Granada CF – FC Barcelona: Rojiblanco y nada más

La intensa semana en el universo del Granada CF finaliza esta tarde a las 17.00 horas con la despedida definitiva de la temporada ante el líder del campeonato, el Fc Barcelona, en Los Cármenes. La casa rojiblanca horizontal tendrá la oportunidad de celebrar una nueva permanencia, lograda el pasado domingo en el Sánchez Pizjuán después de golear por 1-4 al Sevilla, y de que las combinaciones en los partidos de los rivales por evitar la quema resultasen fructíferas para el Granada: el Rayo perdió en San Sebastián 1-2 ante la Real mientras que Getafe y Sporting empataron en Madrid. La formación nazarí evita su gran temor, jugarse la salvación en la fecha de hoy frente al Barça.

La fiesta solo debe ser rojiblanca. No es para menos después de asegurar la sexta temporada consecutiva del Granada CF en Primera División. El objetivo es un hecho tras la exitosa llegada del gaditano José González al banquillo, un hombre de pocos alardes que había trabajado entre Segunda y Segunda B entrenando a equipos como el Cádiz, el Albacete, Córdoba o Real Murcia. González ha inyectado al Granada la dosis de orden táctico y estilo -el del contragolpe- que le faltaba con Sandoval. Sus números, pura y objetiva estadística, son de Europa League. El míster ha sumado 19 de 36 puntos posibles, desde que firmó por el equipo en la Jornada 26, logrando cinco victorias (Deportivo, Sporting, Levante, Las Palmas y Sevilla), cuatro empates consecutivos (Espanyol, Rayo, Athletic y Málaga) y tres derrotas (Betis, Atlético y Celta).

Granada debe rendir hoy homenaje a sus hombres. Figuras como Rochina, que ha desplegado todo su nivel en la media punta. El valenciano se ha convertido en crack realizando labores de enlace entre el centro del campo y la delantera, donde ha podido ejecutar su técnica, movilidad y verticalidad entre espacios. Los cruciales 16 tantos de El Arabi, una vez más echándose el equipo a la espalda cuando peores eran las sensaciones. La electricidad de Peñaranda o Success, el músculo de Doucouré (vuelve al Watford después de su cesión) en sala de máquinas o el carácter que aportan Ricardo Costa, Miguel Lopes o Babin  a la defensa nazarí. Será día de despedidas. La afición de Los Cármenes dice adiós a Diego Mainz, el central madrileño de 33 años, único superviviente en la plantilla de los dos ascensos consecutivos desde Segunda B a Primera. Otro futbolista legendario en la historia del Granada CF, que se suma a nombres como Nyom, Roberto o Ighalo.

También puede ser el último partido de Quique Pina en la presidencia del Granada. El directivo murciano es arquitecto del sueño futbolístico que vive la ciudad desde que asumiese la gestión del club en Segunda División B. Gino Pozzo, máximo accionista rojiblanco, está muy cerca de vender el equipo a un grupo de inversores chinos que aterrizarían con Pere Guardiola (hermano del todavía entrenador del Bayern, Pep Guardiola) al frente. Pina dejaría así la entidad, aunque todavía se agarra a la opción de que un inversor de su confianza asuma las acciones del club, lo que aseguraría su continuidad.

Hoy el Granada puede ser juez de La Liga. Si gana al Fc Barcelona y el Real Madrid hace lo propio con el Deportivo de La Coruña los blancos celebrarán el título. Los culés llegan con el gran objetivo de firmar su 24º campeonato liguero en Los Cármenes. Pero eso no debería convertir al estadio en una representación de la batalla del duopolio, más después de una semana en la que las alcantarillas periodístico-deportivas de este país han intentado ridiculizar al equipo andaluz con representaciones de maletines o motivaciones infundadas. A este teatro se han sumado futbolistas de la plantilla: David Barral o Fran Rico, en un clamoroso error de comunicación del club, que no ha evitado el juego absurdo.

Tampoco ha habido contundencia, nada más que por parte de la agrupación de peñas G19, para tumbar los rumores de compra de partidos que se han vertido sobre el Granada en las últimas jornadas: tanto desde medios de comunicación valientes con los clubes humildes y pelotas con los gigantes, como también desde la presidencia del Rayo Vallecano, en manos de Raúl Martín Presa. Acusaciones sin fundamento y sin denuncia -por inexistencia de pruebas-, fruto en muchas ocasiones de los nervios que provocan los resultados adversos a pocas horas de que se resuelva el puzzle del descenso. Esta tarde Granada debería reivindicar a su equipo, y nada más. Ganar por orgullo y por respeto a la camiseta. Le pese a quien le pese, el rojiblanco horizontal seguirá siendo un color de Primera División.

Posibles alineaciones:

Granada CF: Andrés, Miguel Lopes, Babin, Ricardo Costa, Biraghi, Doucs, Rubén Pérez, Rochina, Cuenca, Peñaranda y El-Arabi.

FC Barcelona: Ter Stegen, Dani Alves, Gerard Piqué, Mascherano, Jordi Alba, Busquets, Rakitic, Iniesta, Messi, Neymar y Luis Suárez.

Andrés Porcel

Profesional de la comunicación. Es de los optimistas que piensan que otro periodismo deportivo es posible. Su primera camiseta de fútbol fue la del Bayern. Ha visto ascender al Granada desde Tercera a Primera. La Bundesliga es su modelo.

También te podría gustar...