Las cuentas del Granada

Esta temporada el Granada CF no se ha librado de las calculadoras humeantes del final de Liga. La falta de intensidad y de acierto en partidos clave han condenado al equipo de Lucas Alcaraz a disputar una feroz final en Valladolid. El Granada se juega su cuarta temporada consecutiva en Primera y evitar a toda costa hundir en Segunda un proyecto deportivo ilusionante al que esta campaña le ha faltado cierta personalidad sobre el césped.

Ganar, esa es la clave. Al Granada le gustan las finales fuera de casa: ascendió a Segunda en Alcorcón y a Primera en Elche. Precisamente a ese espíritu apela la plantilla y la afición. Si el Granada vence en Valladolid se asegura la permanencia pase lo que pase en el resto de estadios. El reto se plantea complicado, la última victoria del Granada fue el 12 de abril en Los Cármenes ante el Barcelona, desde entonces solo ha logrado un gol y un punto (ante la Real Sociedad), por contra, ha encajado 10 tantos. Además, los violetas también se juegan la vida.

Sumar un punto también es factible. Los rojiblancos solo descenderían empatando en el José Zorrilla si pierden Getafe y Almería y gana el Osasuna. De producirse esta tesitura, el cuádruple empate  no se desequilibraría con el goal average, sino calculando quienes de los cuatro conjuntos han sumado más puntos en sus enfrentamientos directos, situación que enviaría al Granada a Segunda. La derrota, claro está, no vale en ningún caso.

La ciudad ya está en tensión. Esta semana un grupo de aficionados se ha desplazado al entrenamiento para pedir el máximo esfuerzo a los jugadores. Un peso pesado como Iturra aseguró «que del plantel depende sacar al Granada del embrollo en el que le han introducido». Los 11 de Alcaraz no estarán solos, 400 aficionados, según granadadigital.es, se desplazarán a Pucela. Se esperaba una cifra cercana a los 900, pero la iniciativa del club de abonar el coste del viaje (los aficionados solo deben pagar los 40 euros de la entrada) no ha tenido la acogida esperada. Pese a ello, la animosa hinchada rojiblanca vibrará, esté donde esté, por la ansiada salvación.

Andrés Porcel

Profesional de la comunicación. Es de los optimistas que piensan que otro periodismo deportivo es posible. Su primera camiseta de fútbol fue la del Bayern. Ha visto ascender al Granada desde Tercera a Primera. La Bundesliga es su modelo.

También te podría gustar...