Granada CF 0 – 1 Rayo Vallecano: Manucho dinamita Los Cármenes

Saltaron las alarmas en el Nuevo Los Cármenes. Las alarmas y las butacas, banquillos y marcador. Todo se fue por los aires en el último minuto merced a un tanto de Manucho que deja al Granada en la UCI. Caparrós no da con la tecla y encadena la cuarta derrota consecutiva del equipo nazarí.

El ambiente estaba ya enrarecido en Los Cármenes antes de comenzar el encuentro. La inesperada derrota contra el Levante en el mismo escenario, el vapuleo (aunque esperado) del Barcelona y la polémica de Málaga habían crispado a una afición que a pesar de todo acudió fiel a la cita con su Granada. La atmósfera era altamente volátil y sólo hacía falta algo de chispa para que explotara. Y no empezó el partido de forma amable para el respetable granadino; el Rayo jugó a lo que nos tiene acostumbrados y borró del mapa a los locales durante toda la primera mitad. Si bien es cierto que los pupilos de Jémez fueron de más a menos, la primera media hora del Rayo fue excelsa. A pesar de la mordiente local comandada por Iturra en el centro del campo, los vallecanos se encontraron con la mejor versión de sí mismos, ofreciendo toque y verticalidad a falta de ese último pase que no llegaría en los 90 minutos reglamentarios. Esta superioridad visitante se haría patente en el minuto 12, cuando Roberto se lució ante un disparo con rosca de Licà que iba directo a la escuadra. El segundo aviso del Rayo llegó ocho minutos más tarde, cuando de nuevo Roberto se adelantaba a Bueno en el área pequeña para tapar un posible mano a mano. Sin embargo, todo lo que se diluía en ataque se concentraba en defensa por parte de los de Jokin. La intensidad al límite del reglamento del Granada marcó el cuarto de hora final de la primera parte con resultado dispar para unos y otros. Las interrupciones cortaron el ritmo del Rayo y espolearon a los hoy únicos rojiblancos sobre el verde. En el 35′ y de falta directa se asomaba el Granada por primera vez a la meta de Toño, quien se encargaría de despejar de puños en esta ocasión, y en el 39′ era Murillo quien mandó su testarazo alto por poco. En plena estirada granadina morían los primeros 45 minutos. La reanudación sería una historia bien distinta.

En la segunda mitad el Granada cambió la cara con las incorporaciones de Rochina y El Arabi. Salió a presionar arriba, a crear problemas a la zaga visitante y poner en apuros a Toño. El Rayo seguía cumpliendo el plan previsto. Parecía destaparse entonces la caja de Pandora: ya en el 46′ muy cerca estuvo Piti de enchufar una volea desde dentro del área que finalmente se fue alta. Un Piti por cierto que sigue sin aparecer a pesar de que hoy jugó más cerca de su posición natural. Para entonces, la lucha en el centro del campo seguía siendo el principal mal para el espectáculo y el espectador, unido a la crisis de gol que atraviesa el conjunto granadino. Y así sería hasta el delirio final rayista.  Dos estilos radicalmente opuestos elevados a su máximo exponente que únicamente dejaron fisuras a falta de cinco minutos. En el 85′ Manucho enmudecía Granada por primera vez, pero el colegiado acertó anulando su tanto en fuera de juego. En el 90′ se cambiaban las tornas y fue Babin el que no cazó por centímetros un balón en el área tras una falta botada por Fran Rico. Se lastimaba el estadio por la ocasión fallida, que acarreaba además perder una oportunidad de ganar a un rival directo en casa. Pero lo peor estaba por llegar. En el último minuto, en la última jugada, Nyom completaba un nefasto encuentro condenando a su equipo al regalar un balón en campo propio a Embarba. En dos pases, Manucho se plantó solo en el área y cruzó el balón ante la salida de Roberto. 0-1  y ya no hay tiempo para nada más.

Mes horribilis el que está viviendo un Granada que sigue dejándose puntos en su liga y nuevo desastre de Caparrós, que continúa sin encontrar el esquema adecuado entre mil y una probaturas. El Rayo Vallecano por su parte respira con un nuevo triunfo a domicilio y mira hacia arriba con 11 puntos, por las 8 unidades de los nazaríes. Manucho sacó la anilla de la ‘Granada’ y secó la pólvora del Rayo anoche con su primer tanto.

Ficha Técnica

Granada CF: Roberto; Nyom, Babin, Murillo, Foulquier; Iturra, Sulayman (Rochina min. 46), Fran Rico, Sissoko (Juan Carlos min.78); Piti, Ortuño (El Arabi min. 59).

Rayo VallecanoToño; Tito, Amaya, Abdoulaye, Insua; Baena, Trashorras; Licá (Embarba  min. 77), Bueno (J. Pereira min. 45+1), Kakuta; Leo Baptistao (Manucho min. 84).

 

Goles: 0-1 Manucho (min. 90+3).

Árbitro: Jaime Latre (Comité Aragonés). Por parte de los locales, amonestó con tarjeta amarilla a Sulayman (45+2′), Nyom (69′), Piti (72′) y Fran Rico (80′). Por parte de los visitantes, amonestó con tarjeta amarilla a Amaya (37′), Pereira (38′), Abdoulaye (53′), Insúa (85′) y Baena (89′).

Estadio Nuevo los Cármenes, con 16.145 espectadores.

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...