capitán del CD Leganés.

Leganés

Foto vía laliga.es

La presente campaña empezó incluso mejor que la anterior, pero una inoportuna lesión y el buen hacer de la zaga han relegado a Mantovani al banquillo. El capitán sabe que la edad empieza a ser un obstáculo cada más palpable, pero Garitano sigue confiando en él y seguro que seguirá contando con los servicios del argentino.

Esta unión ha permitido a Garitano convertirse en el entrenador pepinero con más encuentros dirigidos, 171 hasta la fecha, y ser el artífice de jugar en la Liga, al igual que Mantovani, jugador con más partidos disputados, un total de 142, y el único futbolista que ha marcado en Segunda B, play off, Segunda, Primera y Copa del Rey.

Tanto el míster como el central terminan contrato en 2018 y esperan prorrogar los éxitos del Leganés y sus respectivos compromisos. Aunque antes deben centrase en la presente edición y disfrutar de un equipo que está convirtiéndose en una de las revelaciones ligueras. Marcha en la novena posición y está a punto de alcanzar los octavos de final de la Copa del Rey, tope al que han llegado en esta competición.

Daniel Garrido

Escribir, escribir y volver a escribir

También te podría gustar...