2016 será para siempre el año del ascenso pepinero

Foto vía laliga.es

Estamos en unas fechas donde soñar es la acción más repetida por los más pequeños, pero también por los mayores. Días donde los nuevos propósitos se ciernen a la espera del año nuevo y jornadas para reflexionar sobre todos los éxitos y fracasos acontecidos. Para la familia pepinera será un año histórico, un año imposible de olvidar, un año repleto de alegrías que han dejado al equipo en Primera División y con cuatro puntos por encima del descenso en este parón navideño.

Leganés

Los jugadores celebran en Anduva el ascenso a Primera.
Foto vía elconfidencial.com

Si difícil será olvidar esta temporada, todavía más la jornada y el lugar que les convirtió en equipo de la máxima categoría del fútbol español. El 4 de junio de 2016 será para siempre fiesta en Leganés. Miranda de Ebro y Anduva fueron los testigos indirectos de un ascenso que se forjó a lo largo de toda la temporada, un equipo que no salía en las quinielas para ascender y que estuvo comandando la clasificación durante mucho tiempo.

La jornada 42 propició la culminación de un sueño que tardó en producirse 88 años. El Leganés alcanzó la gloria con mucho sufrimiento y ante más de 2.000 incondicionales que viajaron con el equipo para ver la hazaña en directo. Pablo Insua será recordado para siempre como el jugador que marcó el gol definitivo, el que les aupaba a la segunda posición de Segunda División y les hacía equipo de Primera. Un córner, un cabezazo, la portería a cero y un equipo que nunca deja de creer. La gesta estaba lograda y ahora toca disfrutar jugando contra los más grandes.

Garitano y su proyecto

Si hay un nombre que debe resaltar por encima del resto es el entrenador de este equipo. Cuando las cosas vienen mal dadas la culpa siempre es para el banquillo, pero en esta ocasión, el éxito también proviene desde fuera del terreno de juego. Asier Garitano ha sabido conducir a sus pupilos hasta la máxima categoría. Cogió al club en Segunda División B y ha ido introduciendo sus pinceladas para lograr lo que nadie imaginaba. El míster todavía mantiene algún jugador de la categoría de bronce y la mayoría de los de plata. No se ha vuelto loco con las victorias y ha seguido confiando en los jugadores que lo han destapado como uno de los mejores entrenadores españoles.

Si era difícil luchar contra los mejores en la nueva campaña las lesiones se han cebado con plantilla, pero lejos de buscar escusas, solo quiere disfrutar de un año especial. Ha tirado de jugadores de la cantera, ha cambiado el sistema de juego y ahora espera como agua de mayo algún fichaje que compense a la plantilla y las bajas de larga duración.

Larga vida al capitán

La labor técnica no habría sido lo mismo sin la figura del defensa argentino Martín Mantovani. El excelso central llegó al club procedente de una cesión por parte del Oviedo. Participó en los dos ascensos consecutivos que han permitido al capitán convertirse en un icono para el club y los aficionados. Con 32 años tiene cuerda para rato y todavía espera seguir creciendo de la mano del club y del entrenador que le hicieron grande en el deporte rey español.

Leganés

El pelo azul del capitán tras el ascenso. Foto vía deportivoleganes.com

Mantovani es el alma del equipo, el entrenador dentro del terreno de juego y el hombre a seguir cuando toca remar contra marea. Pero tampoco nos podemos olvidar de tantos otros muchos jugadores que ayudaron al Leganés a alcanzar la segunda posición liguera, siendo el equipo más goleador del año y el segundo menos goleado.

Aunque se perderá lo que resta de temporada, el portero Serantes fue imprescindible e insustituible para Garitano. En la defensa podríamos destacar la labor de Insua, Víctor Díaz o Bustinza. En el centro del campo fueron un auténtico puñal jugadores como Timor, Gabriel Pires, Rubén Peña, Omar o Satre. Para acabar con los goleadores como fueron Szymanowski con 12 goles, Guillermo con 5 y Lázaro con 7 tantos.

El sueño hecho realidad

Tras 88 años de historia, el Leganés se ha convertido en el 61º equipo que ha logrado jugar en Primera División. Con la ilusión por bandera y la máxima de disfrutar de lo que les toca vivir, el camino no está siendo nada fácil.

La lesión para lo que resta de temporada de Serantes y Rober Ibáñez han mermado los planes de Garitano. Para la portería se consiguió la cesión de Herrerín, lo que conllevó la rebeldía del portero suplente Brignoli. En defensa las bajas se han sucedido a lo largo de la presente campaña, Diego Rico y Adrián Marín han pasado mucho tiempo sin poder ayudar al equipo. Tampoco ha sido fácil para los centrocampistas con las amonestaciones y la lesión del jugador puntero Szymanowski que podría regresar en liga ante el Betis. En ataque, el delantero Koné todavía no ha podido debutar debido a sus molestias prolongadas.

El Lega se ha convertido en un equipo fiable a domicilio y empieza a carburar en casa tras cosechar una victoria y dos empates locales consecutivos. El comienzo de año se antoja complicado con la visita al Villamarín y el Athletic de Bilbao en casa, pero de momento toca volver a ponerse en forma y pedir a los Reyes Magos algún refuerzo.

Leganés

Los jugadores celebran la 1ª victoria en Butarque en Primera División.
Foto vía laliga.es

Daniel Garrido

Escribir, escribir y volver a escribir

También te podría gustar...